Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Carlotto, emblema de la lucha por recuperar bebés robados en dictadura argentina

06/08/2014 18:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Estela Carlotto cuenta las horas para abrazar a su nieto, un bebé nacido y robado a su hija Laura poco antes de ser asesinada durante la dictadura argentina (1976-83), y recuperado el martes.

Pero este hito personal no frenará su lucha hasta encontrar "a todos los nietos que faltan", casi 400.

"No, aquí no termina, seguiré en la lucha. Yo voy a seguir en Abuelas para buscar a todos los que faltan", prometió la activista de 83 años, que el miércoles mostraba una sonrisa imborrable a horas de que se produzca el esperado encuentro entre la abuela y el nieto.

Carlotto se refirió a las casi 400 personas -nietos- que no han sido encontradas, un día después de hallar al nieto 114 que resultó ser el suyo, hijo de su hija Laura secuestrada en 1977 y asesinada al año siguiente.

Aunque Carlotto no quiso revelar la fecha del encuentro porque no quiere "forzar ninguna situación", su hijo, el diputado oficialista Remo Carlotto, dijo que la familia se encontrará con el nieto durante la tarde en La Plata, ciudad donde vive la dirigente humanitaria a 60 km al sur de Buenos Aires.

No obstante, una fuente de la entidad dijo a la AFP que el encuentro será "estrictamente familiar" y no divulgarán ningún dato sobre el lugar y la fecha.

"Es un día crucial. Todavía estoy como en otro mundo, estoy como soñando", declaró a decenas de periodistas que la esperaron en la puerta de su casa el miércoles.

Estela Barnes de Carlotto, madre de cuatro hijos, era maestra de escuela primaria y ama de casa cuando desapareció su hija Laura, que junto a un novio que ella no conocía, militaban en la organización guerrillera Montoneros (peronista de izquierda).

Carlotto no sabía que Laura estaba embarazada cuando la secuestraron.

"Me casé con mi primer y único novio, Guido", contó en una entrevista hace unos años sobre su esposo, ya fallecido.

Ese nombre fue, según el testimonio de sobrevivientes que estuvieron detenidas con ella, el que Laura había elegido para el niño que los militares le arrebataron cinco horas después del nacimiento en un centro de detención clandestino en la periferia norte de Buenos Aires.

Estela, de origen inglés, y Guido de raíces italianas, tuvieron dos mujeres y dos varones. "Los criamos a la manera nuestra, con libertad, con cariño, en un hogar".

"Pude seguir trabajando como maestra gracias a mi mamá, una excelente abuela que los cuidó en mis horas de escuela. Mi marido, descendiente de italianos del Véneto, fue un padre protector", reveló esta mujer que la adversidad la convirtió en la abuela más célebre de Argentina.

image

- La fuerza del destino -

Carlotto nació el 22 de octubre de 1930 en la ciudad de La Plata, donde llevaba una vida apacible de clase media tradicional cuando su hija Laura desapareció en 1977 embarazada de dos meses. El niño nació finalmente en cautiverio el 26 de junio de 1978.

"Estela" -como se la conoce- es una mujer menuda de cabellos blancos, que aún sonríe con envidiable dulzura pese a los avatares a los que la enfrentó la vida.

La detención y desaparición de su hija después del golpe de Estado de marzo de 1976 en Argentina, dio un vuelco radical a su vida.

La organización Abuelas de Plaza de Mayo fue fundada en octubre de 1977 por Isabel "Chicha" de Mariani. Carlotto ingresa a la organización en 1978 y en 1990 es elegida su presidenta.

Durante su trayectoria fue galardonada por varios gobiernos, entre ellos varios europeos como el francés, que le otorgó el Premio Internacional de la Mujer y la Orden de la Legión de Honor.

Realizó varios doctorados en derechos humanos en universidades del extranjero y actualmente tiene una cátedra libre de derechos humanos en la Facultad de Periodismo de La Plata.

image

En 2010, la asociación Abuelas de Plaza de Mayo fue postulada al Premio Nobel de la Paz, candidatura a la que Carlotto calificó de "alimento para la lucha".

"Los reconocimientos son buenos porque le permiten a uno confirmar que está en el camino correcto", dijo la abuela, cuya historia este miércoles ha tenido una repercusión mundial.

Según los organismos humanitarios, en Argentina desaparecieron 30.000 personas, de las cuales 500 son menores de edad.

La infatigable lucha de las Abuelas permitió hasta ahora encontrar a 114 personas, nuevo balance desde el hallazgo el martes de Ignacio Hurban, buscado como Guido Carlotto.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
3784
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.