Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ambassador escriba una noticia?

Disneylandia Argentina

09/05/2009 17:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el país de lo increíble, una vez más, el matrimonio presidencial -quien gobierna de modo tiránico, disfrazándose de grandes demócratas- han echado mano de la Consitución Nacional y de la Ley Federal Electoral, para el adelantamiento de las elecciones legislativas. Un manotazo de ahogado

Sin lugar a dudas, como en los más insólitos cuentos y/o películas del gran maestro de la fantasía Walt Disney, encontramos al matrimonio Kirchner gobernando los destinos de la Argentina desde el año 2.003, con cuatro años del actual "Primer Ministro de facto" Néstor, y desde diciembre del 2.007, gobernando la "Reina Cristina".

Previamente, habían diezmado la provincia de Santa Cruz durante casi 20 años, construyendo un verdadero feudo, mediante el cual no sólo sometieron al pueblo a un temor digno de comparar con las aterradoras dinastías comunistas de la antigua Unión Soviética o de las sangrientas dictaduras militares de América Latina en las últimas dos décadas, sino que además, mediante una perversa red de testaferros bien remunerados, se han quedado con los principales campos y empresas del medio: han acumulado unas casi 200.000 hectáreas de campos fructíferos, más unas empresas constructoras que misteriosamente "ganan" todas las millonarias licitaciones a nivel nacional: construcción de autopistas, edificios públicos, etc. No hay negocio (del rubro que sea) que no hayan adquirido en la ciudad de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz (donde reinaron y continúan reinando por 20 años), distante 3.000 km. al sur de la ciudad de Buenos Aires.

Obviamente que son gente que creen que permanecerán para siempre, y desde luego que el temor divino no está en ellos. Juran sobre la Constitución Nacional, haciéndolo "ante Dios, por la Patria y sobre los Santos Evangelios", e invitando a Dios que los demande si no cumplen lo prometido. Que se queden tarnquilos porque esas palabras no es un mero formalismo. Dios, fuente de toda razón y justicia, ya tomó nota y actuará cuando llegue el momento de hacerlo. Su momento.

"Exhorto ante todo a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y accones de gracias por todos los hombres..."

Mientras, podemos traer a la memoria palabras del Apóstol San Pablo, cuando le escribe a Timoteo en su primera carta al discípulo, diciendo: "Exhorto ante todo a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y accones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.  Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad". Luego de leer esta impresionante verdad, podemos a las claras comprender por qué en ciertos países de este mundo gobiernan y diezman naciones personas inescrupulosas, carentes del temor de Dios, que lo primero que hacen cuando se sientan en el sillón del poder, se autoabastecen a sí mismos, al igual que al séquito que los secunda. Es porque los creyentes, en lugar de pedir a Dios porque las naciones tengan gobernantes honestos, nos preocupamos -al igual que aquéllos- por autobastecernos de nuestas propias necesidades. Que no está mal. Dios en ningún lugar de las Santas Escrituras no dice que no pidamos por nuestras necesidades y anhelos, pero nuestras rogativas, peticiones y oraciones tienen que ir dirigidas también hacia aquéllos que están en eminencia, es decir, en el poder. Sólo de esta forma -y como concluye el Apóstol. viviremos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

Finalmente, recordamos las palabras del poeta inglés: "Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si el hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones se sucederán a las antiguas. Y luego de vascilar algún tiempo entre mil incertidumbres, tal vez será nuestra suerte mudar de tiranos, que derrocar a la tiranía". Los pueblos tienen el deber moral de ilustrarse, de aprender, de conocer, para saber cuáles son sus drechos y también sus obligaciones. Pero el primordial deber del hombre, es conocer a Su Creador, sin el cual, el hombre no es nada ni vale nada tampoco.

Cuando tengamos en claro estos dos conceptos fundamentales que acabamos de enunciar, distinta será la posisión del hombre gobernado y del hombre gobernante.


Sobre esta noticia

Autor:
Ambassador (1 noticias)
Visitas:
2108
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.