Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

Conteniendo a los virus. Las FAS en la élite de contención de enfermedades

04/02/2016 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las grandes crisis víricas recientes, ébola, gripe aviar, ziqua, antrax ya sean de expansión natural o como amenaza terrorista han tomado por sorpresa a las naciones occidentales. En España la reacción más eficaz ha sido la creación de la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel

Al visitar el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla en Madrid si nos interesamos por un hipotético paciente con una enfermedad infectocontagiosa mortal nos remitirán sin duda a la planta 22 del mismo pues allí esta instalada la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel diseñada y concebida para aislar y controlar a los primeros posibles pacientes de una pandémia y allí tratarlos con lo último en la tecnología médica existente.

Desde luego nos será imposible acceder a esta planta como si fuéramos a visitar a cualquier paciente hospitalizado pues el objetivo es evitar toda clase de contagio a cualquier persona exterior y los controles de seguridad en un hospital militar de esta clase son draconianos pero aprovechando una vista a las instalaciones por parte de la cúpula militar, JEMAD y los jefes de estado mayor de los tres ejércitos, hemos podido conocer la Unidad de Aislamiento y sus características, unas capacidades que ponen a España con la mejor infraestructura en Europa en contención de enfermedades infecciosas y con una de las mejores del mundo, sorprendentemente incluso más potente que la que dispone para el mismo tipo de alertas los EEUU.

Una puerta no se abre hasta cerrar la anterior

Tras subir por ascensores y encontrar guardias de seguridad en cada descansillo de la planta 22 donde solo se puede entrar acompañado y con tarjeta de seguridad nos encontramos con la sala de control de la unidad donde en una serie de  pantallas los médicos, enfermeros y técnicos vigilan todas y cada una de las salas donde se desarrollan las distintas actividades ya una de las ocho habitaciones donde se alojan los pacientes y sus cámaras estancas previas, los pasillos, salas de duchas, vestuarios y se controla la actividad  de los operarios.

El aspecto de la unidad recuerda levemente a los de una nave espacial de película con distintas puertas que solo se abren con tarjeta autorizada en  sistema esclusa, esto es la siguiente puerta solo se abre si se ha cerrado la anterior y en el ínterin el control de sala te autoriza a avanzar si dispones del equipo adecuado.

De este modo al entrar en una de las habitaciones pasas a una estancia, esclusa de limpio, donde te colocarías un traje de protección EPI, Equipo protección Individual, que te aísla plenamente del exterior bajo supervisión para evitar toda clase de fuga. Ya equipado es cuando entrarías a una presala hermética previa a entrar en la habitación donde se encuentra el paciente para atenderle y tratarlo, el mismo aire de cada sala está presurizado de modo que por el sistema de esclusas en cada mamparo nada del aire que respira el enfermo se junta con la habitación anterior, físicamente es imposible por la diferencia de presiones, y este es emitido al exterior tras ser purificado tras ser absorbido y filtrado por el sistema de ventilación y pasar por un sistema de filtros y desinfecciones, sitas en la planta 24, e incluso exposición al calor que elimina cualquier forma de vida microbiana conocida de modo que cuando vuelve a la atmósfera es químicamente puro.

La habitación dispone la equipación de una habitación UVI y puede ser utilizada como quirófano con la simple aportación del material de cirugía preciso, así puede realizarse una intervención quirúrgica en un ambiente controlado sin pensar en bajar al paciente a la planta de los quirófanos y correr el menor riesgo de contagio.

Tras cumplir la visita al enfermo salimos de cada cuarto siguiendo el mismo sistema de esclusas y filtros donde nos libramos del EPI, esclusa de sucio, y tendremos que pasar por una ducha de descontaminación antes de poder salir de la unidad de aislamiento. Dicho en vulgo: "la idea es que si el bicho está dentro, se quede dentro".

