Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Cardona escriba una noticia?

En 52 años de guerra Qué ha causado más daño: ¿La corrupción política , la guerrilla , paramilitares o narcotráfico?

01/10/2016 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageSi usted tuviera que decidir con un Sí o con un No en el plebiscito del 2 de octubre, luego de analizar y responder esta pregunta, ¿cuál sería su decisión?Francisco Cardona /Enfoque Periodístico, New YorkA veces me pregunto, como sé que muchos colombianos en el mundo se preguntan sobre qué, quién o quiénes han causado más daño al país, empezando por la columna vertebral del Estado: los políticos corruptos a través de sus gobiernos ., los insurgentes que cambiaron la ideología comunista por un fascismo sostenido por negocios de narcotráfico, secuestros, crímenes y violaciones ., los paramilitares que en un intento de "salvar" a la patria trajeron consigo igualmente miles de asesinatos ., ó el narcotráfico que -además de la violencia instaurada por los carteles de la droga- crearon el más aberrante prototipo y prejuicio que marcó a millones de colombianos honestos y trabajadores como nunca antes y que irreversiblemente nos puso el sello de "narcotraficantes?El asunto de vivir alejado de todos éstos flagelos definitivamente es más que un plebiscito y un proceso de paz. Las decisiones históricas de los gobiernos que han vivido en constante guerra como sucede en el Medio Oriente y parte del continente africano, abrumados por la injerencia foránea del capitalismo difieren de las luchas y guerras internas que han librado países como El Salvador, Guatemala y del mismo modo Colombia. El tiempo les ha dado la razón de que entre el perdón y el odio hay un punto equidistante complejo que debe prevalecer por encima de intereses particulares: Un país. Mientras el viejo continente -en cabeza de países como Rusia y de potencias occidentales extranjeras como Estados Unidos, promueven la guerra para apoderarse del gas natural y del petróleo (caso Ucrania e Irak), en latinoamerica son los mismos gobiernos quienes desangran los recursos del Estado. En éstas condiciones ninguna Nación en el mundo podría alcanzar el desarrollo.De ahí que hay que tener claridad y objetividad que son los gobiernos quienes han permitido que crezcan y se desarrollen y alimenten grupos insurgentes producto de los fraudes electorales y el asesinato de líderes opositores como el magnicidio de Jorge Eliecer Gaitan. Los gobiernos han sido los propulsores del narcotráfico porque gracias al dinero de los cárteles de la droga en las campañas, se han oficializado narcodemocracias. Los grupos ilegales o milicias populares, como paramilitares y mercenarios, en cierta medida, se crearon paralelo a los gobiernos ya que son instrumentos de terror para "limpiar" a ideologías opositoras. Muchos analistas y gente del común, incluso, ya que las redes sociales han alertado a la opinión pública en asuntos políticos, consideran que el conflicto socio-político en Colombia es muy complejo ya que algunos presidentes, en especial desde los años 70s y 80s en adelante, han llevado a Colombia a la ruina.Entre 1974 y 1978 hasta el gobierno de Belisario Betancourth, por ejemplo, (1982-1986) Éstos mandatarios, engendros del "Frente Nacional" * crearon instituciones y organismos de control social en beneficio de la oligarquía. Fortalecieron el sistema bancario y financiero a través de ministerios con el único propósito de empobrecer a la población con solapados programas de vivienda, educación y salud, previo al discurso engañoso de acabar la pobreza. Mientras los ricos y empresarios inflaban sus cuentas bancarias en el exterior producto de federaciones, pactos y contratos con industrias internacionales y con el amparo de éstos gobiernos ., el campesino, la clase obrera, los maestros y las instituciones de educación y salud, caían en el más deplorable deterioro ocasionando el descontento de sus respectivos sindicatos.Años más tarde como consecuencia de éste deprimente panorama social y con la brújula política a cuesta de los políticos de turno, la sociedad