Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alejandra Tor escriba una noticia?

El actor profesional, definición de Federico Herrero

27/10/2014 16:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el caso del actor y artistas de la actividad teatral, existen una serie de necesidades singulares en el aspecto legal para su ejercicio profesional

El actor profesional.

Federico Herrero y Nicolás Francisco Herrero, directores y profesores de teatro, dictaron en la Facultad de Letras y en el Teatro Escuela Central de ciudad de Buenos Aires, una conferencia, tema.

Actuación, sistemas de entrenamiento.

Es a destacar que  las actividades que realizan los directores Federico Herrero y Nicolás Francisco Herrero, están las constancias en las distintas entidades de Argentina, dedicadas a la actividad teatral.

De la conferencia citada a continuación conceptos contenidos, desde mi punto de vista.

En un instante de la conferencia citada Federico Herrero, ante la pregunta de un estudiante de actuación presente, genera una respuesta del director que yo considero muy interesante.

La misma es la aclaración de que es un actor profesional.

Federico Herrero y el siguiente concepto: un profesional es quien ejerce una actividad que requiere de conocimientos formales y especializados. 

Para convertirse en profesional, una persona debe cursar estudios, por lo general, terciarios o universitarios y contar con constancias legales que avalen los conocimientos adquiridos y la idoneidad para el ejercicio de la profesión.

Por lo tanto aclara el director Federico Herrero, siempre sugiero al estudiante que en el momento de elección de escuelas, tenga en cuenta, no únicamente en esta actividad, que estén preparadas para la solución de los temas anteriormente citados.

En el caso del actor y profesionales de la actividad teatral, existen una serie de necesidades singulares en el aspecto legal, imposibles de contarlas en una conferencia como la presente.

Ejemplo: Marta es actriz pero no profesional, creo que actúa en el teatro..., yo la fui a ver y me gusto la obra y su actuación entonces decidí pagarle los estudios para que se convierta en actriz profesional, pero a cambio espero dedicación y compromiso de ella....

Los directores aclaran que en todas las actividades, las personas autodidactas logran muchas veces romper con las barreras establecidas por la sociedad acerca de cuáles son los requisitos para convertirse en un profesional, muchos de los que toman la decisión de estudiar por sí mismos, sin acudir a centros de formación tales como facultades, conservatorios o profesorados, consiguen puestos de trabajo para los cuales se suele requerir un título o diploma.

De todas formas los directores, refiriéndose al punto anterior explican que a veces, en algunas actividades, la práctica si esta orientada con corrección se convierte en escuela, lo cual está ligado al azar.

Federico Herrero aclara que la calificación de profesional no sólo está vinculada a los conocimientos o al título habilitante, sino que también puede hacer referencia al compromiso, y la excelencia en el desarrollo de las actividades.

Los directores aclaran que en el caso de la actuación, las distintas productoras de espectáculos en los distintos ámbitos exigen un título para ser admitido. 

El camino de la formación independiente no siempre es el ideal. Por otro lado, si uno apunta a montar su propia compañía, la libertad que proporciona no estar ligado a un estudio formal resulta muy compatible, dado que permite racionar el conocimiento según las necesidades y la disponibilidad de cada momento.

El adjetivo profesional también hace referencia a la actividad que se lleva a cabo como profesión (en el sentido de que implica una retribución económica), y no como afición o pasatiempo. 

Los directores suman al concepto anterior que el actor debe luchar para que su tarea sea retribuida económicamente, desde el punto de vista de Federico Herrero, lo citado es clave para que al actor, el director, el escritor, y los hombres de las múltiples especialidades del espectáculo le den dignidad a su persona y la actividad.

Un individuo que actúa todas las semanas no es actor profesional, ya que sólo lo hace a modo recreativo. 

En cambio aquel que actúa todas las semanas a cambio de dinero es un profesional del arte.En este sentido, incluso un individuo con pocos conocimientos y sin habilidades dignas de ser destacadas puede ser considerado un profesional en un área dada, mientras que alguien que dedica largas horas al día al mismo campo, con resultados brillantes y consiguiendo importantes descubrimientos, pero sin una relación laboral con una compañía es un mero aficionado. 


Sobre esta noticia

Autor:
Alejandra Tor (267 noticias)
Visitas:
1082
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.