Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cosmologo escriba una noticia?

El Huerto y Jardin pueden Convivir

28/06/2013 15:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

¿Por Que? TENER UN HUERTO-JARDÍN EN CASA?

Sin duda son inumerables los beneficios que nos aporta tener un pequeño huerto y jardín en nuestra casa, en poco espacio podemos tener un lugar donde cultivar nuestras propias hortalizas así como todo tipo de plantas aromáticas y flores.

Entre los beneficios más importantes que nos aporta este pequeño espacio natural en nuestra casa podíamos destacar los siguientes:

Creamos un pequeño microambiente donde podemos disfrutar de la naturaleza, observar con detenimiento el paso de las estaciones y admirar a todos los seres vivos que habitan en nuestro huerto.

Además nos deleitará con los colores, texturas y aromas de nuestros cultivos.

Nos ayudará a reducir nuestro grado de estrés y ansiedad provocado por el ritmo frenético de la sociedad actual donde vivimos.

Vamos a consumir productos de mejor calidad que los que podamos encontrar en las grandes superficies.

Serán productos cultivados por nosotros mismos en función de nuestros hábitos alimenticios y necesidades. Totalmente frescos y directos de la huerta a nuestra mesa. Y por qué no, nos va a permitir ahorrar un dinero en la cesta de la compra.

¿QUé? NECESITAMOS PARA TENER NUESTRO PROPIO HUERTO ?

Los elementos para tener nuestro propio huerto son cinco y son los siguientes:

Un lugar que reciba la luz directa del Sol como mínimo 6 horas diarias. Las plantas necesitan de la luz del Sol para realizar la fotosíntesis, sin luz del Sol no puede existir el huerto.

Agua. Al igual que la luz del Sol el agua es indispensable para que las plantas se puedan desarrollar.

Necesitaremos de este elemento vital para poder tener nuestro huerto.

Podemos regar nuestra plantas de forma tradicional con una regadera o bien tener instalado un sistema de riego por goteo con el cual vamos a ahorrar mucha agua y también nos ayudará a mantener mejor la humedad.

Sustrato. Para cultivar en casa necesitaremos de un sustrato que aporte ligereza, porosidad y nutrientes.

Para cultivar en casa se recomienda usar una mezcla de humus de lombriz (40%) y fibra de coco (60%) que en esta relación aportará las propiedades necesarias antes descritas para que nuestros cultivos urbanos se desarrollen adecuadamente.

Recipientes. Para depositar el sustrato donde luego sembraremos nuestras semillas.

Podemos utilizar cualquier tipo de recipiente siempre que sea adecuado en tamaño al tipo de cultivo que queremos realizar. También debemos asegurar que estos recipientes dispongan de un drenaje adecuado.

Los recipientes podrán ser macetas, cajones de madera fabricados por nosotros mismos, etc.

Una solución idónea son las mesas de cultivo las cuales según sus medidas se pueden adaptar muy bien a pequeños espacios aportandonos una capacidad ideal para desarrollar nuestros cultivos.

Semillas. Son el elemento estrella, es lo primero, a través de las semillas surgirá la vida en nuestro huerto.

¿CÓMO PODEMOS SEMBRAR?

A la hora de sembrar semillas tenemos que respectar las épocas de siembra para que las plantas se desarrollen adecuadamente, aquí tienes el link del calendario de siembra ¡¡ PINCHA AQUÍ !!

Existen dos maneras de sembrar: de manera directa en el lugar definitivo donde se va a desarrollar el cultivo y en semillero.

La profundidad de siembra como regla general será 3 veces el tamaño de la semilla.

De manera directa. Sembraremos de manera directa las semillas fuertes y grandes como pueden ser las semillas de calabaza, maíz, melón, sandía, haba... También las semillas de las variedades que no pueden ser trasplantadas como el rabanito, la zanahoria, la espinaca, el perejil...

Realizaremos un hoyito de la profundidad adecuada a la semilla y depositaremos en el de 2 a 3 semillas. Una vez que las semillas hayan germinado y empiecen a desarrollarse las plantitas eliminaremos las más débiles dejando la más fuerte.

En semillero. Sembraremos en semillero las semillas más débiles y que necesitan protección en su desarrollo como son los pimientos, berenjenas, tomates, lechugas...

Podemos utilizar como semillero desde macetitas pequeñas hasta envases de yogur vacíos, siempre de que dispongan orificios para el drenaje, aunque se recomienda que sean de corcho. Los llenaremos con un sustrato adecuado (compost) y apretaremos éste sustrato firmemente a continuación sembraremos de 2 a 3 semillas al igual que en la manera directa.

Hay algunas variedades que podemos sembrar directamente o en semillero como los melones, sandías, acelgas, pepinos...

Las ventajas que tiene sembrar en semillero es que podemos proteger las siembras del frío y del calor extremo.

