Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Entre engreídos y descreídos anda el Covid

29/01/2021 18:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En menos de 24 horas he recibido la noticia de la muerte de dos personas cercanas y la información me ha llegado al alma, esa que dicen los creyentes que forma parte del cuerpo y que se separa de él en el acto de la muerte, yo no los he visto morir…pero me informan que han muerto

Tampoco he visto al Covid, pero me han informado que mata y el mismo criterio sirve para lo uno y para lo otro, a pesar de no tener fe y de no creer en la existencia del alma.

Y es que el alma se supone que es esa cosa que nos anima, que nos acompaña mientras estamos vivos y nos alienta a seguir vivos.

El cuerpo no sube a los cielos ni desciende a los infiernos, no, la que gana la gloria o paga la pena es el alma, esa que no vemos, pero en la que creemos, es algo tan estúpido como poco práctico, no la ves pero la sientes… sobre todo si estás deprimido con el padecimiento horrendo del Covid.

Puestos a conjeturar diríamos que lo del alma es como lo del vino, que te da alegría y marcha para el cuerpo, pero lo del Covid, como que no, lo del Covid es como la resaca después de haberte bebido un par de botellas de Tequila… o ya puestos de Mezcal.

Algo de borrachera debe tener el asunto, porque no se entiende lo de negar la evidencia y decir que el Covid no existe a la vez que se cree en la existencia del alma.

Que los desalmados materialistas científicos no crean en el alma vale, pero creen en la existencia del Covid porque es una evidencia científica, lo ven en los microscopios, unos aparatos para ver cosas muy pequeñitas que no se ven a simple vista.

Pero que los creyentes del alma, no crean en el Covid, cuando para ellos es algo tan intangible como el alma, pues como que no tiene sentido.

Pero el problema no está entre creyentes y no creyentes, el problema está entre engreídos y descreídos, es decir, entre los engreídos que creen estar por encima de la ciencia y los descreídos que no se creen nada simplemente porque piensan que a ellos no los va a engañar nadie, ellos son más listos que los demás… que somos tontos.

Así las cosas, acudimos a un nuevo Circo, en el que los payasos son los tertulianos de turno y los periodistas de nómina, que se dedican a decir cada día más tonterías creíbles e increíbles en los medios de comunicación de masas y donde el domador de fieras es el moderados de la tertulia, que acaba dando paso a las noticias del gobierno de turno en las que hacen su aparición los magos, dispuestos a sacar cualquier cosa de sus chisteras… incluso chistes, eso sí la mayoría de mal gusto.

Dentro de los engreídos están las multinacionales de la farmacia, que están dispuestas a venderlo todo a precio de oro y a convertir un fármaco elaborado para combatir el Covid19 en la panacea, a pesar de la posterior aparición de mutaciones del virus, que parece que van a ser muchas y muy variadas.

No hay nada más tonto que un negacionista

Las farmacéuticas están convencidas de que tienen a los gobiernos contra las cuerdas y que es la hora de forrarse de oro a cuenta de la pandemia, así que harán cualquier cosa con tal de obtener beneficios astronómicos.

No sólo tienen la patente, se están haciendo con el control de la distribución del fármaco y están usando a sus accionistas y sus acciones en otros sectores, como la prensa, para lograr sus objetivos.

El kilo de carne de político se está cotizando al alza en los mercados y esto no ha hecho más que empezar, quedan tres o cuatro años por delante para vacunar a muchos millones de seres humanos.

El balance está por hacer, cuántos se van a salvar y cuántos van a morir, a cómo se va a cotizar el kilo de trabajador en los próximos años, depende de la eficacia de las vacunas, los países ricos apuestan por la más cara y de su entorno, los países emergentes están con los rusos y los chinos, pero los países del tercer mundo…

A esos sólo le va a quedar la vacuna de la poderosa China, que tiene que seguir vendiendo de todo a bajo precio para que no desaparezca el mercado.

Estados Unidos tiene mucho que vacunar mientras tanto.

Por haber estado haciendo el tonto negando lo que es evidente: El Covid mata y es invisible como el alma de los creyentes.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1387 noticias)
Visitas:
4742
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.