Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Delia Checa escriba una noticia?

El hombre tridimensional

03/08/2010 13:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las tres dimensiones del hombre son: conciencia, compasión y creatividad

Es el hombre con mayúscula, que ha curado todas sus heridas, que se abre al mundo como una flor, con toda su auténtica fragancia, todo lleno de luz por dentro. El hombre cuando está saludable se convierte en auténtico creador.

La humanidad ha llegado a un punto límite y está necesitando un hombre más rico espiritualmente, un hombre iluminado.

Las tres dimensiones de este hombre son: conciencia que se refiere a ser, compasión que es sentimiento y la tercera es la creatividad y corresponde a la acción.

Estas tres dimensiones se deben dar simultáneamente, sólo así seremos un ser humano completo y será posible crear el paraíso en la tierra. De esta forma podremos parir una nueva humanidad.

Corresponde al área del ser todo lo que corresponde a meditación, despertar y conciencia.

Si a lo meditativo se le agrega el sentimiento y el amor, surge la belleza.

La creatividad se plasmará con la acción: música, ciencia, poesía, tecnología; cualquier actividad humana puede convertirse en creación. Para ser creativos debemos distinguir acción de actividad. Sus naturalezas son totalmente opuestas. La actividad nace de una mente inquieta y está cargada de pasado, no es una respuesta espontánea al aquí y ahora. Es muy destructiva, destruye a la persona que la desarrolla y al entorno. No hay conexión con el ser. Proviene de una obsesión por estar activo que se descarga en una actividad constante que se desarrolla con o sin estímulo. Esto hace que cuando llega el momento de la acción no queda energía, ésta se ha agotado.

La acción nace de una mente silenciosa; está cargada de belleza; es una respuesta espontánea a un estímulo presente. Proviene de una mente relajada. Esto se traduce en que las energías van acumulándose y cuando llega el momento de la acción están disponibles, entonces, la acción es total.

Dios fluye a través de la persona creativa, a quien ya no le importa la fama ni el elogio, la ambición desaparece y sólo queda satisfacción por lo que hace

Debemos ser conscientes, distinguir la diferencia entre acción y actividad. Para hacer esta distinción debemos relajarnos y observarnos, si las “acciones” no son trascendentes sólo estamos desarrollando actividad.

Renunciemos a la negatividad y a los obstáculos, entonces la relajación aparecerá espontáneamente. Ésta sólo llega a través de la comprensión. De pronto, en un momento cualquiera del día el tiempo se detiene, dejamos de vivir en el pasado o en el futuro, sólo existe la belleza del presente y lo disfrutamos…En ese momento no necesitamos nada más. La relajación no es una postura, es una transformación total de la energía.

Una dimensión de la energía es la motivada, orientada a una meta que está siempre en el futuro, todo es un medio, es la de la actividad. Esto da lugar al ambicioso.

Existe otra dimensión que es la de la alegría sin motivo. La acción se convierte en celebración. Esto da lugar a la persona celebrante. A través de ser un celebrante se encuentra una actitud de profunda gratitud. Ahí vemos un movimiento de energía sin motivo, desbordante… y así…, como los ángeles en el cielo…, celebraremos la vida, la gloria de Dios, seremos felices con nosotros mismos y se nos manifestará Dios. Cuando nos volvemos creativos, permitimos que la creatividad suceda a través nuestro y a la vida le crecen alas, renace. Logramos un contacto consciente con la naturaleza, con la vida, con el universo; cedemos ante un poder que está más allá de nosotros, el ego se disuelve y surge la vida real que es pura creatividad. Para lograr esto tenemos que ir hacia nuestro interior para ayudar a que el ego vaya desapareciendo.

La creatividad se puede manifestar en cualquier actividad humana. Dios fluye a través de la persona creativa, a quien ya no le importa la fama ni el elogio, la ambición desaparece y sólo queda satisfacción por lo que hace.

Fuente: "Creatividad" Osho


Sobre esta noticia

Autor:
Delia Checa (46 noticias)
Visitas:
1097
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.