Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

España camino del neoliberalismo Ciudadano

13/01/2018 21:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando los profetas de la derecha españolista vociferan cual Donald Trump contra los diferentes, surge en la memoria la imagen liberal del fallecido Joaquín Garrigues Walker uno de los políticos más sensatos de la Transición del 78 y genuino representante del liberalismo

Publicaba estos días Fernando Vallespín un artículo titulado Telépolis, que resucitó en nuestra mente a Joaquín Garrigues -- fallecido en 1980—cuando comentaba en un programa de Radio Nacional de España, que en el futuro las elecciones se harían usando Internet y los diputados podrían estar en contacto permanente con sus electores de circunscripción gracias a las nuevas tecnologías.

Garrigues se atrevía a predecir que los gobiernos podrían estar más cerca de sus ciudadanos mediante consultas en Internet gracias a su inmediatez, agilidad y bajo costo, a la vez que reducían los trámites burocráticos y el gasto público.

En su día se reformó y adaptó a la realidad tecnológica la Ley de Procedimiento Administrativo y Derecho Común (LPDC), que rige las relaciones de los ciudadanos y las distintas administraciones con el Estado.

Cuando se implantó esta Ley, se incorporaba el uso de Internet como medio para relacionarse con el Estado, en muchos juzgados de ha usado internet como medio de declaración y las relaciones entre las distintas administraciones y organismos del Estado así lo hacen.

Por lo tanto no es ninguna banalidad hablar de una toma de posesión por vía telemática, como tampoco es ninguna banalidad que se utilice este procedimiento  --contemplado en la Ley—para otras muchas actividades de la vida pública y si no se hace más a menudo es simplemente por el apego que se tiene al boato y al deseo de salir retratado en el papel cuché.

Así las cosas pretender ridiculizar al President Puigdemont, sólo se puede entender desde la catalanofobia y desde la mezquindad de aquellos que compiten en la carrera del servilismo a la oligarquía dominante en un momento de cambio de perros de presa.

Ante el inminente remplazo del Partido Popular por Ciudadanos, como representante de la reconvertida oligarquía cada vez más minoritaria y enriquecida, los lacayos hacen esfuerzos por mostrase como los más serviles a sus causa, exhibiendo sus mejores galas y recursos verbales con tal de agradar al amo.

Más que de neoliberalismo hay que hablar de neo españolismo

España ha pasado a imitar el papel de Venezuela, donde el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo lo ejerce el Poder Judicial elegido a dedo, al capricho del partido en el gobierno, que lo usa como una marioneta a su servicio.

La ausencia de oposición al gobierno del Partido Popular es un escándalo monumental, orquestado por una izquierda incapaz de articular respuesta a una dictadura disfrazada de democracia que cuenta con el silencio cómplice de la Unión Europea.

Todo lo gritado y cacareado en las acampadas del 15M, se ha quedado para el recuerdo del fuego de campamento de una noche de verano para Boy Scouts.

Los liberales han desaparecido y la derecha posfranquista se ha reinventado en Ciudadanos, una fórmula “magistral” para borrar del mapa a los socialdemócratas y sumir en la confusión a la izquierda, gracias a la agudización de contradicciones que ha provocado el Procés Catalán.

Todas las propuestas de Puigdemont, acaban por desencajar a los españolistas y su única respuesta es la del palo y tente tieso o la de la descalificación y el chiste fácil, como el artículo de Fernando Vallespín.

La iniciativa política, el proyecto serio de país lo tienen los catalanes, el resto tierra conquistada por los moros en desbandada, a la espera de un Cid Campeador, aunque sea de pacotilla.

Mientras tanto la monarquía y sus gobiernos corruptos siguen esquilmando las arcas de un Estado endeudado hasta el cuello, a la espera de que venga otro a resolver el problema.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1238 noticias)
Visitas:
4774
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.