En invierno podemos cubrir el semillero con un plástico para evitar las heladas (el plástico nunca debe tocar las plantitas) y en verano podemos trasladar el semillero a lugares en semi-sombra para que no reciban directamente los fuertes rayos del Sol.

También podemos adelantar la temporada del cultivo como puede ser el caso en tomates, pimientos y berenjenas.

TRASPLANTAR AL LUGAR DEFINITIVO

Sin duda el trasplante es la tarea más complicada de sembrar en semillero debido al estrés que le produce a la plantita. Siempre trasplantaremos a última hora del día.

Previamente al trasplante regaremos bien el semillero para que nos sea más fácil realizar esta tarea. Nos ayudaremos de una pequeña cuchara o tenedor para sacar la plantita del semillero y evitaremos que la raíz pierda la tierra donde esta arraigada.

Cogeremos la plantita por la parte de arriba y la depositaremos en el hoyito que hayamos realizado en el lugar definitivo del cultivo.

A continuación apretaremos bien el sustrato de alrededor para que ésta quede firme y regaremos adecuadamente.

RECOLECCIÓN

Si antes deciamos que sembrar semillas es una actividad muy satisfactoria, recolectar es igual, la alegria que nos produce recolectar nuestras propias verduras y hortalizas es indescriptible.

En los cultivos de fruto, tomates, pimientos, berenjenas... realizaremos su recolección cuando estos esten maduros. Hay algunos casos como los pepinos y calabacines que los recolectaremos antes de su madurez.

En el caso de los cultivos de hoja como es el caso de espinacas, perejil, acelgas podemos ir recolectando hojas según nuestras necesidades y podremos alargar el cultivo en el tiempo.

Con las berenjenas ten cuidado utiliza guantes ya que te puedes pinchar con la planta a la hora de recoger sus frutos.

A la hora de recolectar zanahorias riega primeramente a si te será más fácil recolectarlas, el mismo caso para las cebollas y rabanitos.

CULTIVOS FÁCILES PARA INICIARTE

¿Cómo sembrar semillas de Rabanito?

Sin lugar a dudas el cultivo del Rabanito es el cultivo más fácil para iniciarte en el mundo de la horticultura.

Algunos consejos para la siembra de Rabanitos.

Época de siembra. Durante todo el año, sembraremos las semillas de manera directa. Si realizas su siembra de manera escalonada puedes tener Rabanitos durante todo el año.

Riego. A diario ya que es un cultivo muy rápido y necesita de una humedad constante. Abonado. No es un cultivo exigente en abono con un abonado orgánico medio bastará. Recolección. A partir del mes desde la siembra de las semillas.

Cultivo de Rabanitos en macetas. Puedes cultivar rabanitos en recipientes de un mínimo de capacidad de 2 litros y una profundidad mínima de 15 cms.

Te dejamos un vídeo de la siembra de Rabanitos en macetas¡¡PINCHA AQUÍ!!

¿Cómo sembrar semillas de Tomate?

El Tomate es un cultivo tradicional en el huerto, es fácil y nos ofrece una cosecha larga y típica del verano.

Época de siembra. Desde el mes de Diciembre hasta Junio, en semillero. Podemos realizar su siembra en semillero protegido a partir del mes de Diciembre en los lugares donde los inviernos son suaves y la heladas nocturnas son escasas.

Trasplante. Al mes y medio desde la siembra, cuando la plantita tenga el grosor de un lápiz y estemos seguros de que no se va a producir ninguna helada.

Entutorado. Le colocaremos un tutor a la planta cuando tenga 30 cms de altura para que se desarrolle adecuadamente.

Riego. Necesitará de riegos abundantes y prologados siempre evitando encharcamientos.

Abonado . Es un cultivo muy exigente en abono orgánico necesitará de una dosis alta en abono.

Recolección . A los cuatro meses desde su siembra.

Cultivo de Tomates en macetas . Para el cultivo de tomates en maceta necesitaremos de un recipiente como mínimo de 25 litros de capacidad y una profundidad de 40 cms.

¿ Cómo sembrar semillas de Lechuga?

Otro cultivo sencillo que eligiendo la variedad adecuada podemos realizar durante todo el año.

Época de siembra . Durante todo el año eligiendo la variedad adecuada a cada época del año. En semillero que deberá ser protegido en los meses invernales.

Trasplante. Cuando las plantitas tengan 4 ó 5 hojas.

Riego . Necesitará de riegos constantes que mantengan la humedad.

Abonado. Necesitá de un abonado orgánico medio.

Recolección . Se iniciará su recolección a partir de los 2.5 meses desde su siembra en función de la variedad sembrada. Www.semillashuertayjardin.com

MAS INFO: http://buenasiembra.com.ar/ecologia/articulos/los-jardines-comunitarios-1444.html


Sobre esta noticia

Autor:
Cosmologo (749 noticias)
Fuente:
buenasiembra.blogspot.com
Visitas:
500
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.