Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alicuc escriba una noticia?

Cromañón, las hipótesis del veredicto más esperado

17/08/2009 18:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Habrá casi segura pena para Chabán, aunque es muy posible que por ahora no vaya a la cárcel. Puede haber distinciones entre los miembros de Callejeros

En Tribunales hay dudas y apuestas, pero la mayoría piensa que habrá condena para Omar Chabán y muy probablemente, aunque en menor medida, para su mano derecha, Raúl Villarreal. Son muy pocos los que creen que el delito por el que se los condenará será el de homicidio: la figura elegida va a ser el estrago, que significa provocar un desastre, en este caso un incendio, con el agravante de que hubo muertos. Pero la gran polémica girará alrededor del carácter del delito: si fue doloso (tenía claro que se iba a incendiar, pero no le importó) o culposo (pensó que no iba pasar, pero el accionar fue tan irresponsable que merece condena). Los diagnósticos mayoritarios hablan de una condena para Chabán que estará entre 7 y 12 años de prisión. Es casi seguro que también serán considerados culpables el líder del grupo Callejeros, Pato Fontanet, y el manager, Diego Argañaraz; uno de los policías, el subcomisario Carlos Díaz, acusado por recibir coimas para no controlar la cantidad de gente que entraba a Cromañón; y Fabiana Fiszbin, la subsecretaria de Control Comunal, por no asegurar las inspecciones. Aunque las penas, en el caso de Chabán o los hombres de Callejeros, sean altas, no irán a prisión el próximo miércoles. Tendrán la chance de apelar y podrán esperar esa apelación en libertad, como ya ocurrió con otros imputados en una causa paralela, los oficiales de bomberos condenados por el mismo tribunal, hace un año, por coimas.

El Tribunal Oral Criminal Nº 24 (TOC 24), integrado por María Cecilia Maiza, Marcelo Alvero y Raúl Llanos, tiene decidido que el miércoles próximo a las 15 se empezará directamente por leer la parte resolutoria del fallo, es decir, la enumeración de cada uno de los quince imputados, quién resulta condenado, a qué pena, y quién resulta absuelto. Después se producirá un cuarto intermedio y, lo más probable, es que posteriormente se lea un resumen de los fundamentos, ya que el fallo es extensísimo. Hay una versión de que los jueces no entregarían ese resumen por escrito sino que lo harían oralmente. A la expectativa estarán quienes fueron protagonistas del juicio, el fiscal Jorge López Lecube y las cuatro querellas, encabezadas por José Iglesias-Beatriz Campos, María del Carmen Verdú-Marcelo Parrilli; Mauricio Castro y Patricio Poplavsky.

En cualquier caso, a dos días del fallo Cromañón se plantean varios interrogantes:

1 ¿Qué ocurrirá con Omar Chabán?

Todo indica que será condenado. En primer lugar por el incendio que produjo las muertes, no por homicidio. Esta última variante trae una gran complicación: un homicidio no puede ser general sino que hay que detallar cada caso. Por ejemplo, se plantea qué sucede con los que salieron de Cromañón y después entraron a salvar a algún amigo. ¿Se le puede adjudicar esa muerte como homicidio de Chabán? O el caso de alguien que salió con vida y luego se demoró demasiado la atención médica. En cambio, si se le imputa el incendio, con el resultado de al menos una muerte, no se necesita dilucidar víctima por víctima. De manera que existe la convicción de que el delito que se imputará a Chabán es el de estrago.

2 ¿Cuál puede ser la pena que le impongan a Chabán?

