Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eduardo Ramos Campagnolo escriba una noticia?

Literatura (esa traición a la ideología) - Por Eduardo Ramos Campagnolo -

13/08/2012 14:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mis lectoras y lectores se preguntarán el porqué del título de este enunciado de ensayo que hoy quiero compartir con ellos. Bien, veamos de qué se trata esto, intento explicar que la ideología condiciona a la reflexión, la ideología automatiza y en cambio la literatura desautomatiza. Así como la crítica es al ideal la literatura es a la ideología, un opuesto que no permite ver. A continuación daré mi definición de Literatura y también de Ideología. Literatura es un discurso, subjetivo, una verdad interior que el autor intenta expresar y hay tantas verdades interiores como sujetos. Es el arte del bello lenguaje, una interactividad entre emisor y receptores, un pacto comunicacional, capaz de crear actitudes críticas brindando elementos para la reflexión, como la transmisión de experiencias. La Ideología está constituída por las coherencias de una sociedad, es un sistema de dogmas, un sistema de ideas-fuerza no explicitadas de una sociedad, fuerzas activas en la relación del hombre con el mundo. Forman parte de la ideología la religión, la moral, los criterios filosóficos etc... la ideología es un producto del Ethos que orienta a la acción histórica de una sociedad. Se trata del sujetamiento del hombre a un sujeto absoluto que se llama Dios, Patria, Ley o Historia; hay un lenguaje-sujeto y un animal ideológico: El Hombre. A la vez, todo lenguaje es ideológico porque hay una gnoseología subyacente, siendo el discurso uno de los componentes de la ideología (lo que puede y debe ser discursivamente expresable), es el discurso la realidad histórica, la expresión de los cambios culturales y sociales. Cada sociedad tiene una memoria discursiva de modelos producidos en el pasado, hay una hegemonía en el discurso social, una homogeneización discursiva que forma parte de la hegemonía cultural. Y esta hegemonía cultural está compuesta por la lengua oficial, que es el pensamiento ideológico, los presupuestos colectivos, lo indiscutible, lo prohibido, el yo el nosotros. En definitiva LA MEMORIA DISCURSIVA IMPIDE QUE SE DIGA LO QUE TODAVÍA NO SE DIJO. Domingo Faustino Sarmiento entendía como civilización a la cultura urbana europea y como barbarie a la sociedad rural, los pueblos del interior. Para Descartes en su "Discurso del método" los hombres tienen muy bien repartido el sentido común. Los Castristas mezclaron torpemente a Martí con Sartre intentando disfrazar a una dictadura comunista de democracia; otros intentan dicotomizar democracia versus fascismo o nacionalcatolicismo. Siempre hay que observar adonde adscribe quién escribe ( y esto corre también para mí), si se trata de un intelectual cooptado quién te dice que hoy puedes vivir en libertad, cuando en realidad te tienen dominado política o económicamente. Hay una política cultural en la cual la literatura está en función de la ideología? Creo que las nuevas tecnologías permiten cambiar aquellos ideales que no se ajustan a la realidad actual, permiten un cambio cultural y también recordar que algunos vencen pero no convencen.-


Sobre esta noticia

Autor:
Eduardo Ramos Campagnolo (93 noticias)
Fuente:
elblogdeeduardoramos.blogspot.com
Visitas:
307
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.