Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alan Dabner escriba una noticia?

Es la hora

30/10/2009 10:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Guerras, crisis económicas, hambre, enfermedades ya no serán causas sino consecuencias de un conjunto de aberraciones que pondrán a prueba a la humanidad toda

Actualmente muchos países tienen menos agua de la que necesitan. Las primaveras son cada vez más pobres. El 80 % de los bosques primarios del mundo han sido destruidos, y el clima empeora día a día. Las fuentes, los manantiales, las cuencas o cañadas están en acelerada vía de extinción, hay cambios de clima y de suelo, inundaciones, sequías y desertización. Los lagos subterráneos, que datan de tiempos prehistóricos, se están agotando con rapidez.

La falta de consciencia sobre la magnitud del problema, la inercia de los dirigentes y las actitudes y conductas inapropiadas concluyen en el deterioro progresivo de la situación y son la razón de por qué no se adoptan las medidas que se necesitan.

Las previsiones científicas dan años para el comienzo de flagelos irreparables, pero años ya cercanos. ¿Qué son 20 años en la vida de una persona? Quien hoy nace, en la flor de su juventud deberá enfrentarse a la mayor amenaza que ha podido conocer la presente civilización en toda su historia.

Guerras, crisis económicas, hambre, enfermedades ya no serán causas sino consecuencias de un todo. Un conjunto de aberraciones que pondrán a prueba a la humanidad toda.

La hipocresía humana por tener más de lo que necesita para vivir, la hace olvidar de lo espiritual, de lo afectivo, de lo etéreo, que son en suma la única y verdadera riqueza.

Hoy existen movilizaciones en contra del militarismo, movilizaciones en contra de la guerra, protestas por los avatares económicos, protestas por la depredación, la contaminación, el capitalismo desmedido, los imperios. Organizaciones que reclaman, reclaman y reclaman.

No hay suficientes oídos dispuestos a escuchar todo esto. Debemos unificar las voces en una sola protesta que contenga paz, amor, racionalidad, solidaridad, respeto y tantas otras apreciaciones similares. Este es el único camino y los verdaderos valores por los que debe pelear, protestar y exigir la sociedad toda. Es la hora, la hora de que una sola voz se alce en favor del futuro, o este no nos encontrará.


Sobre esta noticia

Autor:
Alan Dabner (2 noticias)
Visitas:
2715
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.