Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los expertos alertan de la baja inmunidad en España: "La conclusión es que esto va para largo"

1
- +
14/05/2020 12:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A finales de marzo, un estudio del Imperial College de Londres calculó que en España un 15% de la población estaría infectada o habría pasado ya el coronavirus. Un porcentaje que ha resultado excesivo a la luz de los datos del estudio de seroprevalencia presentado este miércoles por el Ministerio de Sanidad, y que indican una inmunidad de solo el 5%.

"La conclusión es que esto va para largo", apunta a 20minutos Salvador Macip, profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

"Es una incidencia baja, no podemos bajar la guardia", señala por su parte María Jesús Rodríguez, presidenta de Neumomadrid, en entrevista. "No tenemos una inmunidad de grupo y tenemos que seguir con mucha precaución".

Ambos expertos han analizado para 20minutos algunos de los detalles de los resultados preliminares del estudio, que Sanidad ha puesto en marcha para conocer más exactamente el nivel de inmunidad ante la pandemia.

"El dato más significante, e incluso sorprendente, es que la presencia de anticuerpos en la población es muy baja", señala Macip. "La cantidad de personas que en teoría son inmunes al virus es menor de lo que pensábamos".

El profesor de la OUC señala que se esperaba que ese porcentaje de la población llegara a un 15% o incluso a un 20%, habidas cuenta que es una enfermedad muy infecciosa y que hay mucha gente que la ha pasado sin haberse hecho ninguna prueba.

Sin embargo, destaca que no es un dato "ni bueno ni malo", simplemente un reflejo de la evolución de la pandemia en España y que concuerda con estudios similares que se han ido publicando en los últimos días en otros países europeos.

Lo que sí queda claro es que la ansiada inmunidad de grupo, el porcentaje de habitantes con anticuerpos suficiente para atenuar el nivel de trasmisión de la enfermedad, deberá conseguirse con una vacuna y no de forma espontánea.

Una idea, la de dejar que un 40% de la población se infectara, que al principio esgrimió en Reino Unido su primer ministro, Boris Johnson, y que después tuvo que retirar. "Sobre el papel era una idea muy interesante, pero no se puede llevar a la práctica porque ésta es una enfermedad demasiado agresiva, se propaga muy rápido, satura los hospitales y eso llevaría a una mortalidad muy elevada".

Y es que la COVID-19 es una enfermedad más grave de lo que se pensaba. "Al principio decíamos que era como una gripe, un resfriado, pero ahora vemos que produce trombos en algunos pacientes, que pueden ir al cerebro o al riñón, así que no es aconsejable buscar la inmunidad dejando que la gente se infecte", explica Macip.

"Aún no sabemos muchas cosas sobre los efectos secundarios o las secuelas, si los afectados tendrán problemas pulmonares tras la enfermedad, por lo que tenemos que evitar la inmunidad espontánea, los efectos para la salud pueden ser muy graves", agrega

Idealmente, la pandemia no acabará hasta que se alcance una inmunidad de entre el 80% y el 90%, pero en las condiciones actuales ya será un logro llegar al 50% de la población. "Quizás si hay rebrotes, veamos que el porcentaje de inmunidad sube, pero no creo que lleguemos al 50% de forma espontánea".

La única esperanza es la vacuna. pero incluso ello tardará. En la mejor de las situaciones, estima, no se podrá comenzar a vacunar a la población hasta el próximo año.

Pero incluso la llegada de las primeras vacunas no serán suficientes para detener al virus por completo. Se desconoce cómo serán de efectivas, pero se prevé que se usen incluso si la protección que brindan no es completa.

"Una vacuna que dé una protección del 50% normalmente se considera un desastre, pero en esta situación ya sería mucho", apunta.

"Puede ser que la primera vacuna que salga no sea la mejor, y debamos esperar a una segunda o tercera vacuna para conseguir una inmunidad total", añade, "pero a pesar de esto, en cuanto tengamos esa vacuna, la inmunidad de grupo subirá lo suficiente como para que los siguientes brotes tengan menos alcance".

