Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uncafelitoalasonce escriba una noticia?

El fallo mecánico que precipitó la I Guerra Mundial

01/01/2015 10:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"La I Guerra Mundial fue una guerra que nadie quería y una catástrofe que nadie pudo haberse imaginado" ? Henry A. Kissinger

image

Recreación de la Tregua de Navidad en 1914

Allí estaba el Archiduque Francisco Fernando de Austria. Justo frente a la puerta donde Gravrilo Princip había a ido a tomar algo. Sus planes y los de sus 19 compañeros para asesinar al Archiduque, habían fracasado por completo. Uno de sus amigos, durante el desfile donde el Archiduque y su esposa saludaban desde un coche, había lanzado una granada. Pero el Archiduque tuvo la habilidad o fortuna de desviarla, y al hacerlo, la granada explotó en el suelo hiriendo a varias personas que estaban viendo el desfile.

image

Hoy día, Princip es todavía considerado un héroe entre los Serbios, como muestra este Graffiti

¿Os imagináis que hoy en día se cometiera un atentado contra un presidente o cualquier otra autoridad, y no fuera automáticamente puesto a salvo en un Búnker? Pues bien, el archiduque considero que debería ir a visitar a los heridos al hospital. Para ello, y al poco tiempo de haberse cometido el intento de homicidio hacia su persona, tomó el mismo vehículo que le había llevado al desfile y decidió ir hacia el Hospital. El conductor del vehículo tomo una calle sin salida y tuvo que hacer maniobras para dar la vuelta. Sin embargo, los coches de principios del siglo pasado no eran tan fiables como los de ahora. El coche se caló. Pero habían parado justo delante de la cafetería donde estaba Gravrilo Princip.

De repente, el objetivo que se había planteado su grupo de nacionalistas serbios (Joven Bosnia) estaba frente a él, a pocos metros, completamente indefenso. No se lo pensó dos veces. Cogió su pistola y disparó a la princesa y al príncipe en el cuello. Ambos morirían ese día, el 28 de junio de 1914, y así daría comienzo la I Guerra Mundial. Con mucho, la guerra más sangrienta de la historia de la humanidad hasta ese momento, y también la que marcó y ha marcado todo el desarrollo histórico del siglo XX.

La red de alianzas que precipitó la guerra

Tras el asesinato, una compleja red de alianzas entre los países europeos, y sobre todo, que a diferencia de hoy, no existiera ningún foro europeo de discusión o las Naciones Unidas, desencadenaron la guerra. A grandes rasgos la cascada de sucesos fue la siguiente. Austria, indignada por el asesinato de su heredero al trono, impuso un ultimátum a Serbia que esta última no aceptó. Rusia acudió en ayuda de sus hermanos eslavos. Esto hizo que Alemania fuera en ayuda de sus hermanos austriacos. A su vez Francia, que tenía una alianza con Rusia y declaró la guerra Alemania. Lo curioso de todo esto es como entró Inglaterra en la guerra.

image

Mapa de las alianzas al comienzo de la I Guerra Mundial

Aquí, es importante señalar que las casas reales de la relativamente joven Alemania y de Inglaterra eran familia, y que Inglaterra podría haberse mantenido perfectamente neutral en el conflicto del continente. Pero los planes que Alemania tenía para la guerra se lo impidieron. Alemania pensaba que Rusia tardaría mucho en movilizar a su ejército (un error, por cierto, hay quien apunta que Rusia buscaba la guerra y llevaba tiempo preparándose). Por lo que ellos sabían era obsoleto. Por ello, su plan se basaba en atacar y neutralizar a Francia lo antes posible. Pero la frontera francoalemana tiene una orografía complicada y los franceses la habían fortificado bien. Por tanto su única opción de llegar rápidamente a Francia, era pasar por Bélgica.

Bélgica era un país neutral que tenía una alianza con Inglaterra. Los alemanes marcharon hacia Bélgica y rogaron a su rey que les dejara pasar por su territorio en su ruta hacia Francia. Sin embargo, los belgas se negaron y se defendieron ante la invasión alemana. En ese momento Inglaterra declaró la guerra a Alemania. Y así comenzó la primera guerra mundial, con las principales potencias europeas y todas sus colonias enfrentadas.

Hay quien piensa que, por cómo se estaban desarrollando los países en ese periodo, la guerra era una consecuencia inevitable. Por tanto, el asesinato del archiduque fue sólo la anécdota que lo desencadenó. Me cuesta creer ese punto de vista. Sobre todo, porque si el coche no se hubiera calado al hacer esa maniobra, es probable que el archiduque hubiera llegado al trono, y quién sabe si se hubiera apaciguado a los serbios y quién sabe si se hubiera dado la posibilidad de un desarrollo económico y social como el que ha permitido la Unión Europea desde su creación.

A veces nos cuesta valorar lo que tenemos, pero en su día yo me formé gracias a fondos europeos y la existencia de la unión, aunque imperfecta y con mucho que mejorar, ha permitido mejorar la calidad de vida de millones de europeos durante los últimos 30 años. Y lo que es más importante, creo que es poco probable que un fallo mecánico como el del coche de archiduque aquel día en Sarajevo, volviera a provocar una catástrofe de la magnitud que tuvo la primera guerra mundial.

Nota para los seguidores del cafelito. Si queréis saber más sobre la historia I Guerra Mundial os recomiendo el podcast Hardcore History. Este post se ha basado casi enteramente en lo que he aprendido escuchándolo.

El fallo mecánico que precipitó la I Guerra Mundial is a post from: Un Cafelito a las Once - 1C11


Sobre esta noticia

Autor:
Uncafelitoalasonce (47 noticias)
Fuente:
uncafelitoalasonce.com
Visitas:
3833
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.