Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

20 años no son nada

19/09/2010 18:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ingratitud del trabajo social, que en muchos casos pasa tan inadvertido como una sombra, Pasé más de veinte años colaborando con el Servicio Penitenciario Bonaerense, sin que ellos se hayan enterado por que puerta entré y por cual puerta salí

Fueron aproximadamente 23 o 24 años, no importa año más, año menos,

<a href=

obtuve mi permiso para ingresar en los penales de máxima seguridad, la misión; ayudar a los presos a su recuperación, que creyeran en Dios, leyeran la Biblia y cambiaran de actitud.

Pasé momentos duros y difíciles, incomprendido por los mismos guardias cárceles que te tenían horas esperando para después permitirte el ingreso, o que te impidieran el ingreso con la mínima excusa después que habíamos viajado largas horas hasta el lugar (La primer cárcel fue la Unidad 5 de Mercedes) O que te minimizaran a tal punto cómo que solo ibas a molestarlos a ellos por que tenían que abrir las rejas para que pasaras.

El camino era duro porque no tenía ningún apoyo económico, yo había decidido trabajar por mi cuenta para disponer un día en la semana, primeramente era miércoles, y en ningún trabajo me irían a conceder que faltara un día en la semana, pues para poder visitar la cárcel se necesitaba un día completo porque yo vivía a 100 km. de la Unidad.

La pregunta es: ¿Que lleva a una persona a realizar ayuda solidaria? cualquiera diría: "Quédate en tu casa" como lo insinuaban algunos guardias; pero como cualquier otra persona, bien podría ser un rescatista o un enfermero en una guerra, no sé, es algo que se siente en la piel, un día me invitaron a ir a una Unidad carcelaria y allí quedé.

Del mismo modo que un rescatista trata de salvar una vida de abajo de los escombros, nosotros tratábamos de salvar una vida de bajo de un submundo de drogas, alcohol, delincuencia o muerte, siempre creyendo en que Dios si puede cambiar a las personas.

A través de tantos años, hoy día siento que no puedo comprender al delincuente que sale a robar, que mata impune mente, pero si puedo llegar al corazón de un preso, y por más que me digan que es lo mismo, yo siento que no es lo mismo, siento que puedo sentarme a escuchar a una persona que esta quebrada, con una larga condena por las espaldas, que te habla y te escucha, lejos de sus seres queridos y que en el aire flota la esperanza de un verdadero arrepentimiento.

Aquellos primeros momentos fueron duros, hasta tuve épocas en que pedí a los micros que me llevaran sin pagar porque no tenía plata ni para el boleto, pasé necesidades, hambres y fríos, luego vinieron 6 hermosos años de visitar una Unidad en La Plata, Unidad 18, allí conocí a una persona que después fue un gran amigo, visité presos ya en libertad quienes experimentaban un verdadero cambio en sus vidas, (No fueron muchos) Visité comisarías, donde pude hablar con muchos delincuentes presos, solían darme una credencial para ingresar a las unidades carcelarias otorgadas por el Servicio Penitenciario que debía renovar cada año.

Un día decidí retirarme, cansado de esos viajes, en que salía a la mañana y retornaba al anochecer, luego de más de veinte años en que un día no sé como se me habrieron las puertas de aquellas cárceles para ingresar y otro día yo mismo las cerré y me retiré como un jubilado, como un cansado viajero o como se retiran los guardiacárceles, sin gloria, sin premio, sin que siquiera el Servicio Penitenciario se hubiese enterado que algún día estuve allí.

Sin embargo, aquella experiencia dejó su huella, marcó un camino que quizá no encuentre su retorno en nadie más que en uno mismo, aquella satisfacción personal que en lo íntimo te hace sentir lo que valió la pena, la satisfacción de haber salvado a lo menos... en 20 años una vida.


Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
312
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.