Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Entrefiletenoticias escriba una noticia?

La hija "miedosa, hipocondríaca y controladora" de Marcelo Tinelli

17/01/2015 19:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageMicaela Tinelli, de 26, recibió a La Nación en en Guanahani, la chacra que Marcelo Tinelli, su papá, tiene en Punta del Este y habló de sus vacaciones, de su impulso controlador y de sus miedos, de negocios y de la relación con su papá y hermanos, especialmente del más chiquito de la familia, Lorenzo.

"Siempre me fascinó la moda. En el programa de papá me metía en el detrás de escena a ver los vestuarios. Estudié producción de moda que tenía materias de diseño. Pero no soy diseñadora, diseño por gusto, porque me dejo llevar", aclara.

Su timidez es vox populi, pero se hace cargo de la atracción que genera y asume el estado de constante exposición con una serenidad envidiable. "Decir, van a decir cosas siempre. Bien y mal. Yo prefiero quedarme con lo bueno. Si leo algo malo, paso la hoja", reflexiona.

-¿Cómo hacés para mantener esa actitud?

-Cuando es algo personal sí me molesta, pero con los años fui aprendiendo que en el camino hay muchos ruidos, y no hay que detenerse en esos ruiditos, sino mirar para adelante y seguir. Es un aprendizaje que hice con el tiempo. Antes leía algo malo y salía como un toro a defender a mi papá o a cualquiera. La gente está esperando que uno salte. Aprendí que lo mejor es seguir adelante y no detenerse. Es redifícil igual, pero con los años lo fui entendiendo.

-Parecés muy tranquila. ¿Sos siempre así?

-Sí, soy retranquila. No, pará, tengo re carácter, si estuviera mi novio acá diría que deje de mentir [risas]. Si me enojo o algo me saca de mi eje, soy bastante calentona. Pero si me tengo que definir, yo me considero una persona tranquila, muy virginiana.

-¿Hay alguna filosofía detrás? ¿Sos creyente?

-No sé si creo en Dios. No lo pensé. Soy católica, me bauticé e hice la comunión. Quizás el día de mañana me gustaría hacer algo más espiritual, hasta ahora no pensé mucho en eso.

-Suele decirse que heredaste de tu papá el ojo para los negocios. ¿Cómo te definís como empresaria?

-Me siento una mujer, una chica, hacedora. No puedo estar sin hacer algo. Estoy con Ginebra, pero sigo pensando en cómo seguir, en abrir otro local, en sacar una línea para hombres?

-¿Cómo fue tu primer emprendimiento?

-Cuando iba a la Facultad me puse a hacer una línea de remeras de hombres, Eddie, cero conocida. Todo el tiempo quería dedicarme a esto. Hice otras cosas, cursos de maquillaje, cosas que una hace buscando el camino. Un día me cayó la ficha, se abrió el cielo y dije: quiero hacer mi marca de ropa.

-Antes habías inaugurado el restaurante Bartola.

-Había probado Bartola. Me di cuenta de que la gastronomía no era lo mío. Pero está bueno tener experiencias. Fue un lindo proyecto. Estuvimos en todo. La decoración? Candelaria pintaba y exponía sus cuadros ahí, la tipografía, nos dedicamos mucho a ese proyecto. Por ahí la gente piensa que no hacemos nada, pero yo en el armado de Ginebra estuve nueve meses, todos los días con eso. Es nuestro bebito que está creciendo.

-Hablando de bebitos, ¿la llegada de Lorenzo (el último hijo de su padre) no te hizo pensar en la maternidad?

-Es loco. Tengo un vínculo relindo con él. Hay días que si te pasó algo malo, te conectás con él y se van todos los problemas, y es paz y alegría total. Nos conectó mucho como familia. Y sí, a mi edad te llega desde un lugar más maternal. Es loco llevarle 26 años a un hermanito. Yo soy rematernal, pero no es que me apuró a tener hijos. Lorenzo es la alegría del hogar. Creo que este año estamos más recluidos en la casa porque estamos todo el día con él acá.

