Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cosmologo escriba una noticia?

Ciruelas umeboshi, un verdadero alimento-medicamento.

05/04/2013 14:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ciruelas umeboshi image

Las umeboshi son ciruelas japonesas fermentadas con sal y hojas de shiso durante un tiempo que puede estar entre uno y tres años.

Se han utilizado tradicionalmente como alimento y medicina en China, Corea y Japón, sobre todo en casos de intoxicación alimentaria, contaminación del agua, diarrea o estreñimiento, hipo o hiperclorhidria, mareos en los viajes y jaquecas.

Efectivamente, gracias a sus múltiples beneficios, podemos considerar las umeboshi como un verdadero alimento-medicamento.

Es importante destacar que son un excelente remedio contra la fatiga.

El proceso de fermentación aumenta su contenido en ácido cítrico, que el organismo utiliza para descomponer el ácido láctico cuyo exceso es responsable de la fatiga y las agujetas, en dióxido de carbono y agua.

Además como son un producto muy alcalinizante, ayudan a mantener un pH adecuado a nuestro organismo favoreciendo la asimilación intestinal de minerales alcalinos como el hierro, el calcio y el magnesio. Así se puede mejorar la anemia ferropénica, la osteoporosis y los estados carenciales en general.

Si dejamos deshacer una pequeña cantidad de pasta de umeboshi debajo de la lengua, y sobre todo si hemos comido alimentos grasos o en caso de debilidad digestiva, notamos cómo desaparece la pesadez física y mental ya que aportan enzimas que ayudan al proceso digestivo.

Las ciruelas umeboshi también mejoran la función hepática ya que estimulan la formación y la secreción de bilis, mejorando así la digestión y la metabolización de las grasas. Potencian la función desintoxicante natural del hígado.

Sus bacterias beneficiosas optimizan la absorción de nutrientes y normalizan el transito intestinal, sobre todo en casos de diarrea o estreñimiento. Además ayudan a desintoxicar el intestino y en el tratamiento de parasitosis, cándidas u oxiuros, de esta forma reequilibran la flora intestinal.

Las encontramos enteras o en forma de pasta y, guardadas en una tarro de cristal en la nevera, se conservan durante largos períodos. Debido a la cantidad de sal que contienen, su uso está contraindicado en casos de hipertensión severa.

Un tesoro de la cocina macrobiótica

Según los principios de la Macrobiótica, los sabores ácido y salado de las ciruelas umeboshi conducen la energía hacia abajo y hacia el interior del cuerpo. En relación con los órganos, el sabor ácido tiene afinidad con el hígado y la vesícula biliar, y el sabor salado, con los riñones y la vejiga.

Desde el punto de vista energético, la combinación de los sabores ácido y salado tiene un elevado poder contractivo eliminativo y desintoxicante. A nivel mental proporciona concentración y despeja la mente, por lo tanto es ideal para estudiantes, sobre todo en temporadas de exámenes.

Además, como el meridiano del hígado está relacionado con los ojos, al mejorar la función hepática, se reforzará también la vista.

Debido a esta naturaleza ácida-salada y siendo un alimento bastante concentrado, es preferible tomarlo en pequeña cantidad, pues en exceso podría desmineralizar y secar los tejidos.

En la cocina Macrobiótica las umeboshi se utilizan como sustituto de la sal sobre todo en la elaboración de cremas de cereales donde, dependiendo de la cantidad total que se prepare, se puede llegar a poner hasta una ciruela entera.

También se pueden preparar vinagretas mezclando una pequeña cantidad de pasta de umeboshi con aceite de oliva virgen extra, perejil, ajo o salsa de soja (en este último caso disminuir la cantidad de sal en la cocción del alimento).

Más sobre

Este tipo de vinagretas resultan ideal para aliñar ensaladas, arroces, verduras y todo tipo de pescado y carne, mejorando su digeribilidad. En platos de arroces o verduras, se puede mezclar directamente la ciruela troceada o la pasta.

Se pueden tomar en decocción, dejando hervir una ciruela en mínimo un litro de agua mineral durante aproximadamente media hora.

Preparaciones

El ume-sho-bancha es una bebida ideal para combatir la fatiga, la mala circulación y para activar el metabolismo. Se prepara añadiendo media ciruela umeboshi triturada, cinco gotas de zumo de jengibre y unas gotas de tamari en una taza de té de tres años.

El ume-sho-kuzu resulta muy útil en caso de trastornos intestinales y en procesos gripales. En medio vaso de agua fría se disuelve una cucharadita de café de kuzu, se pone en el fuego y removiendo se lleva a ebullición.

Se deja hervir unos tres minutos removiendo. Se añade media cucharadita de pasta de umeboshi y se toma caliente. Se puede elaborar también con la ciruela. En este caso se tendrá que deshacer la ciruela en un poco de agua en el fuego, añadir el kuzu ya disuelto en agua y remover hasta que se espese.

Valor nutricional medio de la ciruela umeboshi (100 g)

ELEMENTO CONTENIDO %CDR

Calorías 33 kcal

Proteína 0, 9 g 1, 8%

Lípidos 0, 2 g 0, 26%

Potasio 440mg 22%

Calcio 65 mg 5, 4%

Hierro 13 mg 72% Cdr

Fósforo 2, 7 mg 0, 4% Cdr

Fibra 3, 6 g 12% Cdr

LA RECETA

Espaguetis con pisto de umeboshi

image

Ingredientes

100 g de espaguetis por persona

4 ciruelas umeboshi

aceite de oliva

1 Kg. de tomates

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 cebolla grande

2 zanahorias

1 calabacín

1 hoja de laurel

1 cucharadita de azúcar

aceite de oliva

sal

pimienta

Elaboración

Pelar los tomates y quitarles las pepitas. Trocear. Cortar también el resto de las verduras en trocitos pequeñitos. El calabacín no es necesario pelarlo, pero sí hay que lavarlo bien.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreír la cebolla junto con los pimientos a fuego lento hasta que la cebolla cambie de color y se vuelva un poco transparente. Añadir la zanahoria y el calabacín.

Remover y cocina por un par de minutos más. Añadir el tomate y la hoja de laurel. Remover. Ajustar de sal y pimienta. Deja reducir el tomate a fuego lento y listo (una media hora o 40 minutos, depende del agua que tengan los tomates).

Una vez se haya acabo triturar cuatro ciruelas umeboshi en el mortero hasta que quede una pasta bien homogénea. Mezclar con el pisto y remover bien para que se integre con el resto de ingredientes.

Preparar los espaguetis en agua hirviendo con una cucharada de sal según las instrucciones del fabricante. Escurrir los espaguetis y añadir un chorrito pequeño de aceite de oliva y pimienta. Incorporar el pisto y mezclar con los espaguetis.

URL : http://www.larevistaintegral.com/?p=8239

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/salud/alimentacion/macrobiotica


Sobre esta noticia

Autor:
Cosmologo (749 noticias)
Fuente:
buenasiembra.blogspot.com
Visitas:
1021
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.