Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pymesyemprendedores escriba una noticia?

La historia de un emprendedor QUE NO CREIA EN SI MISMO . .

16/02/2011 04:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imagePor Juan Carlos Vélez - Gerente General de Ceateci

Hace más de 10 años conocí a un joven que tenía 25 años y se acercó a nuestra oficina de atención al cliente para comprar uno de los Cursos Técnicos productivos que vendemos al mundo hispano. El joven se llama Andrés. Nos comentó que lo habían despedido del trabajo por reducción de personal.

Nos indicó que seguramente lo habían cesado pues no creían en su labor. Nos comenzó a contar que en su familia no creían en El. Sus padres, sus hermanos, sus demás parientes y amigos . Todos le decían que El no valía como trabajador, por eso lo despidieron.

Cuando empezó a hilvanar su historia sus ojos se le llenaron de lagrimas pues al parecer no tenia confianza en si mismo ya que hasta sus padres le habían dicho que El no llegaría a ninguna parte. Recuerdo que yo me encontraba muy conmovido con esa historia y con sutileza nuestra Gerente Comercial lo trataba de animar, pero no conseguía nada pues el hombre estaba con la autoestima en el piso.

Ante ello tomamos la decisión de obsequiarle un e-book de motivación. Ese mismo día, también le vendimos uno de nuestro cursos técnicos pues vimos que tenia buen "feeling"con ese tema. Sin embargo nos dejó una sensación de preocupación muy intensa.

Al día siguiente, Andrés nos llamó por teléfono (tuvo mucha química con nosotros) y nos comentó que sus padres y hermanos le dijeron que había gastado dinero inútilmente pues según ellos "el no valía para hacer nada". Woowww, no podíamos comprender como la familia de una persona en vez de motivarlo lo hundía más y más. Lo único que pudimos hacer era decirle un dicho que al parecer "caló" intensamente en su cerebro y fue: "Andrés, cada uno se clava a su cruz". Es decir "lo que siembras lo cosecharás". Si has sembrado desconfianza cosecharás desconfianza. Si la tierra es débil no dará frutos, Si la semilla está malograda, sencillamente remueve la tierra y cámbiala. Si tu familia piensa eso de ti, demuéstrale que tu " actitud "es diferente. Demuéstrales que ya no eres el mismo, que has cambiado, que pese a tu corta edad (a los 25 años en realidad recién se empieza a vivir laboralmente hablando) puedes lograr metas.

El tenía deseos de hacer las cosas, pero su familia no le apoyaba y le disminuía su ilusión para trabajar. Andrés nos comenzó a escribir al email de Ceateci y le dábamos consejos cada vez que nos necesitaba sobre todo para alentarlo. Después de un mes continuo, nos dejó de escribir y no supimos de él hasta hace un mes. Nos enteramos de El por un periódico local.

Se había vuelto un Supercomerciante de uno de los productos que había aprendido a fabricar con el curso que aquella vez le vendimos. Le habían hecho una entrevista de media pagina en dicho periódico. A los tres días le hicieron una entrevista radial y a los dos días otra en televisión. Que orgullo sentimos por Andrés. Al saber de ello nuestra Gerente Comercial le escribió a través del facebook y volvimos a charlar con él. Nos comentó que cuando dejó de escribirnos, durante casi 20 días consecutivos se repetía al dormir una frase breve pero contundente: Yo lo puedo hacer.. Yo lo puedo hacer...Lo hacia unas veinte a treinta veces antes de dormir.

Al mes comenzó sus primeros pasos al producir un producto para autos y comenzó a vender de lugar en lugar. El si tenía mucha habilidad pero estaba "encubierta" por la represión familiar y de amigos. A El no le importó eso y siguió y siguió sin tregua. Durante casi 3 años conoció de todo y logró establecer una alianza estratégica con alguien que le inyectó un poco más de capital y que tenía buenos contactos para su producto. Así, en base a su experiencia aprendió a que El valía y que lo demás solamente era "desconocimiento"de su yo interior.

Andrés era un hombre feliz, Incluso se había casado hace un año y su esposa ya esperaba un bebé. Hace dos día lo encontré con un auto que había comprado y estaba muy contento pues había logrado que su producto se exportara a Bolivia. El tenía una buena semilla en su interior. Sólo le faltó un "estimulo" para descubrirla.. Hasta la próxima

Por Juan Carlos Vélez - Gerente General de Ceateci


Sobre esta noticia

Autor:
Pymesyemprendedores (595 noticias)
Fuente:
pymeyemprendedores.com
Visitas:
109
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.