El estudio de seroprevalencia llevan en las primeras fases de la desescalada en España, que ordena el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad. ¿Se debe echar freno a ese plan a la luz de los datos?

"Si fuera simplemente por razones científicas, estaríamos encerrados un año entero, pero obviamente no es posible; ni lo soportaríamos ni económicamente aguantaría el planeta", considera Macip.

"Entiendo que desde el punto de vista económico, político y social se comiencen las desescaladas, es acertado, pero hay que hacerlas con mucho cuidado", señala.

Aunque el levantamiento de las restricciones está dejando imágenes de gente que se congrega en parques y calles sin respetar las medidas de distanciamiento social. Se percibe una cierta actitud de relajamiento ante las normas anti-coronavirus.

"Hay que dejarlo claro a la población, esto no se ha acabado ni mucho menos, aún estamos de lleno en la pandemia", indica. "Hay menos casos, ello nos permite relajarnos un poco, pero no hay que olvidarnos que el peligro existe, el virus está ahí afuera y los rebrotes son más que posibles, y que tenemos que seguir actuando con prudencia y sensatez".

Una de la cosas que el estudio ha confirmado es la tasa de mortalidad del virus, cercana al 1%, un dato que ya se había calculado con el caso del crucero Diamond Princess que en febrero estuvo varios días en cuarentena con el coronavirus a bordo. Una situación que permitió a los científicos por primera vez observar el comportamiento de la nueva enfermedad en una población controlada.

Sin embargo, el cálculo de la mortalidad era aún un dato variable, porque no se habían aplicado las pruebas suficientes, e incluso en algunos sitios parecía que se alcanzaba el 10%.

"Eso no podía ser así, porque este virus no es tan agresivo", comenta. "Ahora, los datos del estudio dan una pista de quienes han pasado la enfermedad sin saberlo, y se vuelve a la idea original. Puede ser que cuando se acabe con la crisis incluso baje la tasa de mortalidad".

El estudio también llega cuando otros datos revelan que el contagio en niños ha subido desde que se les permite salir a dar un paseo con sus padres.

Macip apunta que la incidncia en menores es otro de los datos que ha ido cambiando semana a semana. "Al principio se decía que los niños no se infectaban y que por algún motivo desconocido eran resistentes al virus. Ahora hemos visto que no, que la gran mayoría tiene casos muy leves, las pruebas dicen que los niños también se infectan".

"Esto nos dice una cosa buena, que la mayoría de los niños no van a tener casos graves, pero la mala noticia es que pueden actuar como trasmisores, aunque ellos pasen un caso leve pueden volver a casa e infectar a toda la familia. Y esto cambia cómo se tendría que afrontar el regreso al colegio".

María Jesús Rodríguez, presidenta de Neumomadrid, señala que otra de las conclusiones destacables del estudio es la confirmación de la anosmia (ausencia de olfato) como uno de los síntomas de la COVID-19.

Al principio de la pandemia se hizo mucho énfasis en los síntomas más conocidos: fiebre alta, tos seca y dificultades para resprar. Sin embargo, al avanzar las semanas se ídentificó a la pérdida de olfato como otro de los síntomas.

"Es bastante curioso, no muchos gérmenes producen este síntoma, y en aquellas personas que han tenido anosmia la probabilidad que tengan la enfermedad es alta", señala Rodríguez.

La presidenta de Neumomadrid también ha destacado la alta prevalencia que la enfermedad tiene entre los neumólogos. Según un estudio de la organización, un 82% de los casos detectados entre personal sanitario corresponde a profesionales de esta actividad.

En suma, Para Rodríguez el estudio de Sanidad demuestra que se debe seguir trabajando en detectar los contagios y sus contactos para poder hacer un aislamiento selectivo.

"El coronavirus sigue ahí, hay una gran población susceptible, y para que no vuelva a ocurrir lo que nos ha ocurrido en cuanto a número de casos y afluencia masiva a los centros hospitalarios, lo que se debe de hacer es incrementar todas las medidas de protección y de distanciamiento social, controlar los casos que aparezcan e identificar los contactos para evitar la propagación", advierte.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (32383 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
65
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.