Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elda Mora escriba una noticia?

¿DON Pulgar ?

21/02/2017 02:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pulgar no es tan hábil, a veces porque no lo conocemos, otras porque ni él mismo sabe que existe, pero cuando se hace llamar DON, se vale de los otros cuatro para sacar lo mejor de él. Pulgar se encarga de indicar "para qué somos buenos" por eso es nuestro DON.

Todos sabemos que al llegar al mundo, los adultos se encargan de nosotros, nos ponen un nombre y nos demarcan un destino, en otras palabras, definen nuestro Don. Desde entonces, cuando algo nos pasa, en positivo o negativo, nos recuerdan que ese es nuestro destino y que Dios nos envió al mundo para eso. Sea lo que sea que estemos viviendo, las personas a nuestro alrededor utilizan frases alentadoras, en las que ellos ni creen, para decirnos que somos buenos y que sigamos adelante, aun cuando ignoren cual es nuestro Don. Cabe preguntar a unos cuantos, si conocen para qué son buenos, y seguramente nos responderán, unos acertados otros no tanto, pues el DON es algo que sólo sabe cada uno.

Pulgar es un dedo serio. Su forma es un tanto subidita de peso, su uña un tanto más ancha que las restantes, no sé, tal vez tenga su "destino demarcado", porque a él le corresponde definir para qué es que viniste a este mundo. Y aquí no hablemos de pensamiento, sino de sentimiento. Si sientes que eres bueno para algo, es porque en eso nadie te gana. Veamos. Si pensamos en ¿para qué somos buenos como personas?, pulgar se encargará de definir en nuestras cualidades que algunas veces ni conocemos, porque algunas personas dedicamos poco a reflexionar esa pregunta.

Por el contrario, asumimos que somos buenos en la profesión que escogimos porque eso es lo que estudiamos. A veces ocurre que sí, pero otras no. Hay quienes estudiamos y jamás ejercemos porque no es nuestro talento la profesión.

Así que en este momento, harás algo para ti, mírate el pulgar y como si fueras tú y pregúntale: ¿para qué eres bueno? Si te da la respuesta de inmediato y sientes que no te "cae a pasiones" genial. Caerse a pasiones en nuestra jerga es mentirse a sí mismo. Ahora, si te pone a dudar, déjalo, asígnale la tarea de indicarte para qué eres bueno, tal vez lo haga un rato más tarde. Al estilo venezolano, cuando pregunto esto, algunos amigos de muy buen humor, me responden que son buenos para empinar el codo y para el sexo. A decir verdad, si eso te apasiona entonces empina el codo tanto como eso te permita disfrutar de ti mismo mientras vives de lo que sabes hacer.

Si te haces un profeta de tu pasión, ella te llevará a emprender acciones jamás hechas, a descubrir que sabes hacer lo que no sabes, y a saber que eso que no sabes hacer es lo que haces con frecuencia. Sólo entonces, estarás descubriendo que posiblemente lo que ahora haces no es lo que te gusta, lo que deseas o te apasiona, y tal vez eso te haya oscurecido el aura, mermado los sueños, debilitado las ilusiones y hasta reducido tu círculo de confort.

¿Estás pensando en lo que te digo, cierto?

Si es así, es momento de asumir responsablemente que tu pulgar ha sufrido parálisis, que su estado vegetativo te niega la posibilidad de verte como alguien que diariamente conversa con su pulgar para que lo guíe más y más lejos. Es posible que Pulgar te muestre cómo es que has invertido años de tu vida, cuando cada minuto cuenta, en seguir y modelar a otro, en asumir que "la vida es una y no hay que matarse tanto" ¡Caramba sí! La vida es una. Esa es la razón para vivirla matando, tantos como puedas, los "dementor" mentales del fracaso que se llaman creencias, consejos, historias, modelos y "los cuentos del abuelo"

No obstante, toma en cuenta que Pulgar es miedoso, se asusta de sí mismo, teme reconocer lo bueno que eres, porque le asusta ser visto como "egocéntrico" o "creído", o te dice que debes ser bueno con la gente, humilde porque los ricos están completos y no pasan por el ojo de una aguja, ni van al cielo. A veces responde desde esa creencia, y cuando le preguntas, ¡oye! ¿Para qué soy bueno? El muy muy te dice : ¡para nada tonto!

Ante esto, te invito a pensar que pulgar tiene dueño, que está en tu mano y que eres su mentor, éste chico se dejará guiar con tus preguntas generadoras de reflexión: ¿para qué haces lo que haces pulgar? Ahora que ya sabes cómo descubrir ¿para qué eres bueno? Entonces, convierte eso en un arte, un oficio y sé un profeta de tu pasión


Sobre esta noticia

Autor:
Elda Mora (15 noticias)
Fuente:
eldamora.com.ve
Visitas:
1180
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.