Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Los 10 grandes momentos de Diego Armando Maradona: de 'La mano de Dios' al "que la chupen"

26/11/2020 09:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La vida de Diego Armando Maradona llegó a su fin el pasado miércoles, después de sufrir una insuficiencia cardiaca aguda, que terminó siendo fatal dejando huérfana a una generación de amantes del fútbol. El Pelusa fue un ídolo para millones de personas que veneraban a uno de los mejores jugadores que han pisado el verde de un terreno de juego, pero uno de los peores que se paró fuera de él.

Maradona tuvo una vida de extremos, de luces y sombras, de día y de mucha noche, y protagonizó lo mejor y lo peor de un futbolista. Sin embargo, deja un legado sin igual, para lo bueno y para lo malo, en 60 años que le dieron para todo.

El Diego debutó el 20 de octubre de 1976 en el fútbol profesional de la mano de Argentinos Juniors, en un partido contra Talleres, cuando todavía solo tenía quince años. Sin embargo, su calidad con 'los cebollitas', le aupó temprano hasta la primera división argentina. Montes, el técnico que hizo debutar a Maradona, tenía tal confianza en él que sus palabras antes de que se estrenase fueron "juegue como usted sabe y si puede tire un caño".

Dicho y hecho, ya que en el primer balón que tocó, Maradona le hizo un caño a su rival, o por lo menos, esa es la historia que trascendió, ante un partido sin vídeo y con una imagen, la del caño. Sin embargo, el Diez admitió años después que no fue en la primera... pero sí a la tercera que intentó.

Imposible debutar y tirar un caño con 15 años en la primera ??....

¡Todavía se escuchan los tobillos de Cabrera queriendo juntarse!

Así era el debut de #Maradona hace 44 años en #Argentinos, el resto ya es leyenda. Pic.twitter.com/RVGPDLGG3F

? Germán David Lucero (@germanlucero) October 20, 2020

Maradona no fue un jugador que destacó por su palmarés, ya que en toda su carrera ganó a penas ganó tres ligas, pero una de ellas fue con el equipo de sus amores. Fue en la temporada 1981, la misma en la que llegó al conjunto xeneize, donde ya era considerado como el mejor jugador de Argentina, con una proyección mundial que se antojaba estelar.

Su debut de azul y amarillo fue, precisamente, contra Talleres, en un partido en el que ganaron por 4-2... con dos goles del Diego.

En su corta primera etapa en España con el FC Barcelona, Maradona fue el protagonista indudable de más de un encuentro causando pesadillas en los rivales. Sin embargo, se recuerdan sus enfrentamientos contra dos en particular: Real Madrid y Athletic Club. Contra los blancos, un antológico gol en la Copa de la Liga de 1983, en el que recibe un pase del Lobo Carrasco, regateó al portero dejándole en el suelo, esperó a que llegase un defensa para tumbarle también a él y terminar marcando a placer. "Se rompió los huevos contra el poste y yo la empujé adentro. Después le pedí perdón y me mandó a la mierda", comentó Maradona en su día.

Contra el Athletic la historia fue distinta, ya que los episodios que protagonizó fueron más bien negativos. El primero, como víctima de una patada criminal de Goikoetxea que le destrozó el tobillo y le mantuvo fuera de los terrenos de juegos varios meses. Poco después, el argentino se tomó la revancha en la final de Copa del Rey, comenzando una bochornosa tangana una vez terminado el enceuntro.

La leyenda de Maradona, más allá de su Mundial, se consagró en su etapa en Nápoles, un equipo muy humilde en los años ochenta, que milagrosamente consiguió el aterrizaje de uno de los mejores jugadores del mundo. Maradona tuvo un impacto sin precedentes en la ciudad italiana ganando los títulos más importantes de la historia del club que le han colocado como el equipo que es hoy.

Dos Serie A, una Coppa Italia, una Supercopa de Italia y una Copa de la UEFA, todo ello en la época más brillante del fútbol italiano, con jugadores de la talla de Baresi o Gullit en el Milan, o Platini en la Juventus.

