Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Inframundi escriba una noticia?

Argentina 2011: más de 800 partidos, 20 precandidatos y ningún proyecto

28/06/2010 09:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El país depende de sus estrategias y de las PERSONAS IGNORANTES que cambien de parecer

El futuro de un país depende de su estrategia, es decir, saber a dónde ir y cómo llegar. Por eso es que el proyecto de país es fundamental, aunque también lo es la implementación, y ésta depende mucho de las personas. Aunque el proyecto sea bueno, muchas veces fracasa porque hay mala praxis, porque las personas no están bien preparadas para llevarlo a cabo. Si el proyecto de país está estudiado, no sólo en los aspectos económicos, sino en un todo coherente, si los partidos políticos lo discuten como polea de transmisión entre los que lo piensan y la población y si los hombres que lo van a implementar son seguros y experimentados se genera esa confianza en el futuro que mueve montañas, y el país avanza. ¿Cómo estamos en materia de personas, partidos y proyecto teniendo en vista las elecciones de 2011?

Personas. Para el llamado a elecciones presidenciales faltan 12 meses (si las mismas no se adelantaran) y un poco más para votar en 2011. A esta altura hay muchos precandidatos, aunque algunos nieguen que lo sean. En los de orientación Frente para la Victoria, Justicialistas con distinto grado de posibilidades, tenemos a Néstor o Cristina Kirchner, Juan Manuel Urtubey, Daniel Scioli, Jorge Capitanich; en el peronismo disidente a Eduardo Duhalde, Alberto Rodriguez Saa, Mario Das Neves, Carlos Reutemann, Felipe Solá, Francisco de Narváez y otros no clasificables fácilmente como Carlos Menem, Hugo Moyano, José Manuel de la Sota y uno independiente cercano como Mauricio Macri. En el radicalismo aparecen Ricardo Alfonsín, Julio Cobos, Ernesto Sanz y, cercana pero independiente, Elisa Carrió. En los que pueden ser socialistas tenemos a Pino Solanas, Hermes Binner, y algunos más que siempre reaparecen por los agrupamientos más chicos. Muchas personas que desean ser presidente aunque muy pocas con una imagen como la que en su momento tenía Arturo Frondizi, un estadista.

Partidos. Por el lado de los partidos, de acuerdo a estadísticas del 21 de diciembre de 2008 de la Cámara Nacional Electoral, tenemos 33 partidos nacionales y 271 partidos provinciales distintos de aquellos. Además hay un conjunto difícil de determinar pero se calcula en 500 el número de partidos vecinalistas. Esto hace un total de 804 partidos políticos en la Argentina. Es evidente que no puede haber 804 ideas distintas sobre el país. Esta enorme fragmentación sólo refleja estrategias personales o de grupo para llegar al poder en base a objetivos alejados del interés general en la mayoría de los casos, aunque no en todos.

Proyecto. En cuanto al proyecto país, no tenemos nada o casi nada. Todo es un análisis de personas, una adivinanza acerca de quién podría llegar y una apuesta acerca de lo que ese precandidato podría hacer en el caso de que llegara a triunfar. Falta lo más importante, qué proyecto vamos a votar, no qué persona vamos a votar sin tener muy claro lo que va a hacer. Las ideas a defender son la clave de los proyectos de país.

Argentina en el 2011 ningun proyecto

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué hay tan pocas ideas? Con las encuestas, se tiene una noción sobre las principales preocupaciones de la población y eso es lo que todos dicen en las campañas. Por eso es que las mismas son bastantes parecidas y los candidatos se diferencian no por sus ideas sino por otras cosas, por ejemplo dejándose crecer unas patillas largas, o haciéndose un tatuaje exótico, o alzando las dos manos juntas, o recitando el preámbulo de la Constitución o cosas así. Por el Theorem of the Median Voter, en ciertas condiciones, si el político fija sus ideas lo mas próximo posible al votante medio, o sea a la idea más aceptada entre los votantes, la mediana, entonces él puede maximizar la cantidad de votos obtenidos. En teoría de los juegos, esta estrategia es un "equilibrio de Nash".

No hace falta ir a las publicaciones de Duncan Black, A. Downs o R. McKelvey, para entender esto ya que Juan Domingo Perón lo había adelantado en 1947 de otra manera: "No se puede hacer un movimiento político triunfador en la actualidad, en base a la exclusión", es decir basado en ideas definidas, pues éstas excluyen a muchos que no piensan de esa manera. "Lo nuestro es más que un partido, es un movimiento nacional". En otras palabras, es una maquinaria para ganar la elección, llegar al poder. El problema viene después. Por eso que los partidos son confusos en sus ideas, para sumar más votos. Pero lo peor es que tampoco para adentro del partido estudian en profundidad los distintos temas y sus soluciones.

En resumen. Tenemos más de ochocientos partidos más de 20 precandidatos para dirigir el país y ningún proyecto para ejecutar. Hay maquinarias y estrategias para llegar al poder, pero no hay estadistas ni planeamiento de hacia dónde ir con el país ni cómo llegar a ese destino. Tenemos que evitar caer en la improvisación una vez más. Tenemos que pedir más definiciones de los políticos sobre temas importantes, que nos digan al menos quiénes serán los ministros, lo que define mucho más las estrategias, como ya ocurre en algunos países. No sea que terminemos votando en contra de alguien, como siempre, en vez de la lógica de elegir lo mejor.


Sobre esta noticia

Autor:
Inframundi (8 noticias)
Visitas:
177
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.