Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Hiroshima, 71º aniversario, ¿debe obama pedir perdón a Japón por los daños y víctimas del bombardeo atómico?

09/08/2016 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la ultima conmemoracion de la destrucción de Hiroshima en 1945, se planteron muchas cuestiones como la paz, el desarme, desnuclearización del mundo. Sirvió para que historiadores repasaran hechos y realidades de aquel día

 La ciudad japonesa de Hiroshima ha conmemorado  el 71º aniversario del lanzamiento de la bomba atómica que acabó con la vida de una 140.000 personas personas, en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial con una ceremonia en la que pidió a los líderes mundiales que imiten la histórica visita del presidente de EEUU, Barack Obama, el año anterior..

El acto tuvo lugar en el Parque de la Paz de la ciudad, ubicado cerca del hipocentro de la explosión nuclear, y comenzó con un minuto de silencio a las 8.15 hora local . Fue la hora exacta en la que el B-29 Enola Gay de las Fuerzas Aéreas norteamericanas lanzó el 6 agosto de 1945 el 'Little Boy', el nombre con el que Estados Unidos bautizó al primer artefacto nuclear de la historia.

Tras el minuto de silencio, el alcalde de la ciudad, Kazumi Matsui, pidió a los líderes mundiales que sigan los pasos del presidente Obama y visiten tanto Hiroshima como Nagasaki, objetivo de una segunda bomba atómica, para "grabar la realidad de los bombardeos atómicos en sus corazones".

 Obama ha viajado a Japón en tres ocasiones desde 2009. La información contradice al primer ministro de Japón,  Shinzō Abe, quien saludó la primera  visita de Obama a su país en 2016 y afirmó que será una buena ocasión para que Japón y Estados Unidos rindan homenaje a todas las víctimas de Hiroshima.

Obama tendrá la responsabilidad de crear una perspectiva enfocada al futuro de ambas naciones sin referirse a la decisión que tomó el expresidente Harry Truman hace 71 años para recurrir el arma nuclear en Hiroshima, donde al menos 140 mil personas perdieron la vida. 

Con el fin de fortalecer el compromiso con la paz y la seguridad en un mundo sin armas nucleares, Obama se burla de nuevo de la población mundial al proclamar que su país apoya la desnuclearización y el prosigue la fabricación en casa de ojivas nucleares..   

"Sería algo muy importante para mí visitar Hiroshima", expresó el jefe de Estado durante su primer año de Gobierno, sueño que seha visto cumplido ahora de nuevo.Obama se convirtió en mayo en el primer inquilino de la Casa Blanca en funciones en visitar la ciudad, y Matsui citó parte del discurso que el presidente pronunció entonces en el que pidió que las naciones con potencial nuclear "persigan un mundo sin ellas".

En contexto: lo que cuentan las crónicas que ocurrió en Agosto de 1945

A finales de agosto de 1945, cuando casi había terminado la Segunda Guerra Mundial, la bomba “Little Boy” primer artefacto nuclear de la historia.cayó en Hiroshima por orden del entonces presidente norteamericano, Harry Truman.Víctimas:140.000.

LEl 9 de agosto de 1945, EE.UU. atacó nuevamente a Japón. Se trató de la bomba “Fatman”, que destruyó Nagasaki,  70 mil personas murieron al instante, que con el paso de los días ascendió a 170 mil por las quemaduras o enfermedades radioactivas. El número de heridos fue de 60 mil, quedando destruidos el 70 por ciento de los edificios.

La Cruz Roja calcula que 200 mil sobrevivientes de los bombardeos atómicos siguen aún con vida. Según información publicada en The Effects of the Atomic Bombings of Hiroshima and Nagasaki, el  20% de la población o más  murió o sufrió o  a raíz de los efectos causados  por la radiación. Los ataques atómicos sobre ambas ciudades japonesas han sido los únicos de este tipo ejecutados hasta la fecha. 

"Tenemos que surtir a nuestras políticas de la pasión para consolidar la unidad y crear un sistema de seguridad basado en la confianza y el diálogo", dijo el alcalde de Hiroshima, quien se declaró convencido de que visitar las zonas afectadas sacará a relucir la "determinación" para ello.

