Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kanela escriba una noticia?

Caso Belluscio: los cuatro "cortadedos", absueltos

08/10/2009 04:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El joven en 2003 estuvo 43 días cautivo y al que le cortaron un dedo. Los jueces Clarisa Moris, Oscar Zapata y Lino Mirabelli tomaron esta decisión al encontrar serias deficiencias en la investigación que tuvo a su cargo durante la instrucción la fiscal federal de San Isidro Rita Molina

Los cuatro acusados por el secuestro extorsivo de Pablo Belluscio, un joven que en 2003 estuvo 43 días cautivo y al que le cortaron un dedo, fueron absueltos esta tarde por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de San Isidro, debido a las serias deficiencias cometidas en la etapa de instrucción de la causa.

La medida fue adoptada por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro y benefició a Manuel Valenzuela, alias "El Chileno Manolo", Oscar Villagra, Mario Ibarra y Horacio "Lala" López, de acuerdo con el veredicto leído esta tarde en los tribunales de San Isidro.

Luego de la decisión, los tres primeros recuperaron la libertad esta misma tarde, lo cual fue celebrado con abrazos y aplausos en la sala de audiencias por una decena de familiares de los presos, que estaban detenidos desde hace seis años.

En tanto, "Lala" López continuará detenido porque si bien fue absuelto por este secuestro está condenado por los de Mirta Fernández y el empresario Jorge Rodríguez, mientras que ni Belluscio ni su familia estuvieron presentes durante la lectura del veredicto.

Según los fundamentos del fallo al que accedió Télam, los jueces Clarisa Moris, Oscar Zapata y Lino Mirabelli afirmaron que en la investigación "la evidencia se presentó dispersa, desprolija, han aparecido datos cuyas concordancias ignoran en lo absoluto y hasta para qué, con qué finalidad se han recolectado".

Los magistrados dijeron que ha sido "muy posible que para la época de este lamentable episodio, tanto los funcionarios a cargo de la investigación, como la propia fiscalía federal, se encontrasen desbordados".

Es que cuando secuestraron a Belluscio, la Procuración General de la Nación se vio obligada a instalar una Fiscalía Antisecuestros en la zona norte del conurbano que quedó a cargo de Rita Molina, quien trabajaba con policías federales.

Para sustentar las absoluciones, los jueces expresaron: "Estamos entonces aquí para decidir ante una acusación en la que no se ha señalado una llamada, una grabación, un secuestro, un entrecruzamiento de datos, un testigo que por sí y dando razón de sus conocimientos, permita arrojar luz al margen de toda duda sobre la autoría de los hechos".

Durante la instrucción del caso, se aportaron 13 supuestos testigos de identidad reservada, pero cuando comenzó el debate oral sólo dos pudieron ser localizados por el fiscal de juicio Jorge García para declarar.

"La fiscalía se vio forzada a desistir de los testigos de identidad reservada números 7, 8, 9, 10 y 12 por no haber podido ser localizados los sobres con las respectivas declaraciones, acompañando las actuaciones labradas", remarcaron los jueces.

Uno de los que declaró fue el ex policía Juan Carlos Gómez, condenado por el secuestro de Mirta Fernández (a quien también le cortaron un dedo), que en la etapa de instrucción delató a toda la banda y en el juicio se desdijo.

Gómez afirmó que todo lo que había declarado era mentira y que fue obligado a involucrar a la banda porque lo torturaron. Los jueces también recordaron también que en la instrucción del caso aparecían declaraciones que no se pueden tomar por ciertas y concluyentes ya que eran "comentarios que en el barrio colectaron los investigadores de personas que no se identificaron".

Belluscio, entonces de 25 años, fue secuestrado el 22 de septiembre de 2003 cuando salía del complejo deportivo Perú Beach, de la localidad bonaerense de Martínez, donde practicaba hockey.

Durante el cautiverio, los secuestradores enviaron a la familia del estudiante de biología dos falanges del dedo índice de la mano izquierda como un mensaje mafioso de presión.

El 3 de noviembre de 2003, se realizó un pago de 148.000 dólares de rescate y la madrugada siguiente el joven fue liberado cerca de un country en Benavídez, partido de Tigre. Pese a que luego hubo varias detenciones por el caso, el dinero nunca apareció.

Durante el juicio, el fiscal García había pedido penas de hasta 23 años de prisión para los supuestos integrantes de la banda por los delitos de "secuestro extorsivo agravado por el uso de armas, por la participación de tres o más personas, por lograr el propósito (cobrar el rescate) y por lesiones gravísimas".

Además les sumó, en concurso real, "robo calificado y abuso de armas y abuso de armas criminis causa", porque los captores le robaron a Belluscio y dispararon a la policía al secuestrarlo.

Pero los jueces absolvieron a todos por el secuestro y sólo condenaron a Valenzuela a seis meses de prisión por resistencia a la autoridad el día que se le detuvo y a Villagra a cuatro años por tenencia ilegal de arma de guerra. Sin embargo, por el tiempo que estuvieron detenidos las penas ya se dan por cumplidas.


Sobre esta noticia

Autor:
Kanela (230 noticias)
Visitas:
523
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.