Las alternativas tienen que ver con la consideración que se haga sobre el estrago. Está claro que Chabán no tuvo intención de matar a nadie porque, entre otras cosas, allí estaba parte de su familia y él mismo. Sin embargo, el gravísimo nivel de imprudencia que le imputan –la puerta grande cerrada con candado, pese a que tenía un cartel de salida; el triple de la capacidad de espectadores que lo permitido; la realización de un recital en el que seguro iba a haber bengalas en un lugar cerrado; el hecho de que dos días antes ya existió un principio de incendio– lleva a acusarlo de estrago, doloso o culposo. La diferencia es muy fina. Si es doloso, será porque se representó lo que podía pasar y no le importó. Como que era parte del negocio. En el caso del culposo, todo el accionar fue irresponsable, pero pensó que no iba a ocurrir.

La diferencia en la pena es de importancia. El estrago doloso es de ocho a 20 años de prisión, mientras que el estrago culposo tiene una máxima de cinco años. Están los que sostienen que Chabán será condenado por estrago culposo, pero al máximo de la pena: cinco años. Y a eso debe agregarse la coima que se les pagó a los policías para que dejen entrar más gente que la permitida. El máximo por cohecho es seis años. Si ésta es la postura de los jueces, la condena podría andar en cinco años por el estrago culposo más tres por el cohecho. Aproximadamente ocho años.

Sin embargo, muchos piensan que el TOC 24 ya dio un indicio de dureza en la causa contra los bomberos que cobraron coimas. En aquella ocasión, la condena fue de cuatro años. De manera que hay quienes sostienen que los magistrados se inclinarán por el estrago doloso, aunque no en los niveles más altos sino en los más bajos. Si a esto se le agrega el cohecho, la pena podría andar en los doce años de prisión.

3 ¿Chabán puede salir de Tribunales a la cárcel?

Es muy improbable. El TOC 24, en el juicio contra los bomberos que cobraron coimas, condenó por penas de cumplimiento efectivo: cuatro años. Sin embargo, los dos oficiales, Alberto Corbellini y Marcelo Nodar, no fueron a la cárcel sino que esperan en libertad el resultado de la apelación. Es muy probable que esta vez ocurra lo mismo, con Chabán y con cualquiera que resulte condenado.

4 ¿Qué pasó con los argumentos de Chabán?

En el juicio parecieron tener poco peso. El administrador sostiene que el joven que lanzó el tres tiros –nadie sabe quién es, y tal vez esté muerto–, una pirotecnia que quemó el techo, actuó en forma casi intencional. Y que allí estuvo la clave de todo. Además, Chabán afirma que la puerta grande no era una verdadera puerta de emergencia y que él no podía saber que Cromañón estaba habilitado sólo para algo más de mil personas, siendo que esa noche habían ingresado más de tres mil. “Fue un contrato de buena fe. A Chabán se lo alquilaron diciendo que en el recital de Rodrigo habían entrado como cinco mil personas”, afirma su abogado, Pedro D’Attoli. Todos esos argumentos seguramente quedarán para la apelación ante la Cámara de Casación.

5 ¿Qué va a suceder con Raúl Villarreal, la mano derecha de Chabán?

Hay bastantes dudas. Por un lado es un ladero de Chabán, pero algunos argumentan que estaba al tanto de todo y, por ejemplo, fue protagonista de las coimas. Habrá que ver cómo evalúan los jueces su actuación. La mayoría de las fuentes consultadas por este diario sostienen que será condenado, aunque no está claro cuál podría ser la pena.

6 ¿Qué ocurrirá con los integrantes de Callejeros?

Todo indica que habrá condena, al menos para el Pato Fontanet, por ser quien tenía un papel importante en la toma de decisiones, y Diego Argañaraz, el manager. Se los acusa de haber co-organizado el recital, de haber permitido que asista el triple de personas que lo permitido por la habilitación y, sobre todo, por incentivar el uso de bengalas en un lugar como Cromañón, cerrado y sumamente peligroso. Hay alguna chance de que también los condenen por la coima a los policías, ya que ellos habrían estado al tanto, según consta en una rendición de cuentas. No faltan quienes consideran que el escenógrafo de Callejeros, Daniel Cardell, y el guitarrista, Maximiliano Djerfy, tienen buenas posibilidades de ser sobreseídos por no tener mucha participación en los contratos o la organización de los recitales. Habrá que ver qué sucede con ellos y con los otros integrantes de Callejeros. Es posible que los jueces distingan entre unos y otros.

