Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

Justin Raimondo, QDEP

04/07/2019 03:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageMientras lloramos la muerte del gran activista contra la guerra Justin Raimondo, uno puede obtener una mejor comprensión de él mirando su pedigrí intelectual. Aquí destaca una figura: el gran economista y teórico libertario austriaco Murray Rothbard. Raimondo trabajó durante muchos años en estrecha colaboración con Rothbard como activista libertario. Ha hecho una crónica de sus actividades en su destacada biografía de Rothbard, Enemy of the State .

Rothbard considera que el principal enemigo de la libertad es un Estado poderoso, y la guerra ha sido el principal medio por el cual el Estado se expande y consolida su poder. En consecuencia, apoya una política exterior no intervencionista: sólo cuando se le amenaza con un ataque, una nación debe ir a la guerra. Rothbard sostiene que la Vieja Derecha, el movimiento conservador estadounidense que se opuso al New Deal, favoreció este curso de acción.

Este fue precisamente el programa que Justin Raimondo puso en práctica cuando fundó el indispensable sitio web antiwar.com. Se opuso a todas las guerras, dándose cuenta con Randolph Bourne que «la guerra es la salud del Estado». Para ello se requería una gran valentía. Los partidarios de la guerra suelen decir que luchan por los derechos humanos. Siempre recordaré la respuesta de John McCain cuando se me habla de un conflicto con el que no estaba familiarizado: «¿De qué lado están los luchadores por la libertad?» No le importaba cuál era el conflicto: siempre había «luchadores por la libertad».

Al oponerse a este monstruoso programa, Justin tuvo que hacer preguntas incómodas: ¿Eran los «luchadores de la libertad» lo que decían ser? ¿Los regímenes a los que se dirigen son siempre culpables de las faltas que se les atribuyen? Justin, un talentoso investigador y escritor, a menudo disentía de los veredictos propagandísticos promovidos por los belicistas estadounidenses.

Si alguna vez conocieras a Justin, nunca lo olvidarías. Su entusiasmo contagioso te conquistaría inmediatamente. Como su mentor Murray Rothbard, era un enemigo del Estado; y como Rothbard, era magnífico en su risa despreciativa dirigida al Estado Leviatán. Siempre vio las cosas a su manera. No siempre estuve de acuerdo con él, pero siempre respeté su integridad.

No era el único que reconocía la capacidad y el carácter de Justin. Burt Blumert, una de las grandes personalidades del movimiento libertario moderno, fue el hombre indispensable entre bastidores que apoyaba a antiwar.com, al igual que una figura clave en el Instituto Mises, el Centro de Estudios Libertarios y LewRockwell.com. Burt fue el fundador de Camino Coins y una figura principal en la comunidad de dinero duro. Burt y Justin colaboraron en su apoyo a ese gran oponente de una política exterior belicosa, Pat Buchanan. Justin pronunció el discurso de nominación de Pat en su campaña presidencial para el Partido Reformista en el año 2000.

En su lucha contra la guerra, Justin no dudó en enfrentarse a pseudo-libertarios cuya devoción a lo que Rothbard llamó «poder y bienestar» superaba con creces su supuesto compromiso con la libertad. Cuando los hermanos Koch se volvieron contra Murray Rothbard y trataron de destruir el Instituto Mises, que fundé en 1982, Justin los atacó.

No es de extrañar que estos guardianes del Beltway sigan denunciando a Justin. Una de esas personas, a quien Justin no le gustaba, tuvo el descaro de decir después de la muerte de Justin que Justin tenía ideas «tóxicas». Evidentemente, la preferencia de Justin por Trump sobre Hillary Clinton era demasiado para él. Puedo oír la risa burlona de Justin en respuesta a esta tontería.

Justin desafió a los pies de la izquierda en otra área también. Aunque fue uno de los primeros defensores de la libertad de los homosexuales, nunca suscribió la agenda de los «derechos de los homosexuales» y sus esfuerzos por socavar la familia tradicional. Aquí, como siempre, Justin siguió su propio camino, orgulloso de su independencia de lo que Ibsen llama la «mayoría compacta».

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (1729 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
1082
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.