Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Deportes escriba una noticia?

Un atleta paralímpico refugiado sueña con volver a su Siria natal

16/09/2016 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Ibrahim Al Hussein nada en los Juegos Paralímpicos de Rio con el primer equipo de refugiados, pero la emoción del evento se ve ocupada por su verdadero sueño: volver algún día a su Siria natal en paz.

Este nadador de 27 años no ha ganado aún una medalla pero dice que estar en Brasil "es la recompensa; 2016 ha sido mi año más maravilloso".

En el equipo de refugiados compite con el iraní Shahrad Nasajpour.

Al Hussein perdió una pierna después de una explosión en medio de la guerra que desde 2011 ha dejado más de 300.000 muertos en su país.

"Estaba tratando de ayudar a un amigo herido en un ataque y fui herido por otra explosión", recordó antes de insistir que prefiere "olvidar el pasado".

Pudo salir y eventualmente llegó a Atenas, donde ahora trabaja en un café y consiguió ser seleccionado para el equipo de refugiados.

Comenzó a nadar cuando tenía cinco años en las orillas del río Éufrates junto con su padre y siendo un adolescente tenía sueños olímpicos.

"Nunca imaginé que mi país estaría en guerra algún día", dijo a la AFP.

"Después de la explosión, perdí toda la esperanza de continuar en el deporte porque una pierna tuvo que ser amputada y la otra estaba herida. Mi único objetivo era caminar de nuevo", indicó.

En Grecia, no obstante, consiguió mucho más. Una vez instalado, volvió a practicar deporte, nadando "cuatro horas todos los días después del trabajo" y también jugando al baloncesto en silla de ruedas.

Más sobre

- Regreso a casa -

Al Hussein fue escogido en abril para integrar el primer equipo de refugiados paralímpicos, que le siguió al conformado para los Juegos Olímpicos el año pasado.

Cree que el deporte se debe usar para detener el conflicto, en tanto clama por un "alto al derrame de sangre en Siria".

Con tantos de los atletas sirios huyendo del país, considera que la Unión Europea, donde muchos están refugiados, "debería facilitar procedimientos para que los atletas puedan unirse a los clubes y seguir entrenando".

"Hay muchos heridos de guerra, personas que han tenido amputaciones, como yo. Para los palestinos, iraquíes y sirios, los Paralímpicos son un objetivo real", aseguró.

Cuando la "maravillosa experiencia" de competir en Brasil termine, volverá a su vida en Atenas y comenzará a pensar en los Juegos de Tokio-2020, sólo que esta vez espera representar a su tierra natal.

"Vamos a ser realistas. Mi país está perdido en este momento. Pero espero que un día el baño de sangre termine", reiteró.

"No quiero volver a mi país en las condiciones que lo dejé, en una silla de ruedas", advirtió.

¿Cómo entonces? "Nadando, cruzando el Éufrates de mi niñez", sueña.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Deportes (10610 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2274
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.