Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fut escriba una noticia?

Atlanta 96: Los olímpicos de Nigeria

29/06/2019 20:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los juegos olímpicos de 1996 había una selección que gozaba de todo el favoritismo para llevarse la presea dorada y esta era Brasil. No había dudas, la canarinha tenía un equipo plagado de estrellas desde un experimentado Bebeto formando un dúo atacante junto al 'fenómeno' Ronaldo (Barcelona), hasta un Roberto Carlos, en ese momento ya jugador del Real Madrid. El desequilibrante Juninho Paulista (Middlesbrugh) era el enlace y Flavio Conceicao (Deportivo) se encargaba de la contención. A ello hay que sumarle a Rivaldo (Deportivo) en la banca y al genial André Cruz (Napoli), liderando la zaga junto al inacabable Aldair (Roma). Por el lado de Nigeria tampoco tenía que envidiarles nada a los cariocas, pero era notable que su plantilla no se comparaba a las figuras brasileñas.

Con esta realidad los dirigidos por Jo Bonfrere buscaban ganarle primero a Brasil y después verse las caras con Argentina, otro equipo que tenía una plantilla muy potente. Nigeria la tuvo cuesta arriba porque ante los auriverdes empezaron con el marcador en contra y si a ello le sumamos su estilo que jugaba y dejaba jugar, podíamos pensar que Ronaldo con un arranque o el propio Juninho con una jugada individual terminarían por definir el partido. Una línea de cuatro defensores donde Taribo West (Auxerre) empezaba a destacar con sus coberturas precisas. La corpulencia de Uche Okechukwu (Fenerbahce) embistiendo a la delantera brasileña y con un Celestine Babayaro (Anderlecht) por la izquierda y Mobi Oparaku (Turnhout) sobre la derecha subiendo y siendo opciones de pase. Garba Lawal (Esperance) tratando de hacer los relevos y el quimboso Jay Jay Okocha (Fenerbahce) pidiendo el balón para conducir a las 'águilas'.

El juego de Nigeria era sencillo y hasta simple se podría decir. Okocha la pedía, si estaba tapado Nwankwo Kanu (Ajax) se recogía un poco para recibir y descargar hacia las bandas, por lo general el pase era para Enmanuel Amunike (Sporting Lisboa) y este encaraba insinuando la diagonal, paralelamente la subida rápida de Babayaro. Daniel Amokachi (Besiktas) se movía por todo el frente de ataque haciendo gala de su velocidad y potencia. Tijani Babangida (Roda) sobre la derecha también proponiendo el juego de pared y el desmarque. Nigeria dejaba jugar, pero cuando tenía la posesión del balón hacía daño gracias a la técnica de sus jugadores y que técnica la que exponía esta generación nigeriana. Okocha la pisaba y distribuía, Kanu amagaba y descargaba, mientras que Garba Lawal parecía estar fuera de foco ya que si hacemos memoria él jugaba como extremo, así lo conocimos en el Roda, pero en este equipo era volante de contención.

Acabado el primer tiempo el marcador señalaba 3 a 1 favorable a los sudamericanos y al comenzar la segunda etapa le anulan un gol a Ronaldo por posición adelantada y se pierde una magnifica posibilidad tras eludir al arquero nigeriano y rematar a un costado del arco. Nigeria mejoró en la presión a la salida brasileña y empezó a recuperar el esférico cerca a la portería de Dida, esto propicio un penal en contra de Amokachi que fue marrado por los africanos. Con estos datos era normal pensar en que Brasil estaba a un paso de eliminar a las 'águilas verdes'. Ingresó Rivaldo y Nigeria empezaba a mostrar desesperación. Teslim Fatusi () sustituyó a Babangida y Bonfrede agotaba sus cartas en busca del descuento. Nigeria estaba jugado, un equipo partido que con corazón iba hacía adelante. West recupera un balón y lo sirve para Kanu, pase a Amokachi y descarga para Victor Ikpeba (Mónaco) que con un remate bajo marcó el segundo gol africano. Y cuando todo parecía consumado una seríe de rebotes en el área brasileña tras un saque lateral le permitió a Nwankwo Kanu realizar una genialidad en un espacio reducido para que batir a Dida y marcar el empate a tres goles.

image

El inicio del suplementario fue solo una amague de Brasil por intentar atacar y a la vez dejando jugar y una Nigeria moviendo el balón de lado a lado aprovechando la técnica de sus jugadores. Finalmente, un pase profundo que pegó en la espalda de Ikpeba le quedó a Kanu que con un magnifico enganche dejo fuera de sitio a Aldair y André Cruz para definir con un remate cruzado de izquierda, marcando el gol de oro y la clasificación nigeriana. Queda en la retina el gesto quejumbroso de Bebeto y a los nigerianos riendo sin cesar. Eran otros tiempos cuando las águilas volaban alto y nadie podía alcanzarlos.


Sobre esta noticia

Autor:
Fut (463 noticias)
Fuente:
futbvida.blogspot.com.es
Visitas:
1293
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.