Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nilo Medina escriba una noticia?

Los hermanos Massa y la inseguridad que nos toca vivir

23/07/2012 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cruel asesinato de los hermanos Massa en Cañuelas, las falencias de la seguridad, personajes de la política y la conmoción de todo un país

Hablamos de inseguridad, ¿Qué entendemos por inseguridad?

‘La inseguridad , se puede definir como la dificultad para escoger entre diferentes opciones para conseguir un objetivo determinado. Así como, la duda constante ante si lo que hemos hecho o dicho, nosotros mismos u otras personas, es acertado o no’.

Esto me hace acordar a algo, ¿se acuerdan de José Medrano?, sí de ese José, bueno resulta que en varias oportunidades he decidido hacerle un par de entrevistas, la cuestión es que el hombre se decía ‘estar muy ocupado’ como para facilitarme la nota; lo cierto es que muy ‘canchero’ con pelo en pecho, botas texanas, Nextel por un lado, cigarro por el otro, parado en la esquina del palacio municipal o en la puerta del COM. se lo veía al ‘muy coqueto’ tratando de solucionar los problemas de la seguridad ciudadana; que paradoja; que contradicción; que absurdo todo esto, y es que me remito a una de las tantas definiciones sobre la inseguridad, ‘La inseguridad, se puede definir como la dificultad para escoger diferentes opciones para conseguir un objetivo determinado...’, paremos ahí, analicemos, el objetivo es preservar la seguridad ciudadana, la seguridad de los vecinos, comerciantes, y de cualquier transeúnte que por ahí se encuentre, hasta ahí vamos bien, continuemos; hablamos de la dificultad para escoger diferentes opciones, la verdad que no me quiero imaginar cuales eran las opciones, vamos a plantearlo con el poder ejecutivo; si Gustavo Arrieta era el encargado de escoger a la persona idónea para el cargo, ¿Cuáles eran las otras opciones?, ¿un confitero tal vez, un cocinero, uno especialista en comidas chinas, o simplemente una ‘juanita’?, quiero decir con esto y creo que no necesito aclarar que Mr. Security lo único que sabia hacer era berlinesas y churros, hasta de eso dudo.Sigamos analizando, ‘Así como, la duda constante ante si lo que hemos hecho o dicho, nosotros mismos u otras personas, es acertado o no’, esto me hace recordar al 29 de junio, dos días antes del lamentable suceso que nos dejo a todos perplejos y muy dolidos; ese viernes nos dirigimos directamente a buscarlo a él, a ‘José Medrano’, la seguridad era el tema del momento, era algo de lo cual había que hablar urgentemente, por eso cuando decidimos pedirle la nota o invitarlo directamente al programa, lo primero que dijo fue, ‘me encantaría pero deben pedirla en prensa’, muy bien le dijimos, luego una ‘maniobra’ ingeniosa y aprovechando la ignorancia de algunos empleados logramos llegar a prensa luego de innumerables fracasos, inmediatamente cuando esta persona nos recibe en su despacho, ¿quién aparece por detrás?, sí, adivinaste, el inconfundible ‘pistolero del lejano oeste’, obviamente cuando nos ve adentro de la oficina su cara de asombro y sonrisa falsa fue de, ‘uy, llegaron antes que yo’, yo inmediatamente al captar su pensamiento le dije, ‘aja!, ¿qué paso llegamos antes que vos?’... bueno continuando con esto que por cierto no parecía nada serio, le dimos voz a José, el cual intervino diciendo, ‘lo que pasa.... es que yo venía a avisarle a los chicos porque la verdad que me gustaría primero escuchar el programa y luego dar la nota’; luego de una intensa charla, por la cual esta de mas decir que uno de los encargados de prensa apoyo plenamente al ex funcionario, la nota y la invitación quedaron en la nada, entonces acá es donde me paro y me remito a la definición de inseguridad, esa duda constante, esa duda que tenemos por haber dicho algo, esa maldita duda que no nos deja pisar en falso, que nos presiona, nos da vuelta la cabeza, esa duda que nos pone en peligro, esa duda es signo de inseguridad.Entonces cuando hablamos de inseguridad, ¿cómo es posible ser guarda de la seguridad de nuestro pueblo teniendo grandes manchas de inseguridad en nuestro interior, cómo es posible si no estamos seguros siquiera de lo que vamos a decir?.

"me gustaría primero escuchar el programa y luego dar la nota"

Consecuencias negativas de la inseguridad

‘Aquella persona que tiende a buscar la aprobación de los demás para sentirse valorada, tiene una alta probabilidad de vivir en una especie de montaña rusa. Cuando se encuentre con persones más afines a ella se sentirá pletórica, pero no podrá evitar cruzarse en la calle, escuela, trabajo, familia, barrio... personas que por pensar muy diferente a ella seguramente no van a aprobar algunas de las cosas que piensa, dice o hace y por lo tanto si depende también de ello para sentirse válida posiblemente se va a sentir mal’. Esto simplemente me hace acordar de la cobardía que demostró ese día cuando la gente pedía por él, la gente pedía por él simplemente porque se suponía que una persona que forma parte de la seguridad debe salir a dar explicaciones, porque sinceramente creyó en él.

Hacemos un poco de periodismo ‘gonzo’ y nos ponemos en la piel del vecino, claro que si, porque ese 1° de julio cuando nos toco informar sobre este lamentable suceso, la verdad que no alcanzaban las palabras, o mejor dicho no salían las palabras; ese momento veloz entre el tiempo y el espacio en donde nos encontramos frente a frente con el peligro, en donde se nos pasa la vida en cuestión de un misero segundo, en ese momento se detiene todo; la información que llegaba, la desesperación, los policías que mal informaban, nosotros que no sabíamos si dejar todo e irnos al hospital o continuar como podíamos; fue cuestión de que pasen un par de horas para que otro hombre de bien se nos fuera, para que otra vez la injusticia de la vida diga presente; se nos anudo la garganta, terminamos el programa, fuimos hasta la concentración, no llegaba, las piernas se me debilitaron, el tiempo se había parado completamente, la situación era triste, no había mucho para preguntar, no había mucho que cuestionar; la perdida de dos personas, la inseguridad en manos de los inseguros que nuevamente miraban para otro lado, esto nos puso en otra perspectiva, nos ubico donde teníamos que estar, con la gente; aplaudiendo, reclamando, exigiendo, no había parcialidades, era el pueblo unido, un pueblo azotado por la ineficacia del sistema corrupto.


Sobre esta noticia

Autor:
Nilo Medina (2 noticias)
Visitas:
664
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.