Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Cabrera escriba una noticia?

Innovación tecnológica

05/02/2014 16:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El INTI anunció el desarrollo de una nueva tecnología para combatir el dengue El dengue es una enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti con alrededor de 100 millones de casos por año en todo el mundo e incidencia creciente en la Argentina. Según el último informe del Ministerio de Salud de la Nación, entre diciembre de 2012 y mayo de 2013 se estudiaron 5270 pacientes con síntomas compatibles con dengue, confirmándose 721 de ellos.

Las principales acciones para interrumpir la transmisión de esta enfermedad son el control del vector por medio de rociados especiales para la eliminación de mosquitos adultos y la aún más importante tarea de eliminación de los criaderos acuáticos de las larvas (sitios de oviposición del mosquito hembra).

Una de las críticas fundamentales que actualmente se le hace a los programas de control del Aedes aegypti es la insuficiente eliminación de larvas dentro y fuera de las viviendas infestadas, lo que probablemente representa una de las causas mas importantes de fallas de control y reinfestaciones rápidas luego de los tratamientos.

En base a esta problemática, el Centro INTI-Plásticos, en conjunto con el Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas (CIPEIN-CONICET), ha desarrollado nuevas metodologías de control del mosquito vector del dengue mediante ovitrampas larvicidas que pueden ser utilizadas por la propia comunidad.

Las ovitrampas consisten en recipientes plásticos utilizados en programas de control donde las hembras grávidas de mosquitos colocan sus huevos. Se trata de herramientas utilizadas cada vez con mayor frecuencia en distintas localidades, para monitorear poblaciones de mosquitos con fines de recolección de muestras o de vigilancia y que permiten detectar infestaciones relativamente bajas de mosquitos.

En la versión ahora desarrollada, las ovitrampas liberan un larvicida y permiten controlar las formas larvarias acuáticas de este insecto, impidiendo la dispersión de los mosquitos adultos que eclosionan de los huevos puestos en estos dispositivos.

De este modo, las ovitrampas larvicidas desarrolladas por INTI y CIPEIN-CITEDEF (CONICET) son una herramienta de muy bajo impacto ambiental que aporta al control integrado de los mosquitos transmisores del dengue interrumpiendo el desarrollo de la larva a mosquito adulto.

Esta iniciativa es complementaria de un nuevo tipo de formulación fumígena ya desarrollado: una tableta que libera en forma de humos un principio activo que elimina las formas adultas voladoras del mosquito y un larvicida que actúa sobre sus formas inmaduras.

Tanto la ovitrampa larvicida como la tableta fumígena pueden ser usadas en forma segura por el morador en su vivienda para controlar al mosquito Aedes aegypti y abre la posibilidad de una nueva estrategia de control del dengue con participación comunitaria. Esto resulta fundamental ya que esta especie de mosquito tiene hábitos domiciliarios, por lo que la transmisión del dengue resulta predominantemente doméstica.

En esta línea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las acciones de control y saneamiento del mosquito vector del dengue tiendan al involucramiento de la propia comunidad.

En la actualidad, existen productos no profesionales para el mercado "domiciliario-sanitario", tales como aerosoles o espirales, pero ninguno de ellos es apto para controlar eficiente e integralmente al mosquito vector. Por tal razón, no son utilizados en las campañas gubernamentales de control y no existen programas comunitarios basados en estos productos.

Las nuevas herramientas desarrolladas por el INTI y CIPEIN han demostrado alta efectividad para el control del mosquito y amplia aceptación para la participación comunitaria. Son una innovación tanto la pastilla fumígena, que libera en humos al compuesto activo (larvicida) con eficiencia mayor al 95 %, como las trampas plásticas que contienen el compuesto activo en su formulación, que lo liberan de forma controlada desde el plástico hacia el agua de cría con una eficacia residual mayor a un año.

Anteriormente, los tratamientos con formulaciones que actúan como larvicidas en reservorios acuáticos de larvas de mosquitos se veían afectados en su efecto de control por la dilución por lluvias y por la renovación y el uso que el hombre hace de muchos de estos reservorios con la consiguiente pérdida de formulación.

El nuevo desarrollo de INTI-Plásticos y CIPEIN presenta una alta selectividad y bajo impacto ambiental y en la salud pública. El larvicida contenido en el material plástico de la ovitrampa es un compuesto que actúa interfiriendo el paso de larva a mosquito adulto, presenta una alta selectividad, muy baja toxicidad en mamíferos y ha sido recientemente recomendado por la Organización Mundial de la Salud para ser utilizado en control de larvas de mosquitos en aguas de consumo humano.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Cabrera (261 noticias)
Fuente:
jajiji.blogspot.com.ar
Visitas:
54
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.