Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bsaspress escriba una noticia?

Informe especial: cáncer de mama

29/09/2014 15:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Dr. Leonardo Imbriano Ginecólogo y Cirujano de Unidad de Cirugía Plástica de la Clínica Santa Isabel (MN 109601) www.drimbriano.com

UNA ALTERNATIVA: RECONSTRUCCIÓN DE MAMAS PARA MUJERES QUE HAYAN PADECIDO CÁNCER

Octubre es el mes elegido para la concientización y prevención del Cáncer de Mama. La reconstrucción e implantes son una alternativa estética para sobrellevar la mastectomía (extracción total o parcial de la mama).

Durante todo el mes de octubre, alrededor del mundo se realizarán acciones para poder difundir y prevenir el cáncer de mama. La ciencia ofrece nuevas respuestas contra esta enfermedad y el desarrollo de nuevas tecnologías ha permitido un gran avance en cuanto a reconstrucciones e implantes mamarios.

El desarrollo de nuevas técnicas y materiales médicos posibilitan al cirujano crear una mama similar en forma, textura y características a la mama no operada. La cirugía se realiza bajo la perspectiva de recrear una mama de aspecto natural, incluyendo la areola y el pezón, rellenar el hueco y la deformidad que queda en el tórax, restaurando la imagen corporal, mejorando la calidad de vida y proporcionado satisfacción a la paciente.

Tan pronto como una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, ésta debe informarse sobre las posibilidades de reconstrucción. El cirujano que realiza la mastectomía, el oncólogo y el cirujano que realizará la reconstrucción deben trabajar en equipo para desarrollar la mejor estrategia que confluya en la excelencia del resultado. Tras evaluar el estado general de la paciente, le informará las opciones más apropiadas para su edad, salud, características físicas, anatómicas y expectativas de futuro.

CUANDO EL PROBLEMA ES NO TENER MAMA

Casi todas las mujeres mastectomizadas (a las que se les haya extirpado la mama) pueden, desde el punto de vista médico, ser candidatas para una reconstrucción mamaria. Cuando la mama se reconstruye durante el mismo procedimiento de la mastectomía (técnica denominada reconstrucción inmediata), la paciente se despierta de la intervención con un contorno mamario adecuado, evitando la experiencia de verse con la mama amputada, por lo que el beneficio psicológico de esta técnica es claro.

A veces la reconstrucción puede o debe posponerse por indicación médica, la cual se realizará en un tiempo posterior a la mastectomía. Esto dependerá del tiempo quirúrgico y habrá que tener en cuenta si existen problemas médicos asociados, como obesidad o hipertensión, que obligarán a diferir la reconstrucción.

En cualquiera de los casos, lo importante es disponer de una información adecuada y clara sobre las posibilidades de reconstrucción antes de ser intervenida, para enfrentarse a la operación de la mejor forma preparada. Debe quedar claro que la reconstrucción no tiene efecto en la recurrencia de la enfermedad de la mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia, aún en el caso de recidiva (reaparición del tumor en el mismo órgano).

Tampoco interfiere con los estudios posteriores que puedan ser necesarios en las revisiones. Si la mama ha sido reconstruida mediante implantes y el cirujano recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberá hacérselas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis.

TÉCNICAS DE RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

Existen diversos tipos de cirugía para reconstruir la mama, su realización dependerá de cada caso clínico en particular:

Técnicas de expansión cutánea: Consiste en expandir la piel para luego colocar una prótesis.

Luego de la mastectomía, el cirujano coloca un “globo expansor” debajo de la piel y músculo del pecho. A través de un mecanismo de válvula enterrado bajo la piel, se introduce una solución de suero salino una vez a la semana, durante varias semanas, hasta rellenar el expansor, buscando la expansión de la piel del pecho. Una vez logrado el efecto deseado, se retira el expansor y se sustituye por una prótesis mamaria. Ambas intervenciones se realizan bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria breve. Si la mama no mastectomizada es demasiado grande, demasiado pequeña o está muy caída, puede ser necesario reducirla, aumentarla o elevarla, a la vez que se reconstruye la otra, para conseguir un resultado simétrico en ambas mamas.