Entre los asistentes a la ceremonia estuvo el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y representantes de 91 países como Reino Unido, Francia y Rusia, así como jóvenes de la ciudad y supervivientes de la bomba, colectivo conocido en Japón como 'hibakusha'.

Matsui pidió a Abe que mantenga la determinación que mostró junto a Obama durante su histórica visita para lograr un mundo libre de armas nucleares, algo que "manifestaría el noble pacifismo de la Constitución japonesa", que el Gabinete nipón y el lobby tratan de modificar.

“Hoy renovamos nuestra determinación, ofrecemos consuelo de corazón a las almas de las víctimas de la bomba atómica y abogamos por hacer todo lo que esté en nuestras manos (...) por la abolición de las armas nucleares y la construcción de una paz mundial duradera”, dijo el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui. Haciendo referencia al primer ministro, Shinzo Abe, que también estaba presente, Matsui dijo que “un mundo sin armas nucleares reflejaría el noble pacifismo de la Constitución japonesa”.

En su discurso, Matsui afirmó que la cumbre de líderes del G7 que se celebra el año próximo en localidad costera de Shima (centro deJapón) supondrá "la oportunidad perfecta para ofrecer un mensaje conjunto sobre la abolición del armamento nuclear".

En el mundo aún existen unas 15.000 armas nucleares, señaló Matsui, quien instó a la comunidad internacional a erradicar para 2020 estos artefactos "inhumanos y de maldad máxima".

Además, invitó a Obama que al "visitar una de las ciudades bombardeadas, escuchara con sus propios oídos a los 'hibakusha' (nombre que reciben en Japón los supervivientes de los ataques nucleares) y contemplar la realidad del armamento atómico".

El alcalde de Hiroshima también defendió el carácter pacifista de la Constitución japonesa, después de que el Gobierno central haya impulsado una controvertida reinterpretación de su Carta Magna para promover un papel más activo de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) a nivel global.

 

Durante la ceremonia también se leyó un mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el que recalcó que "hoy el mundo necesita el espíritu de los 'hibakusha' más que nunca", en un momento en el que "las tensiones globales están aumentando" y en el que el avance hacia la desnuclearización es "cada vez más difícil de encontrar".

Tras su victoria en los comicios a la Cámara Alta celebrados en julio, Abe planea modificar la Carta Magna nipona, que renuncia a la guerra. En su artículo 9, el texto prohíbe el uso de la fuerza para solucionar conflictos internacionales. Durante su discurso, Matsui citó también al presidente  Barack Obama, quien durante su visita a la ciudad el pasado mayo instó a los países con arsenales nucleares a “tener la valentía de escapar de la lógica del miedo” y buscar un mundo sin este tipo de armas.

Japón "debe promover el camino hacia una paz verdadera en todo el mundo, a través del ejemplo que supone su Constitución", subrayó Matsui, hijo de un "hibakusha".

El llamamiento por la paz y el desarme nuclear:es Japón quien debe liderarlo

En su discurso, Matsui  exhortó a que las experiencias de los ancianos supervivientes de la bomba atómica sean compartidas con el mundo y ha pedido que Japón lidere el movimiento para la abolición total de las armas nucleares.

Ante un público entre el que se encontraba también el primer ministro japonés,  Yoshihiko Nodael alcalde ha pedido al Gobierno nipón más ayudas para los 'hibakusha', las víctimas de las bombas atómicas, que durante años tuvieron que soportar el estigma de la discriminación.En marzo pasado, el número total de "hibakusha" que quedaban en Japón o residiendo en otros países ascendía a 183.519, prácticamente la mitad de los 372.264 que había en 1980, y su edad media superaba por primera vez los 80 años.

El país que ha  estado años inmerso en un debate nacional sobre su política energética tras la catástrofe de Fukushima con voces que insisten en que la energía nuclear y la humanidad no pueden coexistir",   según Matsui, quien  pidió al Ejecutivo "una política energética que garantice la seguridad de los ciudadanos".

Sin embargo,  el movimiento antinuclear considera insuficiente la seguridad oficial  y pide un apagón nuclear total. Durante la conmemoración de un anterior aniversario de la tragedia  de Hiroshima hubo también protestas de algunos grupos antinucleares contra las centrales y contra el Gobierno de Noda, que entre una estrecha vigilancia policial marcharon por las inmediaciones del Parque de la Paz.

