Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oscar Poe escriba una noticia?

Argentina: Recordando un posible futuro -Iª Parte-

02/12/2011 18:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el año 2009 se produjo en Argentina un gran debacle en el oficialismo, y el mes clave fue un octubre avenido por decreto al 28 de Junio, en las elecciones legislativas

A un año y algo más del puntual estallido de la crisis económica mundial -2008-, que en Argentina había comenzado a insinuarse antes -en el segundo trimestre del 2006-, se le suma en ese momento una crisis política, por mala obra y desgracia hecha catarsis debido al conflicto con el campo.

El sector agrario, motor y sostén del débil andamiaje económico, que prolongó con sus fuertes ingresos coyunturales el ‘oxígeno’ hacia el resto de la nación, incluido el oficial, fue objeto de un ataque fiscal que era imposible de sostener. Para ‘cerrar números’ el sector gubernamental se le ocurrió apretar por lo que parecía más fácil y rápido: Aumentar las ya altas Retenciones -Resolución Aduanera mediante-. Ello trajo aparejado el encontronazo con el sector, que buscó y no encontró el espacio negociador, aquel que permitiría acordar un esquema tolerable.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su esposo, el ex Presidente Néstor Kirchner, crearon un laberinto de subsidios, con poca transparencia y muy pobres resultados. Tal descontrolado mecanismo insumía entre el 2 y 3 % del PIB -ahora la incidencia es superior, con déficit creciente-, adsorbiendo el superávit tan ponderado hasta el momento por el oficialismo, y de allí la necesidad de un aumento en la recaudación que se quiso aplicar a uno de los pocos sectores que ganaban, el resto de las actividades andaban apenas ahí, y fue el origen de la búsqueda de ingreso extra.

Rediseñar el gasto generado por dichos subsidios, con el estudio previo necesario para realizarlo, asunto de lógica pura, no fue la opción elegida. Simplemente se giró la vista hacia el único sector dinámico, de generación genuina, que por una coyuntura especulativa internacional sus valores estaban muy encima de los históricos, para aplicarles un aumento impositivo disfrazado técnicamente de retención móvil: a mayor valor más carga en la retención.

La posibilidad de aplicación inmediata, sin intervención del Congreso, fue a través de una Resolución Aduanera, resabio de un gobierno de facto, allá por fines de la década del sesenta. Así nace la Resolución 125, y con ella el conflicto que se fue endureciendo con el paso de los días.

Un gobierno que se cerró ensimismado, con una posición dura de ni querer sentarse a negociar, procurando dividir el sector, enturbiar, presionar, y accionar con dichos inexactos, como el denostar al movimiento del sector agrícola achacándole culpas, irresponsabilidades sociales, y un arsenal de comentarios que sacaban del centro el problema: que era un asunto de confiscación.

Meses después, con gran agotamiento de las partes y un gran desgaste oficial, todo termina en manos del Congreso Nacional. Una noche un voto, el que decidía si la Resolución 125 era convalidada o no, y recae toda la responsabilidad en el Vicepresidente -que además preside la Cámara Alta; Ing. Cobos- quien debe desempatar con su voto.

Con voz temerosa, débil, insegura, como excusándose de su postura, balbucea que su voto no era positivo. Ello a las cuatro de la madrugada, noche tensa de haber dos nutridos grupos antagónicos, esperando afuera y a la distancia. Uno era del campo, con más de trescientas mil personas, y el otro oficial, que sólo había logrado sesenta mil personas, a pesar de usar todo el aparato para reunir los ‘seguidores’.

Los primeros, festejan el supuesto triunfo de la derogación de ‘la 125’, los otros entran en crisis política. Allí era el principio del deterioro oficial, el desarme del andamiaje, la fractura que se fue corriendo y rajando, cada vez más grande.

El Vicepresidente Cobos, disidente del segundo partido; el radicalismo; más sus seguidores, fueron tildados de traidores por el matrimonio Kirchner y seguidores.

Luego los ‘Peronistas Auténticos’ se empezaron a alejar, aduciendo diferencias que no son otra cosa que ‘intuir’ la herida política casi mortal rondando al oficialismo, como el sector liderado por el legislador Solá. Mientras tanto otro ex Presidente; Eduardo Duhalde; reaparece en escena, ’ limando’ con sus comentarios la actitud errónea y reiterada del matrimonio en el poder.

Otros que fueron siempre pocos pero muy activos, izquierdistas suaves, liderados por Bonasso, se retiraron del frente oficialista. Luego aparecieron más que se fueron, y así estaban las cosas de difíciles entonces.

Las elecciones legislativas de la Provincia de Catamarca, realizadas el 8 de Marzo de 2009, dieron por tierra con la última expectativa oficialista de tener una proyección aceptable.

Entonces hubo una premura para ‘arreglar’ con el campo, pero ya era tarde, el daño realizado fue tan profundo que por más que hicieran los votos se habían ido por el momento.

Como estrategia a un posible Octubre Rojo, de unas elecciones legislativas adversas, Kirchner allí realiza una argucia interesante: anticipa a Junio tales elecciones.

Casi sale bien, el electoral anticipo táctico, pero Néstor Kirchner pierde por una mínima diferencia, con un resultado adverso para el oficialismo. El mismo encontrará un culpable ajeno a ellos: y será el sector del campo más el pueblo.

Argentina: Recordando un posible futuro -IIª Parte-


Sobre esta noticia

Autor:
Oscar Poe (92 noticias)
Visitas:
141
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.