Reconstrucción de la mama mediante prótesis: El pezón y la areola pueden reconstruirse en un segundo tiempo, mediante anestesia local y de manera ambulatoria. Las prótesis empleadas en este tipo de reconstrucción son de gel de silicona de alta cohesividad y es importante destacar que no se ha demostrado ninguna relación entre el cáncer de mama, su recidiva y el empleo de prótesis mamarias de silicona.

 

Técnicas que emplean tejidos propios: Existen técnicas que emplean tejidos propios para crear una mama natural y consisten en la movilización o el trasplante de tejidos de otras zonas del cuerpo: como el abdomen, la espalda o las nalgas (técnica que se denomina autólogas).

Estas técnicas son más complejas que las que emplean expansión cutánea, dejan más cicatriz y el período de recuperación es mayor que para la expansión y los implantes.

Se realiza bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria mayor, ya que conlleva mayor cantidad de riesgos quirúrgicos y postquirúrgicos.

 

Es importante destacar que la decisión de la técnica de reconstrucción a realizar; ya sea mediata, inmediata, con expansor o autológa, será determinada por el cirujano reparador, en conjunto con la decisión de la paciente, dependiendo de cada caso en particular, y según el resultado a obtener. El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal.

En algunos casos la mama reconstruida puede tener algunas diferencias de simetría con la mama no intervenida, ya sea en su firmeza o contorno. Sin embargo, estas diferencias sólo suelen ser percibidas por la propia mujer, no siendo así por su pareja o entorno social.

Para la inmensa mayoría de las pacientes mastectomizadas, la reconstrucción de la mama supone una mejoría de imagen absoluta, proporcionando una estabilidad psicológica, emocional y corporal que en muchas ocasiones se había perdido luego de la extirpación, volviendo a ver y a sentir un cuerpo completo.

________________________________________

CONSEJOS PARA CUIDAR Y MANTENER SALUDABLES LAS MAMAS

Por Dr. Leonardo Imbriano

En el curso de toda la vida, 1 de cada 8 mujeres se le diagnosticará cáncer de mama, por lo que es de suma importancia estar atentos a los cuidados.

Los factores de riesgo que no se pueden cambiar abarcan:

-Edad y sexo: el riesgo de padecer cáncer de mama aumenta con la edad. La mayoría de los casos de cáncer de mama avanzado se encuentra en mujeres de más de 50 años.

-Antecedentes familiares de cáncer de mama: las pacientes que tienen un familiar cercano que haya padecido cáncer de mama, de útero, ovario o colon, tienen mayor riesgo.

-Genes: algunas pacientes tienen mutaciones genéticas que las hacen más propensas a padecer cáncer de mama. Los defectos en genes más comunes se encuentran en los genes BRCA1 y BRCA2. Las mujeres con uno de estos defectos tienen hasta un 80% de probabilidades de padecer cáncer de mama en algún momento durante su vida.

-Ciclo menstrual: las mujeres que inician tempranamente sus períodos menstruales (antes de los 12 años) o llegan a la menopausia tarde (después de los 55) tienen un riesgo mayor de cáncer de mama.

Otros factores de riesgo:

-Consumo de alcohol: el consumo de más de 1 o 2 vasos de alcohol al día puede incrementar el riesgo de cáncer de mama.

-Parto: las mujeres que nunca han tenido hijos o que los tuvieron recién después de los 30 años tienen un mayor riesgo de presentar cáncer de mama. Tener varios embarazos, o a temprana edad reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.

-Hormonoterapia: el riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha recibido hormonoterapia con estrógenos durante algunos años o más.

-Obesidad: ha estado asociada con el cáncer de mama, aunque este vínculo no se ha comprendido por completo. La teoría es que las mujeres obesas producen más estrógenos, lo cual puede estimular la aparición de este cáncer.

