Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Internacional escriba una noticia?

Los excesos de los soldados extranjeros empañan el final de la campaña en Afganistán

12/03/2012 07:53
0

20MINUTOS.ES

  • Las misiones internacionales planean su repliegue, previsto para 2014, en un momento de máxima tensión entre las tropas internacionales y los civiles.
  • La culpa, los abusos cometidos por algunos miembros de las fuerzas extranjeras.
  • Se extiende el clima antiamericano en el país, aún indignado con la reciente quema de coranes en una base del ejército de EE UU.

image

Soldados que abusan de menores, que mean sobre cadáveres, que queman ejemplares del Corán y, ahora, soldados que estando "borrachos" asesinan indiscriminadamente a civiles... Cuando ya se otea el final de la mayoría de las misiones internacionales en Afganistán, se suceden los escándalos de las tropas extranjeras, causando enorme malestar en el gobierno de Kabul y deseos ardientes de venganza de los grupos talibán.

El último episodio de violencia tuvo lugar este mismo domingo, cuando un soldado estadounidense de 38 años llevó a cabo una mantanza contra civiles afganos en Kandahar, causando la muerte de 17 personas, entre ellas nueve niños y tres mujeres. Al parecer, actuó presa de una crisis nerviosa o "borracho".

El Parlamento afgano ha condenado la matanza y ha advertido de que el país ha "perdido la paciencia" con las acciones "arbitrarias" de las fuerzas extranjeras. Además, el movimiento talibán afgano ha prometido "vengar" estas muertes, que llegan además en medio de un fuerte clima antiestadounidense en Afganistán, tras la quema de coranes por soldados de EE UU a finales de febrero en la principal base de la OTAN en suelo afgano, Bagram, cercana a Kabul.

Quema de coranes

La misión todavía no ha aclarado en detalle qué sucedió en el interior de dicha base, pero un testigo aseguró que varios militares de EE UU quemaron algunos ejemplares del Corán y otros libros religiosos en el interior del centro. Los miembros de la OTAN transportaron en una furgoneta el material quemado al exterior del complejo, donde fue hallado por empleados afganos que lo expusieron al público. Se sucedieron entonces las manifestaciones anti americanas que se recrudecieron hasta el punto de que decenas de personas murieron y más resultaron heridas en enfrentamientos con la Policía.

Recientemente también, dos soldados británicos eran detenidos por "conducta inadecuada" en Afganistán, después de una información publicada por el diario The Sun sobre presuntos abusos a menores.

Según el rotativo sensacionalista, que citaba fuentes de Defensa, los dos militares abusaron de dos niños afganos de "unos 10 años" y grabaron su conducta. El presidente afgano, Hamid Karzai, ha señalado en un comunicado que su Gobierno está "muy preocupado" por las informaciones de abuso y ha considerado la presunta conducta de los soldados de "inmoral".

El incidente se producía una semana después de que apareciera en Internet un vídeo de marines estadounidenses orinando sobre los cadáveres de presuntos talibanes, lo que generó duras críticas en Afganistán y la promesa de Estados Unidos de que los responsables serían castigados.

Y en diciembre un soldado había sido expulsado del Ejército británico después de haber atacado a un niño de 10 años en Afganistán con una bayoneta, según ha confirmado el Ministerio de Defensa británico al periódico The Guardian.

Misiones hasta 2014

Los marines de Estados Unidos temen un recrudecimiento de la violencia contra sus bases, justo cuando queda menos de dos años tiempo para que su misión acabe en el país (2014) y parecía que las aguas debían estar más calmadas. "Los tipos que queman coranes y matan indiscriminadamente hacen mucho más difícil nuestro trabajo", reconocen los soldados a la prensa de su país.

El final de las operaciones en Afganistán tiene visos de asemejarse al de Irak. En diciembre los soldados de EE UU dejaban el país en un momento de grave crisis política, con las autoridades locales denunciando graves dificultades para garantizar la seguridad. De hecho, desde la salida de EE UU del país, tras nueve años de ocupación, se han producido decenas de ataques con más de un centenar de muertos. El fin de su presencia en Afganistán tampoco parece que vaya a coincidir con la paz.

image

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en