Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ernesto R. Del Valle escriba una noticia?

Ana Maria Manceda: flor tucumana

08/01/2011 15:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ana María Manceda: Profesora y escritora Argentina. Nace en Tucumán. tierra ardiente y musical, Patria de Mercedes Sosa

Por: Ernesto R. del Valle (Poeta del Mundo)

ESPECIAL PARA LA REVISTA GUATINí

Ana María Manceda: Profesora y escritora Argentina. Nace en Tucumán. tierra ardiente y musical, Patria de Mercedes Sosa. Me dice que, desde muy pequeñita, vive en La Plata, Allí creció, realizó sus estudios, regresando luego a la Patagonia argentina. Dijo ser siempre una fiel lectora y que en su adolescencia escribió algún que otro. Me confiesa: Ernesto, de niña jugaba a “filmar películas” yo hacía de actor, actriz etc. mis amiguitos-espectadores-víctimas se deleitaban con mis historias, que era lo que más me entusiasmaba del juego, inventar historias.

***

Explícame Ana, ¿cómo fue ese desarrollo intelectual en La Plata, donde te hiciste prácticamente mujer?

Mis padres, en 1945, muy jóvenes, se radicaron en La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires y muy importante centro cultural) habían todas dejado sus raíces en el norte argentino. En ese entonces yo era una niña de un año y meses de edad. Desde mis estudios primarios fui universitaria, ya que a la escuela que asistí "Escuela Anexa Joaquín V, González" depende de la Universidad de La Plata. Por lo tanto tuve una educación estatal de excelencia. Los maestros deben ser profesores (actualmente es así), teníamos Inglés y Francés como idiomas complementarios. Otra materia que recuerdo es "Declamación" en la que los profesores además eran escritores y nos hacían estudiar a los poetas latinoamericanos y españoles. El secundario también lo seguí en un Liceo universitario, aunque me recibí en una escuela Normal. Cuando pude hacerlo concurrí cinco años a la Facultad de Ciencias Naturales de La Universidad de La Plata, donde estudié "Ecología". No alcancé a graduarme en el doctorado pero esos estudios me habilitaron para dar clases a nivel secundario en la Patagonia en las materias Biología y Geografía, cátedras que dicté de 1ª a 5ª año hasta mi jubilación. Respecto al desarrollo intelectual pienso que tiene que ver el medio hogareño, mi padre lector, mi madre culta y muy estimulante del valor de la cultura

en las personas, además del medio ambiente de la ciudad donde me crié donde viví mi adolescencia y parte de mi juventud. Desde pequeña leí mucho, los libros fueron mi refugio y aún lo son. Siempre sostengo que me han salvado la vida, ya que ante momentos o situaciones límites encontré en ellos refugio y me hacían vivir otras vidas. Y sí es cierto

¿Cómo decidiste, luego, vivir en San Martín de los Andes, es decir, fue una decisión personal, o la vida te llevó de la mano a ello?

Cursando en de la facultad conocí a mi marido, estudiante de Veterinaria. Estuvimos seis años de novios. Eran épocas políticas muy peligrosas ( década de los setenta) para los jóvenes estudiantes( actuaba la siniestra Triple A) comenzaba el huevo de la serpiente, lo que luego terminaría en 1976 en el Golpe de Estado que llevó a nuestro país a su historia más siniestra. Tuvimos la suerte que un amigo le consiguió un puesto de veterinario en San Martín de Los Andes, ahí fue que decidí dejar el doctorado, el trabajo ( realizaba análisis de aguas en un Instituto Biológico de la provincia de Buenos Aires) o sea, quemé las velas y ya casados partimos a la aventura en Febrero de 1976. La Argentina es un país muy grande y debíamos dejar nuestros hogares para vivir a casi dos mil kilómetros al sur. Para mí fue traumático, sufrí mucho la nostalgia, dejaba a mis padres, hermanos, amigos, los recuerdos, el horizonte, la pampa, los olores. Es cierto que San Martín de Los Andes es un lugar de cuento ya que está asentado en un valle glaciario cuyas montañas son boscosas, frío, nieve y un lago azul-verdoso. He aprendido a amar esta región de mi país, aquí nació mi hijo pero la nostalgia ya es parte de mi vida, no puedo evitar escribir sobre este tema y este sentimiento de pérdida pues nací en el norte tropical, me crié en el centro templado y llevo la mitad de mi vida en el frío sur.