En la ceremonia estaba presente este año el nieto del presidente  Harry S. Truman, quien ordenó el lanzamiento de las bombas de Hiroshima y Nagasaki en el capítulo final de la II Guerra Mundial.

Clifton Truman Daniel, de 55 años, viajó a Japón invitado por una ONG para la paz a fin de asistir a las ceremonias en las dos ciudades y reunirse con supervivientes de ambas tragedias.

En unas declaraciones el fin de semana en Tokio, antes de viajar a Hiroshima, Truman Daniel subrayó que para su familia es muy importante entender qué pasó y las "consecuencias totales" de las decisiones que tomó su abuelo

 La bomba detonó con una intensidad de unos 16 kilotones a unos 600 metros de altura muy cerca de donde se levanta el parque donde tuvo lugar la ceremonia, y acabó de forma inmediata con la vida de unas 80.000 personas. El 9 de agosto, una segunda bomba atómica arrasó Nagasaki. Según el Ministerio de Sanidad, en marzo había unos 174.080 supervivientes de la bomba atómica, la mayoría octogenarios. Muchos de ellos sufren todavía las consecuencias de la radiación.

 

Pero hace tambien un año que Barack Obama al convertirse en el primer presidente norteamericano en visitar Hiroshima, donde decenas de miles de personas murieron en el primer ataque nuclear de la historia, en 1945 ¿por qué Obama no pidió perdón a Japón por el lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima, siendo la primera vez que una nación usaba un arma nuclear contra otra?.

El gobierno de Washington siempre ha defendido que el ataque contra Hiroshima, y la destrucción, tres días después, con otra bomba nuclear de la ciudad de Nagasaki, fueron fundamentales para lograr la rendición de Japón y precipitar así el fin de la Segunda Guerra Mundial. Todo lo cual es históricamente incierto, pues ya el ejército nipón estaba en el suelo. Y no dispuesto a defenderse, si bien había los clanes de militares más ultras en el Palacio Imperial que presionaban sobre el Emperador Hiro Hito para que no firmara la rendición..El grueso de las fuerzas niponas se hallaba todavía en suelo continental ocupando China y las islas. No, disponía ni de armas ni de víveres, ni de medicamentos.  El hara-kiri proliferaraba entre los generales.

El argumento que ha prevalecido en Estados Unidos desde el ataque –que aprobó el entonces barbárico presidente Harry S.Truman– es que éste estuvo justificado. La decisión, además, "salvó vidas" al evitar que Japón siguiera combatiendo encarnizadamente sobre suelo nipón encaso de invasión de los marines.. Doblemente falso porque sí se pudieron ahorrar millones de vidas.. absteniéndose de usar la bomba. Pero desde que Einstein dirigiera su histórica carta al presidente Roosevelt diciendole que era posible fisionar el átomo para obtener una bomba atómica, pensada (sólo como idea) no contra Japón sino contra Hitler. Para lograr la bomba de Einstein, Washington hizo un gasto billonario- con las experimentaciones de científicas del Proyecto Manhattan, instalaciones de una nueva ciudad industrial secreta levantada en el desierto de California que albergaba a miles de personas trabajando alli varios años, los sabios atómicos, el personal civil y militar, los agentes  de espíonajes, el equipo, los mejores cerebros del mundo), el uranio enriquecido y el plutonio. Todo estaba ya hecho y según el general Groves que dirigía todo aquel mundo, “los cobayas humanos se merecían eso“.

La alternativa en Agosto de 1945, subrayan, hubiera sido una invasión terrestre de los marines contra Japón se había discutido en el gabinete de guerra de la Casa Blanca. Junto con su secretario de guerra, Stimson, Truman estaba decidido a ahorrar el derramamiento de sangre, tanto de japoneses como de soldados aliados, de un desembarco terrestre.

El expresidente Harry Truman citó en sus memorias a los militares, quienes le dijeron que medio millón de norteamericanos habrían muerto si la invasión de Japón hubiera tenido lugar.

