Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Anthropos Project escriba una noticia?

¿Cuántas veces deberíamos comer al día?

30/08/2016 12:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Determinar el número aconsejable de ingestas diarias no es tarea fácil en modo alguno. A fin de comprender la recomendación que desde Anthropos Project vamos a hacer a este respecto es necesario presentar cuatro ideas previas

¿Cuántas veces deberíamos comer al día?

Determinar el número aconsejable de ingestas diarias no es tarea fácil en modo alguno. A fin de comprender la recomendación que desde Anthropos Project vamos a hacer a este respecto es necesario presentar cuatro ideas previas.

Idea número 1

La glucosa presente en los hidratos de carbono se almacena en forma de glucógeno hepático y muscular, pudiéndose llegar a almacenar de esta manera hasta unos 500 gramos de glucógeno. Una vez superada esta capacidad, el excedente de glucosa se almacenará en forma de grasa en los adipocitos.

Idea número 2

Las grasas o lípidos se almacenan en los adipocitos, teóricamente con una capacidad ilimitada. Ahora bien, debe tenerse en cuenta que cuando los adipocitos almacenan demasiada grasa, incrementan su tamaño y liberan sustancias pro-inflamatorias.

 

I

Idea número 3

El hígado, a partir del glucógeno almacenado en él, se encarga de ir liberando glucosa en sangre que va a ser utilizada como fuente de energía por las células. Cuando las reservas de glucógeno hepático están disminuidas el organismo se ve obligado a utilizar proteínas1 y grasas como sustrato para producir energía.

Determinar el número aconsejable de ingestas diarias no es tarea fácil en modo alguno

1 Conviene señalar que dado que las proteínas forman parte de la estructura de los órganos internos el cuerpo tendrá tendencia a preservarlas, pues una pérdida excesiva de proteínas puede conducir a la muerte por fallo multiorgánico.

Idea número 4

Nuestros ancestros no lo tenían fácil para encontrar alimentos y se veían obligados a pasar largas horas sin comer. Tuvieron que adaptarse a ello dando lugar a una fisiología metabólica que es especialmente eficiente a la hora de utilizar las grasas como fuente de energía. Por otra parte, el alimento que comían y el agua que bebían no estaban libres de microorganismos, por lo que para protegerse fue necesario activar el sistema inmunitario cada vez que ingerían agua o alimento. Y lo primero que hacía el sistema inmune era generar una reacción inflamatoria fisiológica y protectora que finalizaba con la vuelta a la calma tras la neutralización de los posibles microorganismos.

De las cuatro ideas aquí presentadas se deduce que el hecho de comer demasiadas veces al día puede derivar en que:

  • Se torna difícil que los depósitos de glucógeno se vacíen lo suficiente como para que el organismo utilice las grasas como recurso energético, situación que puede conducir a la generación de un ambiente pro-inflamatorio.
  • Dado que tantas veces como comamos tantas veces activaremos al sistema inmunitario, es posible que las respuestas inflamatorias que éste genera se acaben solapando unas con otras.

recomen 1

El resultado final de una excesiva frecuencia alimentaria es el riesgo de generar un ambiente pro-inflamatorio constante, situación que se define como inflamación de bajo grado. Esta inflamación de bajo grado puede acabar dañando las paredes del tubo digestivo y facilitando la aparición de enfermedades inflamatorias.

Resulta aconsejable, por tanto, dejar el suficiente espacio de tiempo entre ingesta e ingesta como para que:

  • Las reservas de grasas puedan ser movilizadas de forma que los adipocitos no puedan incrementar en exceso su tamaño.
  • Las diferentes activaciones y retornos a la calma de las respuestas fisiológicas inmunitarias asociadas a cada ingesta no se acaben solapando en el tiempo.

Si bien la recomendación habitual estipula que lo apropiado es realizar cinco comidas al día, es más lógico y coherente desde un punto de vista evolutivo recomendar un máximo de tres ingestas diarias.

 

Anthroposproject

www.anthroposproject.com


Sobre esta noticia

Autor:
Anthropos Project (4 noticias)
Visitas:
4449
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.