Sé que trabajaste como profesora en San Martín de los Andes y que además has realizado trabajos de investigación. ¿Es compatible este trabajo con tu vocación literaria? ¿Cuáles son esas líneas invisibles que atan estas dos vocaciones?

Cuando tuve que decidir que carrera seguir en la universidad opté por Ecología de manera intelectual e impulsada por los estímulos que recibía en el trabajo ya que estaba en contacto con investigadores de distintas ramas de la biología. Debo decir que me apasionó la decisión y fue para mí la etapa más

maravillosa de mi vida juvenil. No quise estudiar "Filosofía y literatura" que era mi verdadera vocación pues temía, por mi personalidad, me llevara a encerrarme en mí misma. Pero las profecías se cumplen, guardé en mi inconsciente ese amor por la escritura, cerca de jubilarme me decidí, concurrí a Talleres Literarios y emprendí el camino. Fue un destape, una explosión. Jamás había dejado de leer literatura aunque he estudiado mucho sobre las materias que dictaba. Y ahora lucho para salir de mi mundo pues me encierro en mí misma.

Háblame del Libro de los cien años, del cual fuiste co-autora, háblame de esto, de qué trata y háblame de su proceso de creación.

En realidad fui invitada por una profesora amiga para este proyecto. San Martín de Los Andes cumplía sus cien años(1898-1998) y un grupo de vecinos decidió homenajear al pueblo editando este libro. Nos llevó seis años en total escribir, organizar y editar la obra. Cobijados por la Fundación San Martín de Los Andes logramos el objetivo. La coordinadora del proyecto fue la profesora en Historia Noemí de Las Nieves Valentino, juntas escribimos la historia de la educación en San

Martín de los Andes. Si bien tuvimos que investigar, habíamos vivido gran parte de la historia de los dos únicos colegios secundarios del pueblo. En este libro de 416 páginas, que trata la historia, geología, antropología, geografía, sociología, cultura, anécdotas, participaron importantes investigadores y vecinos de la región. El capítulo de “Geografía de San Martín de Los Andes” es de mi autoría. Fue un trabajo arduo, maravilloso y ad-honorem. Actualmente se usa en los colegios como libro de consulta.

No quiero saber si escribes sentada, de pie, en computadora a lápiz o en una clásica máquina de escribir. Sé que la narrativa es tu fuerte, y por eso me interesa mucho más que el público conozca como escoges tus personajes y si te has sentido identificada con alguien de ellos al producirse el fenómeno de creación.

El proceso creativo es misterioso. Por supuesto es inherente al espíritu del escritor, a lo vivido, a lo imaginado. Puedo escribir sobre un lugar que nunca estuve, pero si investigo lo voy “viviendo”

El proceso creativo es misterioso. Por supuesto es inherente al espíritu del escritor, a lo vivido, a lo imaginado. Puedo escribir sobre un lugar que nunca estuve, pero si investigo lo voy “viviendo” y puedo describir situaciones como si siempre lo hubiera habitado. A veces me estimula un título para emprender la escritura de un cuento, una imagen, una melodía. A veces en un personaje puede tener destellos de mi personalidad pero creo que ninguno es absolutamente “Yo”. Ernesto, te diré la frase que escribo en mi blog, quizás sintetice el por qué escribo Escribo porque eso me da alas. Puedo volar hacia mis nostalgias, hacia mi interior, abanicar al otro, recorrer el mundo y mirar a GAIA. Escribo porque eso me da otras vidas, con la mía no me alcanza”.

Leí en cierta entrevista que admiras entre decenas de escritores conocidos, a José Martí, como cubano y amante de la literatura e historia de mi País, quisiera que explicaras los motivos de esa admiración con el Apóstol de Cuba.