-Radiación: Si recibió radioterapia durante la niñez o la juventud, se tiene un riesgo muy alto de padecer cáncer de mama. Cuanto más joven haya sido al iniciar la radiación y más alta la dosis, mayor será el riesgo. El riesgo es mayor si la radioterapia se administró durante el desarrollo de las mamas.

Los implantes mamarios, el uso de antitranspirantes y el uso de sostenes con varillas no aumentan el riesgo de cáncer de mama. Tampoco existe ninguna prueba de un vínculo directo entre el cáncer de mama y los pesticidas.

Cuándo hay que consultar al médico:

- Es muy frecuente que una de las dos mamas sea mayor que la otra, pero no es normal el crecimiento repentino de una de ellas.

-Palpación de un bulto por pequeño que sea.

-Secreción por el pezón. Será de gran utilidad el fijarse en el color del mismo.

-Alteraciones en la piel. Enrojecimientos, aumento de la temperatura, eczemas.

-Alteraciones a nivel de la areola o del pezón. Ulceraciones, retracciones.

- Dolor en la mama y región pectoral.

Cuidados:

La mama es un órgano al que podemos acceder con facilidad. La vemos y la podemos palpar. Toda mujer debe conocer sus mamas, ver los cambios que se producen en ellas. Es una técnica muy simple, no dolorosa, y conveniente, pero a pesar de todo esto, sólo un tercio de las pacientes controlan sus mamas una vez al mes como se recomienda.

Un buen momento para la autoexploración es una semana después de la menstruación. En los casos en los que ya no hay menstruación se puede realizar en la primera semana de cada mes. Los pasos a seguir son los siguientes:

-Inspección visual: desnuda de cintura para arriba, ponerse frente a un espejo y mirar. Primero con los brazos caídos, y luego con ellos levantados. Hay que fijarse en que no haya ninguna deformidad, mancha, bulto, retracción, alteración de la forma, etc.

-Exprimir un poco el pezón para descartar que exista secreción.

-Palpación: estando recostada, y colocando el brazo de la mama a explorar detrás de la cabeza (como tomando sol) se palpará con la mano contraria con los dedos bien estirados, desde el centro a la periferia, en forma de espiral. Si se encontrara algo que pareciera extraño, se explorará a ese mismo nivel la mama contraria y se comparará. No hay que olvidar palpar las axilas para detectar cualquier bulto por pequeño que sea.

Si durante estas maniobras se encontrara alguna alteración, no debe alarmarse, pero sí ponerse en contacto con su ginecólogo.

-Mamografia: el colegio Americano de Ginecología y Obstetricia recomienda realizar a los 35 años una mamografía de BASE la cual nos servirá para comparar las futuras. Entre el periodo de los 35 a los 40 años se puede hacer una o dos mamografías y a partir de los 40 años, debe realizarse una mamografía una vez por año.

Antes los 35 años, por las características de la mama hasta ese momento, suelen ser más útiles las ecografías, aunque en algunos casos también solicitamos agregar la mamografía, para tener un diagnóstico más certero.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que en el último tiempo el uso de Resonancia Magnética permite diagnósticos tempranos y detallados en las enfermedades de la mama.

Es importante destacar que con las mamografías actuales de alta resolución se han conseguido detectar cánceres en estados tempranos que aún no tenían signos clínicos, es por eso que hacemos hincapié en un control detallado y periódico.

Acerca del Dr. Leonardo Imbriano:

El Dr. Leonardo Imbriano es médico ginecólogo y especialista en cirugía estética ginecológica, egresado de la Universidad del Salvador (USAL). Es cirujano en la sección de Cirugía Plástica de la Clínica Santa Isabel, fue residente de Tocoginecología en Hospital General de Agudos Dr. Teodoro Álvarez-GCBA. Lleva a cabo distintas actividades como docente y disertante en Congresos en el ámbito nacional e internacional. También ha presentado trabajos científicos de su especialidad y ha desarrollado técnicas de tratamientos para el área genital. Referente local en intervenciones de estética y salud genital, el Dr. Imbriano trabaja por un cambio de paradigma con respecto al abordaje de la sexualidad, salud y estética femenina.