Debe tenerse en cuenta que uno de los grandes elementos de acusación contra Callejeros es que ellos esquivaron actuar en un lugar abierto o en Obras Sanitarias por los numerosos controles que hubo en ese último estadio y, por lo tanto, habrían ido a Cromañón porque tenía menos inconvenientes para el show de las bengalas.

7 ¿Serán condenados los policías acusados por coimas?

Es muy probable que haya condena para el subcomisario Carlos Díaz. El delito: cohecho pasivo, que es quien recibe coimas. Contra el comisario Miguel Angel Belay parece que hubo menos pruebas y tiene chances de ser sobreseído. De todas maneras, también se ha imputado a los policías por el estrago, ya que al haber ingresado una gran cantidad de gente, con bengalas, se dio pie al desastre. Parece improbable que los condenen por ese delito.

8¿Cuál es el pronóstico para los funcionarios públicos?

En el fallo que sirvió de base para este juicio, el de la Cámara del Crimen, los doctores María Laura Garrigós de Rébori, Gustavo Bruzzone y Rodolfo Pociello Argerich siempre sostuvieron que los responsables de lo ocurrido fueron los que tuvieron injerencia en lo que sucedió la misma noche. Es decir que los factores clave fueron la puerta cerrada con candado, la excesiva cantidad de personas, la bengala y el tres tiros que se arrojaron. Por ello, la responsabilidad de los funcionarios públicos, los que tenían que realizar inspecciones previas, sería menor y están acusados del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, que tiene una pena máxima de dos años. Los jueces del TOC 24 tienen muy buena opinión sobre el trabajo realizado por la Cámara y podrían seguir su criterio. Es más: la Cámara se llevó la impresión de que el equipo de funcionarios había realizado bastantes inspecciones, teniendo en cuenta que no existía un reglamento preciso de cuántas inspecciones había que realizar. De todas maneras, no faltan quienes creen que de los tres funcionarios del gobierno de la ciudad acusados, la subsecretaria de Control Comunal, Fabiana Fiszbin, será condenada, mientras que su segunda, Ana María Fernández, podría resultar absuelta porque en el juicio exhibió evidencias de que no tenía tareas de inspección. La duda está en lo que ocurrirá con el director de Fiscalización y Control, Gustavo Torres.

9 ¿Habrá un juicio Cromañón Dos?

Efectivamente. El dueño de Cromañón y el hotel contiguo, Rafael Levy, había sido sobreseído, pero la Cámara de Casación revocó ese sobreseimiento. El juez Alberto Baños le imputó estrago doloso porque consideró que explotaba Cromañón en sociedad con Chabán. Además hay indicios de que la habilitación gestionada por él en 1997 fue fraudulenta: una pericia demostró que las medidas del boliche y de las puertas de salida eran falsas. Por otro lado, el ex secretario de Seguridad porteño, Juan Carlos López, también había sido sobreseído, pero la Cámara de Casación revocó esa medida y tendrá que afrontar un juicio, seguramente por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Los diagnósticos sobre los posibles condenados y las posibles penas se terminarán el miércoles a las 15. Es posible que ese día haya pocos conformes. Algunos esperan penas altísimas y tal vez no se den. Otros están seguros que corresponderán penas bajas e incluso sobreseimientos, que pueden no concretarse. Lo cierto es que los jueces Maiza, Alvero y Llanos no han sido objetados hasta el momento, salvo por Chabán. Todos coinciden en que condujeron muy bien un juicio muy complejo y, sobre todo, que tenía pronóstico de grandes conflictos y tensiones.


Sobre esta noticia

Autor:
Alicuc (163 noticias)
Visitas:
288
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.