Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alejandro Cernuda escriba una noticia?

El avión de Almodóvar

07/09/2013 05:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Un grupo de arquetipos más que personas, muy a lo Almodóvar , se encuentra preso en una situación extrema. Un avión gira en círculos en espera de que le asignen una pista. Un fallo en el t ren de aterrizaje le impide continuar vuelo. Es la situación extrema y propicia que le vale a Pedro Almodóvar la excusa de hacer cine. O la excusa estuvo después . Dicen en los medios que tanto le pidieron una comedia, hasta que la hizo, con esa trampa moderna de embutir actores reconocidos y buscar consistencia dónde no la hay. Quienes le pidieron una comedia a Almodóvar , más bien le piden no saber de otra cosa, pues sus películas siempre tienen humor. Los amantes pasajeros demuestra la necesidad de ese equilibrio .

El reconocimiento de Almodóvar está ligado a ese fenómeno del arte discursivo latino, a la creación de arquetipos. Somos muy buenos en eso y nuestro director ha hecho una serie completa de ellos, con tan buen tino y detalle que quien se mete en su piel puede saltar luego a Hollywood . En otras palabras, las pelis de Don Pedro tienen más de una pose, de un bocadillo que de argumento, por tanto, si se le quita un poco de este tercer ingrediente, puede que la gente se relaje y llene salas de cine, pero eso solo significa que hay un público expectante, necesitado, nada más.

Cualquier filme que se ciña a una escenografía continua, como lo es en este caso el interior de un avión, debe tomar muchos elementos del teatro. Se apoya en el dialogo y en la expresión corporal de sus actores –tal vez el mejor discurso de esta peli-. El espacio reducido exige mucho de la historia, pero Los Amantes Pasajeros es una comedia, se advierte desde el principio, no necesita siquiera del conflicto generado por la posibilidad de un accidente. El vuelo podría haber continuado a México sin que esto trajera mayores cambios en las situaciones generadas por las preferencias sexuales de los presentes. El desbalance entre las razones particulares de cada personaje es inmenso. Algunos tienen una vida pasada, otros no, nada importa, porque es una comedia . ¿O sí? Importa la orgía porque es una de las necesidades urgentes de la vida moderna.

Entre la comedia y la ética siempre pasa algo interesante. Lo más notable de que un piloto se enrole con un azafato –todos están liados- es el hecho de que le produzca arcadas al chupársela, no que solo lo haga en principio para deshacerse de su mujer o en último caso si la relación homosexual necesita justificarse en el amor. Almodóvar está siempre mirando al otro lado del muro de la ética, como si supiéramos que es un muro a derrumbar y no se tratara de justificarlo, sino de discutir cómo lo haríamos. El interior del avión se convierte en un lugar mágico, la gente se transforma en mejores personas gracias más al hecho de drogarse y tener sexo que al de encontrarse bajo la amenaza de estrellarse contra la pista. La gente no cambia por el dolor o el sufrimiento; ellos cambian por la fiesta. image

Sucede con las comedias, sin embargo, y por ese complot con el espectador –quien sabe que está viendo una comedia- que el apartado de verosimilitud se desvaloriza y por tanto, el argumento es más la relación de un ser humano con la historia, más su reacción ante lo ilógico. Estamos dispuestos a no sufrir. Por eso la gente ve a los grandes comediantes como algo adjunto a una situación ilógica y no necesitan más. Sabemos que el héroe se salvará, pues es la única manera de no traicionar al público. Solo que ahora el gran comediante no se ve. Estuvo sentado antes fuera del set pero en la pantalla no se ve. Conocemos a Cecilia y a Lola Dueñas , pero todo lo tocado por Almodóvar se almodovariza , necesita un conflicto existencial verosímil, porque este gran director –lo es- como todos los buenos, está marcado no solo por lo que crea sino por lo que ha creado. Escapar de eso es el mayor reto del cine en los tiempos que el espectador no se engaña lo suficiente y casi no puede librarse de saber que esa gente vive otra vida en un lugar llamado la realidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Alejandro Cernuda (36 noticias)
Fuente:
acernuda.com
Visitas:
1637
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.