 

Capacidades

Quizás el número de ocho habitaciones nos pueda parecer escaso pero en realidad no lo es para una unidad de contención de enfermedades infecciosas pues el objetivo de una infraestructura de esta clase es la contención de enfermedades especialmente virulentas antes que puedan propagarse o sea identificar a los pacientes cero en origen,  esterilizar a conciencia este punto de origen, evacuar a los enfermos en condiciones de aislamiento intensivo y tratarlos en la unidad antes que la epidemia de la que puedan ser vector de contagio se propague. Controlar la posible epidemia en su inicio antes que se convierta en tal descubriendo, aislando y tratando a los pacientes cero.

El nivel de seguridad es extremo siendo imposible pasar de una estancia a otra sin ser controlado y cerrar la anterior

Y en ello con el concurso de esta Unidad de Contención en el Gómez Ulla España dispone de 14 habitaciones de contención como estas sumándose a las dichas ocho otras dos en el Hospital Carlos III, donde fue tratada la afectada por ébola Teresa Romero el pasado año, y otras cuatro sendas en hospitales primigenios de Barcelona, Sevilla, Valencia y Tenerife.

Como comparación Gran Bretaña y Alemania disponen de 11 habitaciones cada una y Francia 10 en el resto de países de la UE el número es aun menor y EEUU en la actualidad solo dispone de otras 11. Es evidente que a los números España es en la actualidad el país con la mayor infraestructura de este tipo en lo que llamamos mundo occidental. De hecho las vistas de naciones aliadas y equipos médicos de nacionales y extranjeros es continua a la unidad.

Al desarrollarse la unidad de contención se contaba con una ventaja se tenia una serie de lecciones aprendidas de las actuales pandémias, gripe aviar, ébola, coronavirus, etc. Con ello sobre las medidas aplicadas que contuvieron los brotes se buscó un grado superior de contención "Si se bastaba con esto, vamos a ponerlo un grado por encima".

De esta manera se ha alcanzado un nivel de excelencia superlativo que va desde el material de suelos y paredes absolutamente aislante, el filtrado de aire, los métodos de vigilancia, los equipos de protección e incluso la limpieza. De hecho una vez el paciente recibe el alta y la habitación queda vacía se limpia con una máquina aspersora de peroxido de hidrógeno, el agua oxigenada de toda la vida, que está demostrado que es el mejor desinfectante existente pues elimina al 99, 99999 % de gérmenes conocidos. La única pega es que es altamente corrosivo por lo que tras la desinfección, suele durar unas 8 horas, debe realizarse una segunda limpieza para eliminarlo y no dañar los equipos.

Ahora bien existe un contratiempo importante, una infraestructura médica de este calibre necesita de un soporte humano elevado de hasta 50 personas por habitación, entre médicos, enfermeros y personal de apoyo, a una ocupación total nos da 400 efectivos lo que podría desasistir otros servicios pero del darse una alarma es muy raro pensar que sea necesario usar toda la infraestructura sino solo entre uno a tres pacientes pues el objetivo es contener la epidemia antes de su inicio, si esta se desata al estilo de la peste negra medieval o la epidemia de gripe española de 1918 la unidad pierde su sentido pues habría perdido su razón de ser de contención primaria.

Posibilidades

Tras recibir una alerta la unidad estaría lista para recibir un paciente en solo tres horas y realizarle una completa atención y en la idea que es mejor prevenir que curar está ya en operaciones un equipo de 5 a 6 efectivos para investigar los brotes epidémicos en origen especialmente en lugares donde estén desplegados tropas españolas y se detecte un posible contagio. Este equipo se conoce por sus siglas en ingles de RDOIT, Rapid Deployment Outbreak Investigation Team (Equipo Desplegable Rápido de Investigación de Brotes) y ante una alerta epidémica puede desplegarse en 24 horas en cualquier lugar del mundo y sobre el terreno investigar la alarma y proponer la estrategia a seguir ya sea contener el brote en origen, evacuar a los enfermos o cualquier medida alternativa que se revele la más apropiada.

En definitiva una capacidad de prevención que pone a España en cabeza de prevención de grandes epidemias, si estas acontecerán o no lo seguro es que se dispone de un seguro para prevenirlas desde su raíz.


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (138 noticias)
Visitas:
7322
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.