Bueno, de joven era un himno recitar entre los amigos

Cultivo una rosa blanca

En Junio como en Enero,

Para el amigo sincero,

Que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo,

Cardo ni ortiga cultivo

cultivo una rosa blanca”

Con el tiempo me interesó leer sobre la vida de este prócer cubano . También me fascinó recitar poemas de Guillén, nunca me olvido la impresión que me causaron estos versos de “Mi patria es dulce por fuera”;

Un pájaro de madera

me trajo en su pico el canto;

un pájaro de madera.

Ay, Cuba, si te dijera,

yo que te conozco tanto,

ay, Cuba, si te dijera

que es de sangre tu palmera,

que es de sangre tu palmera,

y que tu mar es de llanto .

¿Cómo ves el desarrollo literario y cultural de la contemporaneidad argentina y en general latinoamericana?

Estimado amigo, estas preguntas me dan temor pues sé que no soy una erudita, te puedo comentar mis vivencias de lecturas. Me subyugó el llamado “Boom” latinoamericano. Leí vorazmente a García Márquez, Cortázar, Fuentes, Vargas Llosa, Donoso, Luego a Alejo Carpentier, César Vallejos, Sábato, Rulfo, Galeano, Manuel Puig más cercanos a Juan José Saer, Abelardo Castillo, Elena Poniatowska, me gusta mucho Gioconda Belli. No sé ¡tantos! No puedo dejar de nombrar a Borges, más allá de su personalidad, su literatura me estremece, tiene unas metáforas geniales.¿A quién se le ocurre comparar el color de un atardecer con el paladar rosado de los tigres? Ernesto creo que Latinoamérica es de una riqueza extraordinaria en cuanto a su cultura y a sus recursos naturales. Para mí es el nuevo faro del mundo ante el cataclismo que estamos viviendo.

¿Crees que el auge cibernético habido en la Literatura desmerece en algo esa alquimia enriquecedora y humana que enaltece y a la vez enriquece los valores humanos?

De ninguna manera, creo que la complementa y la enriquece. Internet es la manera de comunicarse más horizontal y democrática que ha creado la humanidad. Personalmente me ha brindado oportunidades extraordinarias. Si bien he tenido la suerte de haber sido elegida por concursos para distintas antologías en papel y la maravillosa experiencia de obtener un primer premio internacional en narrativa, cuyo premio fue tener mi propia antología de cuentos, gracias a Internet, numerosas revistas literarias editan mis trabajos como por ejemplo tu Revista Guatiní, Hontanar (revista australiana para el mundo hispano), Revista Atticus (Cádiz, España), Narrador.es (España), Letralia (Venezuela) y muchísimas más, además de ofrecerme el invalorable contacto con personas que como tú me enriquecen intelectual y espiritualmente.

¿Audio-Libros o Libros impresos? ¿Por qué?

Hasta ahora libros impresos, no tengo experiencia sobre audio libros. Quizás por que necesito tocarlos, sentir la textura, olerlos. Sí leo poesías, cuentos, biografías. Me cuesta leer novelas en la computadora y aún no tengo un IPAD para saber sobre esa experiencia.

Es profusa tu obra en los medios digitales ¿Propósitos de Ana Ma. Manceda para el 2011?

Bueno Ernesto, es mi deseo poder seguir escribiendo cuentos, es lo que más amo escribir. En el 2010 me dediqué a la poesía pues atravesé penosas circunstancias familiares y era una manera de hacer catarsis. La narrativa lleva mucha elaboración, corrección, es como hacer un edificio. Además debo corregir por enésima vez una novela inédita que espero algún día poder publicarla. Ernesto, quiero agradecerte esta entrevista, me conmovieron tus preguntas pues fue como realizar un viaje relámpago por mi vida sin hacer paradas y sé que de manera subterránea quedaron todos mis amores, mis alegrías, tristezas y lo profundo de la vida. Cuando me jubilé me hicieron un pequeño homenaje de despedida, la música de fondo fue “Gracias a la vida” cantada por Mercedes Sosa. Creo que el llanto de ese momento no fue en vano.

Gracias por tu tiempo estimada colega.

No, grAcias a ti, Ernesto.


Sobre esta noticia

Autor:
Ernesto R. Del Valle (102 noticias)
Visitas:
3153
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.