México siempre tendrá un lugar en el corazón de Maradona. El Pelusa pasó a la historia gracias a su actuación en el Mundial de 1986 celebrado en el país centroamericano, donde fue el líder de la selección argentina para colocarles una segunda estrella sobre su escudo. Sin embargo, un partido destaca por encima de todos los demás: los cuartos de final contra Inglaterra.

Solo cuatro años después de la guerra de las Malvinas, Maradona se tomó la revancha en el terreno de juego y lo hizo por todo lo alto, con los dos goles más famosos de la historia. Argentina comenzó adelantándose con el primero de los dos tantos después de una jugada que comienza el Diez, que continúa con un balón alto dividido entre él y Peter Shilton, y que termina con Maradona anotando el gol con la mano ante las protestas de los ingleses.

Minutos más tarde Maradona repitió y firmó el que hasta hoy es considerado el mejor gol de la historia y fue bautizado como 'El Gol del Siglo'. Recoge la pelota en su propio campo, cerca de la divisoria, y fue avanzando hasta la meta rival, dejando hasta seis jugadores atrás, incluido el portero, para terminar marcando a placer y sellar el pase a la semifinal del Mundial.

?? Genio, genio, genio. Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta ??

? DEP ? pic.twitter.com/6X9RH7l10q

? Tiempo de Juego (@tjcope) November 25, 2020

Estadio Olímpico Múnich, semifinales de la Copa de la UEFA de 1989, Bayern contra un Nápoles, virgen todavía en Europa. Un partido que para cualquier persona estaría nerviosa y tensa, teniendo en cuenta lo que está en juego. Cualquiera, menos Maradona.

El Pelusa saltó al campo mostrándose tranquilo, con sus clásicas botas desatadas, y cuando en la megafonía sonó el 'Live is Life' de Opus, comenzó su show. Diego bailaba al ritmo de la música, sonreía, daba toques y hacía virguerías con el balón, como si con él no fuese la cosa. Terminaron eliminando al Bayern para más tarde alzarse con la copa ese mismo año.

Nació para lo que tanto amamos, era él el mejor retrato del fútbol, era el deporte hecho hombre. Pic.twitter.com/zuCxuJS1NL

? L. Niño (@soyluisnino) November 25, 2020

Quizás el punto más bajo de su carrera fue en el último partido con la selección argentina. Entre la celebración de una remontada contra Nigeria, en el segundo partido del Mundial del 94, con goles de Caniggia y Diego, una señora del staff médico, Sue Carpenter, entra al verde para sacar a Maradona de la mano y llevárselo a realizarle un control de dopaje, por el que dio positivo. 15 meses de sanción que sintió como si "le cortaron las piernas", que prácticamente le costó su retirada, pese a volver a finales de 1995 para jugar dos temporadas más en Boca y despedirse del fútbol.

Una frase que marcó un antes y un después para los amantes del fútbol, ya que parecía que Maradona había dejado atrás todos sus malos hábitos con esta declaración. Fue en un partido homenaje en 2001 en una abarrotada Bombonera en frente de miles de aficionados. "Porque se equivoque uno, no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha"

"El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo. Eso no le quepa la menor duda a nadie. Porque se equivoque uno, no tiene que pagar el fútbol. Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha". ???

Serás eterno, Diego. Pic.twitter.com/uToTwnAT3D

? ESPN Argentina (@ESPNArgentina) November 25, 2020

Quizás la rueda de prensa más explosiva de Maradona, fue después de que Argentina consiguiera la fatídica clasificación al Mundial de 2010, lograda nada más y nada menos que contra Uruguay. Diego estalló ante los micrófonos por todas las críticas que había recibido como seleccionador, con unas palabras que generaron una enorme polémica.

"Para los que no creyeron, con perdón de las damas, que la chupen. Que la sigan chupando. Yo soy blanco o negro, gris no lo voy a ser en la vida. Ustedes me trataron como me están tratando. Sigan mamando"

Una de las imágenes más sorprendentes que dejó se pudieron ver en el Mundial de Rusia, en la que fue su última gran polémica debido a su estado. Maradona dejó un auténtico espectáculo en las gradas celebrando la victoria de Argentina sobre Nigeria para que permaneciesen con vida en la competición, con todo tipo de gritos y gestos, hasta terminar necesitando ayuda para salir caminando del estadio.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (24472 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1032
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.