Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Carolina Darias, la ministra ultraperiférica en el centro del hervidero catalán

0
- +
23/02/2020 05:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace menos de dos meses, las quinielas sobre los ministros del nuevo Gobierno parecían tener algo claro: el conflicto en Cataluña hacía pensar que el ministro de Política Territorial iba a recaer en algún socialista catalán, miembro del PSC. En realidad, era justo lo contrario de lo que Pedro Sánchez tenía en mente. Buscaba a una persona que no fuera de "periférica", ni de Cataluña ni de Euskadi, y la terminó encontrando en la región ultraperiférica de Canarias. Sánchez no quería un Ministerio para Cataluña como en época de Soraya Sáenz de Santamaría, sino de inequívoco ámbito autonómico. Se lo terminó confiando a Carolina Darias, una política canaria desconocida en la Península y convertida en todo un símbolo de la solución estatutaria que Sánchez quiere para Cataluña.

Darias (Las Palmas de Gran Canaria, 54 años) forma parte de la delegación del Gobierno que el miércoles que viene se reunirá con el Govern catalán en la inauguración de la 'mesa de diálogo' para encontrar una salida a la crisis política de Cataluña. Lo hará junto con Sánchez y los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias. La primera ha mantenido en los últimos tiempos la vía de contacto con el Govern, con el vicepresidente Pere Aragonés, incluso en los momentos más tensos. El segundo pone peso a la parte de Unidas Podemos del Gobierno de coalición. También, los ministros de Sanidad y de Universidades, Salvador Illa y Manuel Castells, porque son "ministros catalanes", razonan en la Generalitat.

Y junto a todos ellos también se sentará a la mesa la ministra de Política Territorial en un momento en que el Govern se plantea incluir en su delegación a la consellera de Justicia, Ester Capella. Con su presencia, Quim Torra reivindicaría a los políticos presos y huidos por el procés. Con Darias, Sánchez marca territorio y vincula la solución de la crisis catalana al ámbito autonómico, que debe resolverse, a ojos de los socialistas, con una reforma del Estatut. Darias ya fue la única ministra que acompañó a Sánchez durante su visita de dos días a Barcelona a principios de febrero, cuando se reunió con Torra.

Darias da "mucha importancia al trato con todas las comunidades", dicen en su equipo, pero también está dispuesta a buscar "hasta la extenuación" huecos en la Constitución para solucionar la crisis catalana, según ha declarado ella misma. Puede ser un aviso para navegantes, porque quienes han trabajado con ella en Canarias dicen que es peleona -"chiquita pero matona"- y estricta en el cumplimiento de las normas. También se la tiene por una persona que busca el consenso y "muy cercana", se dice también fuera del PSOE.

Con un carácter fuerte que saca a relucir cuando es necesario, se la tiene también por una persona con sentido del humor. En una reciente intervención ante la prensa junto al Consejero de Presidencia del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, Darias se lanzó a saludar en euskera, que sonó con un indiscutible acento canario. Fue la anécdota en otra de las competencias de su Ministerio, cumplir el compromiso de Sánchez de transferir todas las competencias que faltan al País Vasco, incluida la gestión económica de la Seguridad Social.

Darias tiene aún mucho que negociar con el Gobierno vasco, donde se la reconoce como "seria y precisa", "conocedora de las materias" y "leal por encima de las estrategias" de cada parte.

Esta es una de las tareas más delicadas que tendrá Darias ante sí, a pesar de que hasta en el PP canario las expectativas sobre su papel en el Gobierno son elevadas. El exministro de Industria de Mariano Rajoy, José Manuel Soria, advirtió en la prensa canaria tras su nombramiento que "puede ser una de las estrellas de este nuevo Gobierno, va a brillar con luz propia". De momento, ánimos no le faltan. En su equipo la definen como "un terremoto" que hasta se dispone a cambiar los biorritmos de quienes la rodean, acostumbrados ya a que todo empiece una hora antes. "Vive en una hora menos", dicen. Como en Canarias.

Sánchez ha asumido en persona la estrategia hacia Cataluña, de la que forma parte Darias, una alta funcionaria, que "conoce bien la Administración" y que llegó al Gobierno desde el gobierno de Canarias, donde era consejera de Economía, Conocimiento y Empleo y antes fue la primera y de momento única presidenta que ha tenido el Parlamento canario y delegada del Gobierno en el archipiélago, en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Darias es "del PSOE de toda la vida", "con bastante peso dentro del partido", donde, sin embargo, pilló a sus compañeros "con el pie cambiado" cuando Sánchez anunció que sería ministra. Su nombramiento da buena muestra de su perfil y de lo que el presidente buscaba en ella. También de que, en ocasiones, hasta gestiones tan elevadas como nombrar ministros no están reñidas con las bromas. Sánchez pidió consejo al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, con quien una relación muy estrecha desde los tiempos en que sentaban al lado en el Congreso cuando ambos eran diputados rasos. Torres le dio el nombre de Darias, que era su consejera de Economía como podría haberlo sido de Sanidad o de otra cartera de peso por su perfil "resolutivo" y "de gestión". Sánchez 'compró' y no tuvo mejor idea que comunicárselo mediante una llamada cuando sabía que Darias y Torres estaban juntos, en un Consejo de Gobierno.

La ministra tuvo que aguantar la noticia, de la misma manera que tuvo que contener la sonrisa en una rueda de prensa tras uno de los primeros Consejos de Ministros mientras la portavoz, María Jesús Montero, anunciaba que a propuesta de su Ministerio el Ejecutivo recurría al Tribunal Constitucional contra la Ley de Calidad Agroalimentaria del Gobierno de Canarias, que ella acababa de abandonar para marchar a Madrid. En la capital se han acabado lo vuelos diarios, ida y vuelta, de Las Palmas a Tenerife para cenar con sus tres hijas -adoptadas, para más señas-, como solía hacer cuando era presidenta del Parlamento canario.

En la capital, Darias ha formado un equipo eminentemente técnico y lo primero que hizo cuando llegó al Ministerio fue llamar uno a uno a los presidentes autonómicos, por estricto orden de protocolo, para "ponerse a su disposición". También a Quim Torra, a quien esta semana volverá a ver en la 'mesa de diálogo'.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (52956 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
5
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.