La radiación fue la gran sorpresa de sabios y médicos, tras el bombardeo atómico de Agotos 1945

Esta cifra ha sido canónica sigue siendo válida hoy para aquellos que justifican el bombardeo atómico. Sin embargo el historiador Barton Bernstein y otros señalan que el mando militar americano predijo en junio de 1945 que la invasión de Japón, fechada para el 1 de noviembre, resultaría en 193.000 víctimas de EE.UU., incluidas 40.000 muertes.Esto es falso, porque, de hecho, Japón-insistimos- se había rendido. El pueblo nipón no era el Emperador. No tenía el menor poder de decisión, ni derecho a decirlo. Pero no se hubiera  producido ni lucha cuerpo a cuerpo ni matanas.Era todo un montaje de los militares encabezados por el secretario de guerra general Stimson, el segundo de Truman.Las cifras se inventaron sobre el papel. Y ni se levantaron hospitales ni primeros auxilios para "tan cruel matanza".

Hay  sobrada literatura sobre el mito de la Invasión del Japón.para justifcar el  uso de la o las bombas.Según los historiadores, incluido Winston Churchill,   no hubo lanchones de desembarco, ni el menor movimiento preparatario para una invasión masiva del archipielago por fuerzas norteamericanas ni tampoco preparativos del maltrecho ejército nipón para defender las islas.Los meses que precedieron al agosto de Hiroshima y Nagasaki no parececió ni que había guerra en Asia"

 

Los 5 mitos sobre los ataques nucleares a Hiroshima y Nagasaki, según la Agencia AFP en el informe "Invasión de Japón como la única alternativa a la bomba"

Habitualmente se mencionaban dos opciones para el fin de la guerra: arrojar la bomba o desembarcar en las costas de Japón. No obstante, se podía además de simplemente continuar los bombardeos convencionales y el bloqueo naval de Japón.Ni se barajaron en Washington.

Pacifistas o ecologistas o demócratas de a pie habían propuesto mostrar el poder de la bomba atómica antes y en vez de usarla militarmente sobre una ciudad habitada por seres humanos,   realizar una prueba o demostración, por ejemplo, sobre una isla deshabitada o en un desierto, o sobre la bahía de Japón invitando a observadores de Japón y otros países a la exhibición.Se desechó esa opción.

La tercera opción era que Washington aceptara la rendición con las condiciones de Japón, siendo la más importante que el emperador Hirohito no fuera tratado como criminal de guerra. Dicha condición fue rechazada también, pero de hecho fue aceptada con satisfacción por el general Douglas MacArthur tras el bombardeo de Nasgasaki e inmediata capitulación de Japón.

 Según la propaganda norteamericana, los japoneses fueron advertidos del bombardeo atómico por medio de octavilas

EE.UU. lanzó con profusión octavillas sobre muchas ciudades japonesas, instando a los civiles a que huyeran, antes de atacarlos con bombas destructivas. Las octavillas advertían de una "destrucción rápida y completa"de las ciudades y "lluvias devastadoras desde el aire, nunca antes vistas en la Tierra".Se hablaba de aniquilación total, pero no se mencionaba bomba atómica.Esas octavillas existen en inglés y en japonés.

 Sin embargo, ninguna de las ciudades escogidas como objetivo de ataque nuclear fue advertida antes.Hiroshimay Nagaski-según el alcalde Matsui. La omisión era deliberada: impedir que las defensas interceptaran los aviones portadores de bombas nucleares que se dirigían hacia Hiroshima  tranquilamente..Además en las zonas elegidas como objetivos, no había guarniciones militares. Las bombas atómicas iban dirigidas contra civiles, poblaciones de gente criente.Y la prueba es que el ejército no sufrió sino bajas muy adyacentes.

La bomba se usó en tiempo oportuno para obtener una ventaja diplomática sobre Rusia y resultó ser un as en la manga de Washington en el inicio de la Guerra Fría. EE.UU. usó la bomba antes de que la URSS entrara en el conflicto con Japón y para impresionar a los rusos con su poder destructor.Truman ordenó el lanzamiento de las bombas, en cuanto estuvieran listas.

Truman no necesitaba permiso para el experimento a punto de producirse, ni tenía ningún reparo ético o moral y se sentía al mismo tiempo el redentor de Asia, con el beneplácito del general Stimson, secretario de defensa y del general Groves que conocía bien el poder de la nueva arma, por la prueba de Alamo Gordo, que dividió a los sabios. Pero Groves estaba asnsioso por lanzarla "sobre los hombres de ojos rasgados".