________________________________________

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE IMPLANTES MAMARIOS

Por el Dr. Leonardo Imbriano

¿Qué es un implante mamario?

Un implante mamario es una prótesis, constituida por una envoltura flexible (bolsa de silicona), que en su interior tiene un gel de silicona altamente cohesivo, usado para dar volumen en las mamas.

¿Cuál es la utilidad de los implantes mamarios?

Pueden utilizarse con fines de reconstrucción o aumento mamario, a fin de corregir o mejorar ciertas imperfecciones, formas y/o contornos.

- Aumento mamario: se trata de la cirugía estética que permite el aumento de los senos, corrigiendo eventuales diferencias de volumen entre los mismos.

- Reemplazo de implantes precedentes: cirugía que consiste en el cambio de un implante antiguo por uno nuevo.

- Reconstrucción de los senos: intervención quirúrgica efectuada para reconstituir la forma natural de un seno, luego de un accidente o una cirugía.

¿El implante mamario puede provocar cáncer del seno?

A partir del 2006 la FDA permitió la comercialización de las prótesis mamarias de silicona ya que, hasta ese momento y hasta hoy en día, no existe ningún estudio histórico o clínico que pueda manifestar que las prótesis mamarias aumenten el riesgo de cáncer de mama.

¿Cuál es la vida útil de un implante mamario?

No existe una vida útil fija para un implante mamario. Diversos factores intervienen en ello. Las nuevas generaciones disponibles en el mercado, realizadas con materiales más eficaces y técnicas de fabricación más avanzadas, no tienen una fecha de vencimiento a menos que surja algún tipo de complicación, ruptura o filtración que se pondrán de manifiesto con los controles de ecografía y mamografía.

¿El implante mamario interfiere con los resultados de la mamografía?

Las técnicas modernas y actuales de mamografía (Eklund) permiten un estudio detallado y controlado de la mama con prótesis, permitiendo el control como una mama sin prótesis.

¿A partir de qué edad una persona puede colocarse un implante mamario?

La formación mamaria se completa al final de la pubertad. Recomendamos esperar hasta la edad de 18 años para efectuar una cirugía con implante mamario. Es importante no solamente esperar el fin del crecimiento corporal, sino también la madurez psicológica del paciente. En el caso en el que necesite un implante mamario antes de la edad de 18 años, el paciente menor de edad debe contar con la autorización de la persona jurídicamente responsable del mismo, para realizar la cirugía.

¿La colocación de un implante mamario modifica la sensibilidad local?

En algunos casos, sobre todo cuando se ingresa por el pezón, se puede disminuir o perder la sensibilidad en la zona, es por eso que en las mujeres q no quieren correr este riesgo recomendamos, entrar por la vía submamaria.

¿Cuánto tiempo se requiere para obtener resultados después de la colocación?

El tiempo promedio para comenzar a ver los resultados esperados es de 3 meses después de la intervención. Los resultados completos se percibirán a partir del sexto mes, porque los implantes estarán completamente posicionados y continuarán modelando los senos, hasta que encuentren su forma y posición óptima.

¿Qué es el “encapsulamiento mamario”?

Nuestro organismo, reacciona ante cualquier cuerpo extraño (un implante mamario lo es) formando una cápsula de tejido a su alrededor. Este tejido que se forma en algunas pacientes puede ser más grueso y contraerse. Como consecuencia de dicha contracción se comprime el implante y a esto se lo denomina encapsulamiento del implante mamario. Hay que tener en cuenta que éste se manifiesta en menos del 10% de las pacientes que se operan.

Este encapsulamiento puede producir dolor, endurecimiento, o arrugas o alteración de la forma de la mama. Pero cabe destacar que ninguna complicación que ponga en riesgo la vida o salud de la paciente. El uso de prótesis texturizadas y el cambio en las técnicas quirúrgicas ha permitido disminuir al mínimo este riesgo.


Sobre esta noticia

Autor:
Bsaspress (648 noticias)
Visitas:
187
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.