Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Coyote escriba una noticia?

Acerca de la "Modernidad líquida"

18
- +
03/10/2019 19:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La modernidad se escapa en las manos de todos. el deseo de gratificación y la necesidad creada de cambios distorsionan la percepción que se tiene de la realidad

    Hablar de la «Modernidad líquida» es hablar de un concepto que en su momento fue premonitorio y hoy resulta profético dadas las circunstancias particulares que definen la realidad actual, algo que el sociólogo y filósofo polaco Zigmunt Bauman pudo visualizar y desarrollar teóricamente para develar a los menos entendidos -y mas incautos tal vez- los riesgos del desarraigo a los preceptos del pasado siglo XX, específicamente la primera mitad de éste, y el avasallante incremento del consumismo, con las previsibles consecuencias en la forma de pensar, ser y actuar de los individuos de diferentes sociedades alrededor del mundo.

    La teoría de Bauman alude a lo efímero de las estructuras que soportan las relaciones interpersonales de los hombres en el presente y el desapego a un sistema de valores éticos y morales vigentes hasta hace apenas 50 años atrás

A principios del siglo pasado el comportamiento de las personas estaba regido por una disciplina férrea soportada en valores sólidos de obediencia y respeto a tradiciones y costumbres que venían de antiguo transmitidas por abuelos y padres de generación en generación y cuya observancia se convertía prácticamente en dogma de vida para millones, todo esto íntimamente ligado a las creencias religiosas propias de la cultura occidental en donde el cristianismo y en específico el catolicismo, tuvieron – y tienen todavía – preponderante influencia en su consagración y dominio.

    Con el tiempo, esta situación fue cambiando de la mano de los avances científicos y tecnológicos y también con la masificación y democratización de los medios de comunicación. Fue creándose un proceso de alejamiento y desprendimiento de las viejas estructuras, por supuesto, con la aparición de Internet y el acceso casi sin restricciones a la información, el proceso se aceleró y adquirió dimensiones insospechadas.

    La incidencia de esta nueva visión de la realidad, la llamada «realidad líquida» del autor polaco, afecta distintos aspectos de la existencia individual con repercusiones comunitarias; «Amor líquido», «Vida líquida», «Tiempos líquidos», «Sobre la educación en un mundo líquido»; son títulos en donde éste explica los pormenores de un nuevo orden de ideas y conducta en los individuos que podrían resumirse de la siguiente manera:

Con respecto al amor, el desarraigo a lo establecido se manifiesta con un miedo al compromiso y una negativa a la renuncia de la libertad, lo que se traduce en relaciones inestables y de poca duración, en tanto que lo que se busca en la pareja es la rentabilidad y el beneficio que pueda brindar a corto plazo.

La teoría de Bauman alude a lo efímero de las estructuras que soportan las relaciones interpersonales de los hombres.

En cuanto al sentido de pertenencia, no se sienten ataduras geográficas, se da prevalencia al movimiento y la búsqueda constante de experiencias evitando echar raíces en cualquier sitio.

    En el trabajo, las empresas se renuevan con periodicidad y requieren empleados y trabajadores capaces de cumplir múltiples funciones y aquel que no pueda hacerlo es fácilmente reemplazable, con esto, desaparecen los puestos laborales de toda una vida.

El mayor reto es para la educación y su capacidad de poder adaptarse a una sociedad inundada de información al alcance de todos, para las escuelas y las universidades que ven socavada su posición de privilegio como únicos centros del saber, mas aún, de como pueden, de una vez por todas, ofrecer conocimientos verdaderamente relevantes y útiles para campos de trabajo emergentes, que impulsen el desarrollo de la naciente aldea global que es el planeta.

    Se deduce entonces que el consumo, los cambios y la renovación indiscriminada, sin sentido incluso, sin una necesidad real, lo que provoca y promueve es la ansiedad y la frustración de los participantes en dicho proceso; es decir, la inmensa mayoría de seres humanos.

    El afán de renovación, el deseo inducido de conseguir lo nuevo, lo último, lo novedoso, sea ya en el ámbito de las ideas, los bienes y servicios o las emociones y sentimientos; en otras palabras, la gratificación inmediata y momentánea aniquilan esa aspiración de trascendencia muy propia del espíritu de occidente e instala, mejor dicho, institucionaliza la cultura de lo «desechable» que tanto daño ha hecho en tan poco tiempo de historia. La «Modernidad líquida» se diluye en las manos del hombre y es así como no espera su aliento, su recuperación.

 


Sobre esta noticia

Autor:
El Coyote (12 noticias)
Visitas:
145
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.