cree y piensa que es necesario modernizar el Estado y la democracia y corre a las urnas a entregarle el país al nuevo liberalismo. Si algo había sobrevivido luego de 20 años de saqueo era la microempresa y los pequeños negocios de zapatería, textilería, confecciones y pequeños negocios agrícolas y ganaderos junto a la industria nacional. Pero una vez más como en el pasado reciente, Colombia cae en las garras de la apertura económica y la globalización con las ideas engañosas de la campaña electoral de 1990.Cuando las nuevas generaciones escuchan éstas historias piensan que se les está hablando de África, la India o la China porque asumen que la historia política no les incumbe. Pero, precisamente todos éstos hechos, que no me los he inventado, porque por fortuna tenemos enciclopedias móbiles que pueden corroborarlo, además de las citas y fuentes que se describen a diario en las columnas de opinión de importantes medios, son los que han llevado a Colombia a conflictos y guerras arrastrando por años una descomposición social aritmética. Por ello es que es de suma importancia que todos asumamos con responsabilidad y objetividad, libres de prejuicios políticos e ideológicos, lo que hoy plantea el gobierno como solución a más de 50 años de enfrentamiento armado con la guerrilla de las Farc.Olvidemos el concepto de la paz que sólo ha sido una herramienta alterna del presidente Santos para llamar la atención de la comunidad internacional. Olvidemonos de lo que pudo ser y no fue. De los fracasos del pasado y también de los vaticinios del futuro de lo que será y lo que pasará. Del hubiera y hubiese. No caigamos en la trampa del vecino esotérico que cuando nos ve con dolor y fiebre dice que de eso murió la abuelita. No repitamos y emulemos lo que hacen los demás. Es tiempo que todos los colombianos y colombianas en el mundo, decidan a conciencia lo que van a marcar en el plebiscito, porque a decir verdad, y aunque las comparaciones son odiosas y exageradas, de todos los males y flagelos que han aporriado a Colombia en mi opinión personal, no ha sido ni la guerrilla porque hasta ahora no he leído ni visto en un periódico del extranjero que se diga que los colombianos somos guerrilleros o terroristas. Ni los palamilitares o mercenarios porque igualmente nunca nos han dado el calificativo de mercenarios.Pero, en cambio, qué verguenza que en cualquier aeropuerto del mundo siempre está la etiqueta y el estereotipo de narcotraficantes con el valor agregado de "sicarios" y con el nefasto agravante que nuestras mujeres son sinverguezas y prostitutas. Yo les pregunto a todos los colombianos ¿Así como nos enfrentamos para defender quién ha sido más malo entre uribistas y santistas., por qué razón no se ha hecho un plebiscito para cambiarle la imagen al país y a los colombianos? ¿Hasta cuando vamos a permitir que las compañías nacionales de televisión y otras extranjeras como Netflix, sigan haciendo negocio y pisoteando y arrastrando el nombre de Colombia? Ésto si que es vital ponerle freno para que las futuras generaciones puedan mostrar lo que realmente es Colombia. No con campañitas de "doble moral" para enrriquecer los bolsillos de Bavaria, Postobón y Fedecafé ni con las emociones de los triunfos de nuestros deportistas y talentos. Se necesita algo más que eso ya que nuestros problemas sociales internos mejorarán en la medida que se estirpe el tumor del narcotráfico.A la postre, la historia dará la razón o nos juzgará si nos equivocamos o elegimos en la dirección correcta. En la perspectiva periodística luego de valorar éstos cuatro flagelos que en conjunto han producido más de 245 mil muertes, es que nadie, absolutamente nadie, ni el periodismo, ni los políticos, ni las redes sociales, ni el vecino, ni los urubistas y santistas, deben influir en la toma de decisiones en un proceso trascendental como el del 2 de octubre. Por el bien y el futuro de millones de colombianos vote a conciencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Cardona (112 noticias)
Fuente:
enfoqueperiodistico.net
Visitas:
3916
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.