Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Joaquin Macial escriba una noticia?

Historia de los mundiales parte 6 ¿Quiénes y Porqué?

05/06/2010 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Historia de los mundiales parte 6 ¿Quiénes y Porqué? en un mundo diferente al que conocemos

La participación en el primer mundial de la historia no fue por eliminatorias, sino por invitaciones, a pesar de todo, sólo doce naciones llegaron al puerto de Montevideo para disputar el primer campeonato. Toda Europa estaba invitada, pero sólo cuatro países del viejo continente decidieron cruzar el ancho océano hasta aquel perdido punto en el mapa, incluso había pasado la fecha de inscripción, el 30 de abril de 1930 y ninguna selección europea se encontraba inscripta.

El argumento puesto por los seleccionados que no concurrieron fue que Uruguay estaba muy lejos "de todo", el pasaje salía muy caro y era mucho el tiempo que tardarían en realizar semejante excursión, también tildaron a la costa uruguaya como "tierras inaccesibles", la caída de la Bolsa en Nueva York fue otra de las insólitas excusas europeas.

El entrenador del seleccionado español, José María Mateos, catalogó el viaje hasta Uruguay como "impracticable", debido al perjuicio económico que sufrirían los clubes al prestar a sus futbolistas y porque dichos jugadores se perderían los primeros partidos de la Liga de España.

El boicot europeo funcionó a pleno, a pesar de que Uruguay se había comprometido a solventar todos los gastos de estadía y desplazamiento. E incluso los dirigentes uruguayos se comprometieron a compensar económicamente a los clubes que cedieran a sus jugadores a la selección. Como para demostrar que no era falta de voluntad, algunas entidades europeas llegaron a solicitar 15.000 dólares por jugador, la negativa charrúa no se hizo esperar. Un barco directo desde Francia trajo al que por entonces era presidente de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (F.I.F.A.), Jules Rimet, con el trofeo en su valija, que sería entregado al equipo ganador, y el cual con el tiempo llevaría el nombre del dirigente francés. La selección de Francia también viajaba en dicho barco, de la que podemos decir que sus integrantes no querían concurrir, pero como Jules Rimet era francés, literalmente los obligó a embarcarse junto a él. El propio Jules recuerda: "La misma Asociación Francesa, a pesar de mis oficiosidades, había decidido abstenerse de participar. La razón aludida fue la imposibilidad de reunir catorce o quince jugadores capaces de representar dignamente al fútbol francés".

El boicot europeo funcionó a pleno, a pesar de que Uruguay se había comprometido a solventar todos los gastos de estadía y desplazamiento

Rey Carol II de Rumania

En el mismo barco viajaba la selección de Bélgica y Rumania, de la cual el Rey Carol, luego de que Rimet debiera tomarse un tren de apuro hasta Bucarest para rogarle por la participación de la selección de su país, había elegido personalmente a sus integrantes e incluso costeaba todos los gastos del plantel de su propio bolsillo, quienes en su mayoría eran empleados de una firma petrolera inglesa, la cual debido a la no concurrencia del seleccionado británico por estar ofendidos ya que no los habían designado a ellos como sede, no les permitía dejar su trabajo para viajar al Mundial, "que renuncien a su cargo si quieren hacer deporte", habían anunciado sus directivos.

Hasta que intercedió el rey Carol de Rumania, entonces la petrolera no se pudo negar y les otorgó el permiso laboral necesario. Los quince futbolistas rumanos fueron elegidos personalmente por el Rey, como se lo había prometido a Don Jules, pero la selección de los deportistas fue..... al azar, ya que el Rey, de fútbol poco y nada.

El recorrido del transatlántico "Conde Verde" fue la siguiente: partió de Génova donde abordaron los futbolistas rumanos, con paradas en Villefranche-Sur-Mer, donde subieron los franceses, Barcelona, donde hicieron lo propio los belgas, Lisboa, Madeira, Canarias, Río de Janeiro, donde abordaron los brasileños, para finalizar su recorrido en Buenos Aires, Argentina. La otra selección europea que asistió al torneo fue Yugoslavia que viajó a bordo del “Florida”, un pequeño barco de correos.

Jules Rimet llega a Uruguay

Seleccionado francés posa en la cubierta


Sobre esta noticia

Autor:
Joaquin Macial (211 noticias)
Visitas:
888
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.