Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

El asesino de los jóvenes de Susqueda llenó de piedras su mochila para que no los hallaran

26/09/2017 20:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

S. GOZALO

  • Los Mossos d'Esquadra han confirmado que la pareja no falleció como consecuencia de un accidente fortuito.
  • Alguien intentó hundir adrede los cuerpos, que estaban desnudos, en la laguna.

image

La sequía ha sido la encargada de poner el punto final a la misteriosa desaparición de Paula y Marc, la joven pareja de 21 y 23 años a la que desde el 24 de agosto se buscaba en las inmediaciones del pantano de Susqueda (Girona) tras desaparecer sin dejar rastro cuando llevaban dos años de relación.

Los jóvenes, residentes en las localidades barcelonesas de Cabrils y Arenys de Munt, disfrutaban de unos días de vacaciones en Girona, donde tenían previsto visitar Tamariu, una pedanía perteneciente la municipio gerundense de Palafrugell, y el Montseny, así como hacer una excursión en un kayak por el pantano, donde ese soleado día de agosto se les perdió la pista. En realidad, sus familas no sabían nada de ellos desde el jueves 24, por lo que el sábado por la tarde decidieron dar la voz de alarma al no responder a sus llamadas.

Desde entonces han sido 33 días de angustia para los familiares, a los que los Mossos de Esquadra avisaban este pasado martes de que acababan de localizarse en el pantano los cadáveres de dos personas, un hombre y una mujer, a los que el descenso del nivel de agua debido a la sequía había dejado al descubierto. Uno flotaba sobre el escaso y turbio caudal de la laguna mientras que el otro había encallado en una pared lateral. También ayudó su avanzado estado de descomposición, que ha hecho que se produzcan gases que han impulsado los cuerpos hacia la superficie.

A falta de que la autopsia dictamine el motivo por el que murieron estas dos personas y ratifique que se trata de Paula y Marc, a los que se busca en esa zona desde entonces, hay dos evidencias confirmadas por el inspector de la policía autonómica Jordi Domènech: su muerte no fue un accidente y la persona o personas responsables del crimen intentaron borrar totalmente las huellas.

El examen forense estaba previsto para este miércoles, pero fuentes de la investigación han confirmado que no será hasta mañana jueves cuando se procesa a realizarse en el Instituto de Medicina Legal de Girona. Al parecer, los cadáveres están muy deteriorados tras permanecer más de un mes sumergidos.

Las certezas de un doble crimen...

Desaparecidos: No hay rastro de los dos jóvenes desde el 24 de agosto. El último sitio que preveían visitar era el pantano. Paula y Marc no han contactado con sus familias ni un presunto secuestrador ha pedido rescate alguno.

El kayak: El sábado tenían previsto pasar la jornada haciendo piragüismo en la zona. El kayak de Marc se encontró en la laguna medio desinflado el día 27 de agosto, tenía los tapones quitados y estaba rajado.

El coche: Era propiedad de Paula, y fue localizado un día después de aparecer la empbarcación. Estaba a siete metros de profundidad y vacío. No había nada en su interior. Tenía metida una marcha y la ventanilla bajada. Las llaves estaban puestas y el freno de mano quitado, según informa El País. La pareja había pensado pasar un día en la naturaleza y comentado a su familia que usaría el coche para pernoctar.

No fue accidental: A falta de confirmar si son ellos, los Mossos d'Esquadra saben ya que las dos personas localizadas en el pantano murieron de forma violenta. El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joaquim Forn, ha confirmado que el coche encontrado en el pantano "no cayó por accidente" sino que "alguien lo empujó".

Más sobre

Muerte violenta: El cadáver del hombre presenta lesiones por arma blanca. El cuerpo de la mujer tiene un trumatismo, presumiblemente ocasionado con un objeto contundente.

Hundidos a propósito: El autor o autores del doble crimen intentaron borrar las huellas de la pareja. El cuerpo del hombre llevaba a la espalda una mochila cargada de piedras. De no ser por la sequía, jamás habría podido salir a la luz. Los agentes responsables de la investigación creen que el cuerpo de la mujer pudo tener algún tipo de contrapeso también y que fue la corriente la que, previsiblemente, lo liberó con el paso de los días.

... Las incógnitas de un asesinato

Vistos por última vez: La autopsia tendrá que determinar este próximo jueves la hora exacta del fallecimiento de la pareja hallada en el pantano. Si se tratara de Marc y Paula (hipótesis casi confirmada), los mossos disponen de grabaciones que les sitúan sacando dinero de un cajero en La Cellera de Ter (Girona) e, incluso, tomándose algo en un restaurante. Se les ve bien, amigables y sin sospechas de rencillas o discusiones a la vista.

¿Suicidio?: Los primeros días se barajó la hipótesis de una desaparición voluntaria, pero el perfil de la pareja no se adecuaba a un posible suicidio. Eran jóvenes sanos, sin problemas psicológicos ni afectivos. Marc buscaba actualmente trabajo como técnico forestal. Paula trabajaba en una pizzería, donde sus jefes destacan su responsabilidad. Era una joven muy cumplidora.

La nota de Paula: Disparó todas las alarmas, pero quedó en nada. Lo que los investigadores manejaron no eran más que reflexiones manuscritas de la joven, que dejó por escrito sus puntos de vista sobre cuestiones varias y que los agentes encontraron en el coche. Tras analizarlo, la hipótesis de que la pareja se hubiera quitado la vida se desinfló completamente.

¿Enemigos?: Si Paula y Marc han sido asesinados..., ¿podría ser alguien de su entorno el autor del crimen? Desde los días posteriores a la desaparición, los mossos han indagado entre sus amistades y en su círculo más cercano. No han encontrado a nadie que pudiera tener motivos para querer hacer daño a la pareja ni sospechas de que tuvieran rencillas con alguien.

¿Cómo murieron?: Es el principal escollo de la investigación. ¿Estaban muertos o inconscientes cuándo el coche fue empujado al pantano? ¿Les metieron en el vehículo o su asesino les sorprendió mientras pasaban la noche dentro?

¿Uno o varios asesinos?: Por el momento, los Mossos no han realizado ninguna detención ni ha trascendido que tengan a uno o varios sospechosos en el punto de mira. Solo se sabe con certeza que tomaron declaración a un testigo que aseguró que la tarde en la que presuntamente desaparecieron los jóvenes escuchó disparos de un arma de fuego en la zona del pantano.

Cazadores y pescadores: La zona del pantano de Suqueda es muy frecuentada por cazadores, algunos de los cuales han protagonizado altercados con los agentes rurales. De ser así, los disparos que escuhó el testigo podrían encajar en el puzle. También acuden al lugar aficionados a la pesca. Los más habituales han sido ya investigados por los agentes.

¿Por qué?: Es otro de los grandes misterios de este caso. Quién y por qué asesinó a la pareja. El móvil del robo es una de las hipótesis, pero los cuerpos fueron arrojados al pantano en el coche, que el asesino o asesinos no usaron para huir o vender. Solo faltan los dos teléfonos de la pareja, un botín escaso para un delito desproporcionado. La autopsia tendrá que determinar si la pareja fue torturada o si fueron víctimas de algún tipo de abuso sexual. Los cadáveres fueron hallados completamente desnudos.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (44001 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1378
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.