Y el desastre llegó y han pasado muchos años.Ahora hay un dilema en terreneo yanqui:el perdón norteamericano.

Y una vez más, un año más. en Hiroshima, la ciudad mártir, Obama, sucesor del presidente Haarry S. Truman. se limitó a  depositar una ofrenda floral en el Memorial de la Paz de Hiroshima, a rendir homenaje a las víctimas, e invitar a trabajar juntos por un mundo sin armas nucleares, que su país acumula en cantidades enormes..

"Vinimos a reflexionar sobre la terrible fuerza desatada en un pasado no muy lejano. Venimos a llorar a los muertos [...]. Sus almas nos hablan", dijo Obama."Encontremos, juntos, el coraje para esparcir la paz y buscar un mundo sin armas nucleares", agregó el mandatario.

El domingo anterior la cadena japonesa NHK ya le había preguntado a Obama si su visita a la ciudad japonesa incluiría una disculpa.

El mandatario se negó y lo explicó: "No, porque creo que es importante reconocer que en medio de una guerra los líderes toman todo tipo de decisiones".No era importante  para el verdugo.Para la víctima y su familia´sí.

"El trabajo de los historiadores es plantear preguntas y analizarlas, pero yo, que he estado en esta posición durante los pasados siete años y medio, sé que cada líder debe tomar decisiones muy difíciles, particularmente durante una guerra", dijo el presidente norteamericano

Después de Hiroshima, Washington trató muy bien a Hiro Hito. Muy mal a todos los japonses y se quedó además con bases niponas estratégicas como Okinawa.

Otro argumento de peso, según le dijo Jennifer Lind, profesora de la universidad Dartmouth College, en New Hampshire,   al diario Washington Post es que "Estados Unidos, igual que otros países, simplemente no piden perdón".

Una disculpa puede conducir al reconocimiento de que se cometieron "errores en el pasado" y, por lo tanto, esto puede abrir la puerta a que las víctimas discutan los errores de los políticos y al fin pidan una compensación.

Los críticos, sin embargo, aseguran que Washington desde 1945 nunca ha tomado en cuenta el terrible costo humano que tuvieron las bombas atómicas.

Pero, ¿quieren o esperan los japoneses una disculpa del presidente Obama?

En un sondeo de opinión realizado a principios de mayo por el diario The Japan Times, hay diversidad  opiniones. Pero la mayoría de los entrevistados indicó que Obama  necesita decir 'lo siento' durante su visita a Hiroshima".

"En lugar de desenterrar recuerdos del pasado, Obama podría enfocarse en la futura colaboración con las Fuerzas de Autodefensa de Japón y dar otros pasos positivos para el futuro", le dijo al diario Kazuki Sasayama, de 22 años.

Y un hombre de 67 años le aseguró de víspera al periódico: "Lo único que deseo es que Obama use esta oportunidad para mirar y contemplar el horror de lo que ocurrió y analizar por qué esto nunca debe volver a ocurrir".

Se calcula que entre 66.000 y 150.000 personas murieron en Hiroshima tanto instantáneamente como por los efectos posteriores de la radiación.Días después, en el ataque a Nagasaki, perdieron la vida entre 40.000 y 80.000 personas, tambien irraduadas.

Y ésto es lo que no dejaba dormir a los científicos y médicos norteamericanos. Los casos de irradiados  se repetían aún a distancias considerables del epicentro de Hiroshima y Nagasaki. Eso los sabios del Proyecto Manhatan lo habían menospreciado.Aunque no todos.

Washington instaló grandes hospitales y centros de investigación nuclear porque los sabios americanos, ingleses y canadienses querían saber los efectos de la radiación en el nuevo mundo nuclear que habían generado y al que temían miedo.¿Cómo era el infierno?, había que examinar a los que lo habían sufrido y aún vivían. Se les buscó. No era contagioso. Era hereditario. Había niños deformes o normales pero anormales. Los investigadores se dedicaron menos a salvar a los humanos en cuantolesiones onvencinales, que a diagnosticar a los irradiados. Los departamentos de genética crecieron y superaban a los de EE.UU.  Eran no el presente sino el futuro.