Más sobre

-¿Dónde buscás inspiración?

-Miro muchos blogs de moda, de arte, revistas, Instagram? Para mí los viajes son muy importantes. Ir a museos, barcitos, salir a caminar, ver a la gente? La gente inspira mucho. Me gusta comprarme libros de moda y revistas que me traigo para chusmear acá.

-¿Cuál es tu idea de la belleza?

-Para mí es ser una misma, lo que le nazca a cada una. Ser fresca, no seguir algo muy estructurado. Yo priorizo esas cosas. Ser auténtica y no guiarse por lo que imponga la sociedad. Para mí eso es lo más importante en la mujer, la actitud es más que lo que tiene puesto.

-Estar siempre en el ojo de la opinión pública, ¿te hace estar más pendiente de tu imagen?

-En parte sí. Tengo cuidados porque uno se siente expuesto. Me cuido mucho la piel, hago ejercicios. No sé si tanto por la exposición, es porque soy coqueta. A veces me voy a dormir con un poco de rouge, por mí, porque me gusta estar bien conmigo misma, no porque alguien me vaya a ver. Al convivir con la exposición puede ser que ya tengamos incorporado estar bien estéticamente. Pero yo no siento que sea para el afuera, sino por mí.

-¿Te gusta que te consideren una it-girl?

-Me divierte. Yo no me considero una it-girl así que no trabajo para eso. Pasa. Me parece divertido, pero no estoy pensando en qué ponerme y qué no para marcar tendencia.

-¿Cuáles son tus metas, mirando al futuro?

-En lo profesional quiero seguir explotando la marca y no pongo un tope. Mi sueño es tener Ginebra en Nueva York, un localcito ahí. Este año quiero hacer una prueba, irme dos meses, por ejemplo. Y en el futuro tener mi marca allá, me veo con un local yendo y viniendo. Y en lo personal no sé, no me gusta proyectar mucho porque soy muy ansiosa. Disfrutar de los momentos que me tocan vivir. No tengo muchos planes. Formar una familia. Por ahora viajar y disfrutar de mis afectos.

-Pero te irías a vivir afuera...

-No. No podría porque soy re pegote con mi familia. Mi papá me apoya todo el tiempo y me motiva a que me vaya. Hacer un curso de inglés, pasar un tiempo allá. Hacer esa experiencia. Quiero hacerlo, pero poco tiempo. Y ahora, porque nada me ata.

-¿A qué le tenés miedo?

-Soy muy miedosa y muy hipocondríaca. Lo desconocido me da miedo. Y soy virginiana, muy controladora, me da miedo todo lo que no puedo controlar, que obviamente son miles de cosas, pero eso me genera miedo y ansiedad.

-¿Qué te gusta hacer cuando estás sola?

-Escuchar música, ordenar mi habitación. Pero sola? No soy de estar mucho sola. No me gusta ni el silencio y ni la soledad. Disfruto de estar con mis afectos, eso disfruto. Salir a comer, unos tragos, un buen vino, me encanta. Estoy feliz acá con papá, Luciano [El Tirri, primo de Tinelli], mi novio, mis hermanos y amigos.

-Parece que pasan todo el día en esta casa. ¿Es una forma de resistirse a la prensa?

-Lo que pasa es que... somos tantos en esta casa que hay muchas cosas para hacer, y realmente nuestra manera de pasarla bien es estar acá, compartir el tiempo juntos, armar comidas, invitar a nuestros amigos, vienen nuestros novios, por ahí no exponernos tanto a nivel eventos... No somos de frecuentar esas cosas, pero porque no nos gusta.

Fuente:hermososymalditos. Artículos Relacionados:

Sobre esta noticia

Autor:
Entrefiletenoticias (2486 noticias)
Fuente:
entrefiletenoticias.com
Visitas:
490
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.