Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cometelasopa escriba una noticia?

Mi hija es una mandona ¿qué puedo hacer?

9
- +
13/06/2018 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si tu hija destaca por tener un carácter fuerte, ordenar lo que hacer a los demás y muchas veces las tildan de mandona, lo que le causa problemas con los compañeros, te preguntarás ¿cómo puedo ayudarla?

image

Foto de AndieSerapio vía Flickr

¿Niña mandona, niño líder?

En esta sociedad, lo que se espera de las niñas y de los niños no es igual y muchas de las etiquetas van en consonancia de eso. Cuando un niño toma el mando de un grupo se le llama líder, en cambio, cuando lo hace una niña es una mandona. Y realmente, ¿existe esa diferencia en cuestión de género?

La mayoría de los padres queremos que nuestros hijos e hijas no se dejen acosar, maltratar, sepan defender sus derechos y si, ellos quieren y tienen madera para ello, independientemente de que sean niños o niñas, sean de adultos buenos y buenas líderes. Pero nadie quiere un pequeño dictador o dictadora en su casa, entonces ¿dónde está el límite?

No es lo mismo ser autoritario que ser un líder. Una persona autoritaria, reprime, coarta, amenaza a los demás, no respeta sus derechos, sin embargo, una persona que tiene liderazgo, despierta admiración en los demás, respeta y busca el bien común.

Por lo que si nuestra hija muestra carácter y tiende a mandar, nuestros esfuerzos deberán ir encaminados a que entienda la diferencia entre mandar y liderar. Entendiendo que si ese liderazgo se ejerce con respeto no constituye un problema en sí mismo y que los adultos nos tendremos que preguntar si actuaríamos igual en caso de que fuera un niño.

¿Cómo ayudar a una niña mandona o un niño mandón?

Es normal que a los niños pequeños, les guste mandar y somos los padres lo que les debemos ir enseñando a pedir las cosas de la manera adecuada, independientemente de que sean niños o niñas.

No poner etiquetas

Antes de nada, señalar que no es recomendable poner una etiqueta a los niños y menos con un término peyorativo. Muchas veces el creer que un niño actuará de una manera, influye en que de verdad actúe así (el llamado efecto Pigmalión). Así que habrá que evitar términos como "mandona" o similares.

Ser un buen modelo

La mejor manera de transmitir estos valores es a través del ejemplo, los padres somos el modelo de nuestros hijos, por lo que cuando les pidamos algo nunca de ser con un"porque lo digo yo", el respeto y el diálogo con los niños les ayudará en sus relaciones con sus iguales.

No reír las gracias

Cuando los niños son pequeños pueden ser graciosas algunas actitudes de ordenar a los demás. Es importante que, desde el principio, no nos riamos de estas situaciones y, en cambio, reforcemos aquellas en las que son respetuosos con los demás. Así por ejemplo, les felicitemos cuando pidan las cosas por favor, cuando cedan o dialoguen para llegar acuerdos, etc.

Fomentar la empatía

Cuando hay un conflictos, es bueno enseñar a los niños a pensar en cómo se ha podido sentir la otra persona y reflexionar cómo podemos resolver el problema de manera que todos estemos satisfechos.

Enseñar a negociar

A través de la práctica, del modelo que le ofrecemos los padres, del juego o de los cuentos, podemos ir enseñando a los niños buenas maneras de negociar. La negociación siempre debe estar basada en el respeto y la tolerancia.

Con la práctica, los niños irán aprendiendo a tolerar la frustración de no conseguir todo lo que uno quiere y a ceder para conseguir en bien común.

Fomentar la igualdad

A las niñas se las tiende a proteger más que a los niños, no se las anima tan a menudo a realizar actividades que puedan ser de riesgo o a decir lo que piensan. En cambio, si se las suele entrenar a que tengan más empatía, piensen en los demás y en el bien común. Todo lo dicho es necesario para que se desarrolle un buen líder.

Sería bueno enseñar a las niñas a decir lo que piensan, comunicarse con asertividad y firmeza cuando es necesario, asumir riesgos y a confiar en ellas mismas y, a la vez, continuar entrenando la empatía, la ayuda a los demás, etc. En cuanto a los niños, fomentar la empatía o la ayuda a los demás, además de lo anteriormente descrito. En resumen, educar en igualdad.

La entrada Mi hija es una mandona ¿qué puedo hacer? aparece en Comete la Sopa. Entra y participa en la conversación


Sobre esta noticia

Autor:
Cometelasopa (215 noticias)
Fuente:
cometelasopa.com
Visitas:
73
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.