Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Julianin escriba una noticia?

Carla y la tarde de lluvia.-

15/05/2012 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mis queridos canallas, golfos, crápulas y otras almas de mal vivir, hoy comparezco aquí de nuevo, en este humano y divino espacio para contar, aclarar y enseñar uno de los placeres mas inmensos que un ‘asaltador de alcobas’ como nosotros puede sentir.

image¿quién no se a sentido mustio en estas primaverales tardes de lluvia de los cojones que atacan nuestra capital charra? Tardes grises, aburridas de oficina y a casa, ni siquiera un ratito para las cañas, coñazo de agua, coñazo de parking y coñazo de lluvia, pero he aquí que un simple ‘tiln’ del whasApp, es capaz de devolvernos la alegría, las flores y el primaveral encanto.

Comprobar que Carla nos escribe – coño, Carla! El otro día la salude en el Revo y estaba fantásticamente foll... ¡¡ bueno ya me entendéis!! - ; resulta que tenia un problema con su nueva tablet, ¡ que maravillosa es la tecnología! Y un caballero como yo siempre acude al rescate de una dama y mas de esta después de la ultima visión, así que fingiendo la llamada de un cliente ( de esos tan golfos como uno mismo y que siempre jurara que estabas con él sin importar día y hora) me encamine hacia su casa, sin importarme ni la lluvia ni la ORA.

Espectacularmente rubia, espectacularmente esbelta, espectacularmente guapa pese a tan solo estar decorada con una camiseta blanca y unos vaqueros que eran su segunda piel y unos preciosos pies descalzos, abrió la puerta y tras los dos besos de rigor ( de esos que se aproximan a la comisura de los labios) procedió a mostrarme su adquisición y raíz del problema, no sin antes ofrecerme una London Nº1 perfectamente apetecible e invitarme a ponerme cómodo – zapatos incluidos- acabamos sentados en el sofá mientras solucionaba su problema y ella se acercaba sin reparos en invadir mi espacio personal, eso si prestando mucha atención a todas mis explicaciones mientras mostraba su maravillosa sonrisa.

El candor de sentir su mejilla sobre mi hombro, arrimada a la mía y besarnos – después de mucho tiempo- fue todo uno, sin prisas, realmente me apetecía disfrutar todo aquello que me ofreciera, así que me ofreció – sugirió – que nos preparásemos otra copa, y un caballero no se puede negar.

imageLa siguiente visión fue su cuerpo recostado en el sofá, sin camiseta y tan solo con sus vaqueros sin abrochar...¡uuuuffffff, turbador sin duda!

A partir de aquí, no se debe de contar y por supuesto no voy ha hacerlo, tan solo la reflexión y el recuerdo de una tarde de lluvia y sabanas con Carla.

Por cierto, su tablet funcionaba perfectamente.


Sobre esta noticia

Autor:
Julianin (169 noticias)
Fuente:
julianin-julianadas.blogspot.com
Visitas:
6845
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.