La investigadora y escritora británica Elizabeth Chappell ha estado reuniendo testimonios de los sobrevivientes de Hiroshima en la página de internet "The Last Survivors of Hiroshima ("Los últimos sobrevivientes de Hiroshima", los “Hibakusha, los que debieron morir, pero sobreviven)

La investigadora cree que una disculpa ded Obama sería "un buen comienzo para que ambos países comiencen a hablar y discutir los hechos de un capítulo de la historia olvidada".

Según le dijo a BBC Mundo, el objetivo de este proyecto "es tener una historia oral de las tragedias que ocurrieron en 1945 y después, y permitir que hablen los sobrevivientes".

La japonesa Kyoko Gibson no es estrictamente una sobreviviente, o "hibakusha", pero ha estudiado a fondo el tema y se siente la portavoz. "Yo nací tres años después de que la bomba fuera lanzada, pero mi familia, amigos y vecinos sufrieron el síndrome de irradiación (por los efectos de la radiación nuclear)", le cuenta a BBC Mundo. "E incluso la gente como yo, que no fuimos directamente alcanzados por la bomba continuamos sufriendo mental, emocional y físicamente".Parte de este sufrimiento fue el hecho de que muchos de los sobrevivientes no pudieron nunca hablar de la experiencia del ataque, porque los americanos no brindaron una oportunidad de hacerlo. Cuando se le pregunta a Kyoko si le gustaría escuchar una disculpa del presidente Obama, responde:

"Sí. Desde luego debe disculparse como todos los que contribuyeron a las tragedias masivas  de la Segunda Guerra Mundial por las atrocidades que cometieron en un o u otro bando, e incluyo a la familia  real", afirma."Por supuesto que con una disculpa no desaparecen todas las experiencias de quienes sufrieron y continúan sufriendo"."Pero una disculpa del lado norteamericano proporcionaría un sentimiento de que existe cierta sensibilidad por parte de los que masacraron, válida para quienes sufrieron psíquica y físicamente la agresión atómica, incluso hoy día", le dice Kyoko Gibson a BBC Mundo.Y agrega: "Una disculpa es un primer paso hacia la paz".

Tal como explica Elizabeth Chappell, "muchos de los sobrevivientes (que ahora tienen en promedio unos 80 años) han estado haciendo campañas personales y trabajando activamente toda su vida  para acabar con las armas nucleares.

"Porque ellos saben que nada amenaza más la estructura de la vida como las armas nucleares, su proliferación y la terrible posibilidad de su su uso. Los hibakusha han estado urgiendo al mundo a tomar pasos concretos para abolir las armas nucleares y prevenir el sufrimiento que pueden causar", dice a BBC Mundo.

Así que quizás más que una disculpa, lo que muchos esperan en Japón y el resto del mundo son pasos concretos para que eventos como el de Hiroshima y Nagasaki no vuelvan a repetirse.El fin de las armas nucleares.

"Obama debería hacer mucho más que pronunciar un hermoso discurso en Hiroshima sobre desarme nuclear", afirma la física Lisbeth Gronlund, codirectora del Programa de Seguridad Global de la organización Union of Concerned Scientists (UCS), un grupo  del Instituto de Tecnología de Massachusetts (el MIT, en inglés), en Estados Unidos.

Más que una disculpa, dice Gronlund en su blog, "el mundo necesita desesperadamente acciones concretas".Por ejemplo, agrega, "podría limitar sus planes de gastar más de 1 billón para construir una nueva generación de ojivas, misiles, bombarderos y submarinosatómicos.  Y gastar el billón en hospitales"."Podría reducir un tercio el despliegue del arsenal estratégico de EE.UU." y "eliminar el actual estatus de 'listos para lanzar' de los misiles basados en territorio de EE.UU.y todo eso por no hablar de los drones"

El diario ‘The Asahi Shimbun’  digitalizó 11 fotos terribles que realizó cuatro días después del ataque y a partir de ellas, ha elaborado una vista panorámica de la ciudad completamente arrasada.

Tras el bombardeo, Hiroshima, que contaba con más de 300.000 residentes además de refugiados, perdió el 90% de sus edificios y aproximadamente un tercio de su población de forma instantánea.

Según las últimas estimaciones disponibles, el número total de bajas en Hiroshima, en gran parte civiles, ascendió a 286.818 personas, incluidas las fallecidas por cánceres, leucemias y malformaciones genéticas


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1875 noticias)
Visitas:
10079
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.