Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Acuerdos políticos en Méjico estarían sujetos a España y Roma por el oro venezolano

21
- +
27/10/2021 23:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esto, es un mundo de aventuras y, los Tratados con España aportaron cierto alivio a la tensión existente con el mundo europeo y los mismos Estados Unidos de Norteamérica

El Reloj del Tiempo.

Francia y España, colapsaron en el campo diplomático por haber permitido en su haber tantas matanzas de inocentes. Hasta el momento no hay una señal de luto, menos un proceso legal contra los culpables, de todas maneras, esas guerras privadas contra sus súbditos revelan un freno a las disensiones mutuas., todo se encuentra enmarcado a un circulo de activistas y ya basta de largos discursos que son acogidos con tanta frialdad.

Hay suficientes infracciones diplomáticas en el tiempo. Y aventuras que se han dado desde Londres, donde se encuentra abonado nuestro oro. Hay muchas pesquisas que se pueden comenzar para comprometer sectores responsables del gobierno bolivariano por su debilidad ante el poder.

Esto, es un mundo de aventuras y, los Tratados con España aportaron cierto alivio a la tensión existente con el mundo europeo y los mismos Estados Unidos de Norteamérica, pero, Donald Trump y Vladimir Putin tienen razón en cuanto el poner orden a Latinoamérica en cuanto lo financiero y restringir el dólar porque es una moneda norteña, aunque tiene un valor internacional junto a la lira esterlina y el euro.

Este mal uso del dólar ha creado desconfianza reciproca entre Venezuela y el norte. Porque sigue acrecentándose bajo las informaciones de un grupo de testaferros que esta moneda ha sido utilizada por venezolanos para hacer malas negociaciones.

En una oportunidad un alto dignatario refiriéndose a propósito de Isabel que:” Puesto que esa mujer es causa culpable de que se pierdan para la verdadera fe tantos millones de almas, no cabe duda de quien la quite de este mundo con la piadosa intención de servir a Dios, no solo no pecará, sino que adquirirá méritos para la gloria”. Esta declaración data de 1580 y expresa a la perfección la mentalidad del mundo católico superexcitado en aquella época y de la casuística jesuítica puesta de moda. Fueron innumerables las intrigas urdidas para su realización porque el único interés era colocar a María Estuardo en su trono y conciliar el proyecto de restablecer el catolicismo en Inglaterra.      Las cartas salían más allá de las fronteras escocesa donde se encontraba recluida María Estuardo y le escribía a Felipe II, al rey de Francia, al papa y a los fieles para que viniese una ayuda exterior y proyectos de liberación, planes de Golpe de Estado destinados a derrotar a Isabel de su trono. Desde prisión, María creo una red de intrigas en la que complico a toda Europa y, cuando el gobierno descubrió aquellos manejos, la reina de Escocia pretendió no saber una palabra de nada. Era una maestra en el arte del disimulo. Gran Bretaña y España siempre han estado unidas en las grandes conjuras del mundo y hoy, el perfil es el mismo, Madrid es el centro de conjuras hacia Venezuela y los ministros dl presidente Maduro no se han revelado en sus opiniones, guardando un total hermetismo sobre el enfoque del poder y cada uno, se cree dueño del mismo.

El punto final en Méjico lo marcaria Zapatero y Baltazar Garzón

La angustia de aquella época se expresaba en visiones apocalípticas y muchos creían próximo el fin del mundo. Debido a entraron en una guerra religiosa de los Treinta Años, donde las ideas cristianas no ejercían ya la misma influencia decisiva en política, pues en tantos años se habían producido cambios profundos en la situación internacional. La supremacía  de la casa de Asturias se había desvanecido y España pierde su hegemonía y Francia pasa a ser la primera nación de Europa, mientras en Suecia y Holanda se disponían a asumir categoría de grandes potencias que en la actualidad se encripta en una historia política audaz junto a Méjico   para darle impulso al dialogo con Venezuela y, donde se busca poner en dominio un solo mensaje, el dado por el presidente Nicolás Maduro Moros  que introduce un lenguaje donde nadie puede perder el hilo del discurso porque maneja categorías lingüísticas reflejadas en 1889, cuando el mundo civilizado levanto la hoguera y estatua de Giordano Bruno, mártir de la ciencia que se rebelo e hizo sentir un nuevo orden del pensamiento y, el filósofo vivió encarcelado siete años, primero en Venecia y luego en Roma., pero nadie pudo quebrantar sus convicciones y aquí una de sus sentencias: “ Vosotros, los que sois y hoy me juzgáis tenéis que temer mucho más  que yo,   aunque haya que sufrir vuestra sentencia”.  Quién toma a Nicolás Maduro Moros como ignorante se encuentran explícitamente equivocados y Juan Guaidó y Leopoldo López más allá de su esfuerzo por Venezuela han fragmentado la unidad ideológica de copei y la lógica nos patentiza una crisis escolástica.

La Guerra de los Treinta Años, tuvo una lucha en varios frentes, particularmente en Italia y Alemania, ya que España tenia bajo su dominio y posesión, el ducado de Milán y se tuvo que proteger a los católicos del Valle de la Valtelina, apoyándolos contra los protestantes del cantón suizo de los Grisones. Se formó una coalición entre Saboya, , Francia  y Venecia contra los españoles, a su vez,   España  se confedero con Génova,   Parma, Módena y Toscana, luego se llegó a  un acuerdo llamado de Monzón, por el que se reconoció la libertad de La Valtelina, ( enero de 1626).  Otra guerra de mantuvo en Italia, a consecuencia de la sucesión del ducado de Mantua, terminada por la paz en Cherasco, 1631, de la que tampoco España tuvo resultado positivo.

En tal sentido, no se ha escuchado ninguna reunión entre Jorge Luis Rodríguez Zapatero en su oficina cerca del palacio de La Moncloa entre Leopoldo López, Juan Guaidó, Juan Carlos Monedero, Antonio Ledezma, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón con el Rey Felipe VI. Cualquier similitud con el pasado, es una realidad, los tiempos se calcan y aparecen figuras que se pelean entre sí para lograr un solo fin, el oro, las minas y los metales preciosos de Perú, Bolivia, Ecuador y Venezuela.

 

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1887 noticias)
Visitas:
365
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Primeros Ministros
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.