Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oscar Alonso Marin escriba una noticia?

La creación

27/10/2009 18:29 5 Comentarios Lectura: ( palabras)

Bueno, empecemos a escribir un poco de todo, hoy una historia de fantasía

La Creación

  • Ayer fue un día extraño, el sol se levantó como no lo hacia en varias semanas. Fue un día extraño comparado con los días que recuerdo, que son pocos, ya que no he sido premiado con la mejor memoria. Es seguro que para otros ese día fue un día normal, enmarcado en un clima estacionario como en el que vivo, pero para mi no lo fue, para mi no dejó de ser un día insoportable, no solo por el calor que me atormentó. Lo ultimo que recuerdo, por lo menos hablando de recuerdos coherentes, fue que tuve sueño, ya tenia tres noches sin dormir, tres noches donde una estúpida intranquilidad no me permitía entrar en un placido e inmerecido descanso. Eran cerca de las once de la noche cuando por fin mis ojos se cerraron…
  • - Hola, ¿quien es usted? ¿Qué hace en mi casa?
  • - Su casa, es mi casa, su cuerpo es mi cuerpo, nada pasa por su mente sin antes haber pasado por la mía…
  • - No entiendo.
  • - No tiene que entender por ahora. Confórmese con saber que hijo de hombre soy, que nada sobrenatural me cobija o protege, que lo que poco que se o poco que creo saber lo aprendí de usted, un hombre como cualquier otro, que en nada nos diferenciamos puesto que soy usted mismo.
  • - Nunca me he conformado solo con saber, tengo que entender…
  • - ¡Guarde silencio! Eso lo se, no tiene que decirlo, me conozco. Preste atención a mis palabras, y tome nota a letra exacta, por que esa será la única manera en que sigamos teniendo encuentros fructíferos.
  • - ¿Quiere que escriba lo que me diga? No creo en las revelaciones…
  • - Obviamente eso también lo se, pero tenga en cuenta que no hablo de revelaciones, lo que hoy le digo es historia suya, historia mía…
  • - No entiendo, pero lo hare, la curiosidad y el deseo de ridiculizar a un arrogante como usted puede momentáneamente con mi curiosidad. Empiece.
  • La historia se remonta muchas vueltas al sol atrás. Hombres o algo que se le parecen caminaban por estas tierras, hombres libres, sin aparente conciencia de ser o estar. Solo saciaban sus necesidades básicas, mataban solo para comer, se protegían siempre los unos a los otros. Vivian en armonía consigo mismos y con su entorno. Tranquilos por que sobre ellos no pesaba la complicada etiqueta de hombre moderno, mucho menos sobre su civilización. De estas gentes, nacieron dos gemelos, hombre y mujer idénticos entre ellos, pero diferentes al resto. Por un capricho de la naturaleza no eran iguales a los otros. Ya desde el primer día de vida en la tierra, los demás se dieron cuenta que su mirada era distinta, mas profunda, insatisfecha siempre. Estos dos hermanos crecieron fuertes, desarrollaron un lenguaje complicado para comunicarse entre ellos, dentro de la tribu cobraron importancia ya que ayudaron a mejorar las técnicas de caza y lograron controlar los ciclos del suelo para obtener controladamente comida de este. Aun en su temprana adultez, su parecido físico seguía sin disminuir, pero no así su forma de ver al mundo. El inventó el poder, la arrogancia, el egoísmo. Ella invento la prudencia, la paciencia y la bondad.
  • - Algo raro noto hoy en ti querido hermano…
  • - Tengo miedo.
  • - ¿A que le temes?
  • - Le temo a los caprichos de la naturaleza. Le temo a que algún día, otros nazcan como nosotros, y que esos roben lo que por derecho nos pertenece.
  • - ¿Lo que por derecho nos pertenece? No entiendo, yo con nada llegue y de esa manera me iré.
  • - ¡¿Eres tonta?! Ellos nos pertenecen, su desgraciada y limitada vida…
  • - ¿Cómo puedes decir eso? Ellos se pertenecen a si mismos.
  • - De ninguna manera, ellos me pertenecen. He aprendido a controlarlos y de eso se alimenta mi interior, temo a perderlo. Necesito enseñarles a que me necesiten más. Estar cubierto por si la naturaleza decide quitarme este gran poder y si algún día otros nuevos nacen, no tengan otra opción sino que ceñirse a mis deseos, a mi voluntad.
  • - ¿De que manera controlaras la voluntad de la naturaleza? Ellos te necesitan pero no te temen, ellos a diferencia tuya aun son naturaleza pura, incontrolable voluntad, un pobre hombre solo, como tu, nada podrá hacer…
  • - No es tan difícil como crees, ellos me admiran, y donde hay admiración hay necesidad y temor, ellos confían en mí y en mi palabra. Si mi boca renuncia a mi autoría de sus nuevas herramientas para la caza, si digo que no es gracias a mí que la tierra da su fruto y los peces caen es sus redes, lo creerán.
  • - No entiendo, ¿pretendes ganar poder renunciando a el?
  • - De alguna manera si, mi inventare un nuevo concepto, uno mas poderoso y eterno, uno inmutable, que haya existido antes que lo que vemos y existirá incluso cuando las estrellas se apaguen. Yo simplemente seré el administrador de ese magnifico poder. Por El darán todo, mataran cuando yo quiera que maten, se sacrificaran a si mismos y a sus familias, atenderán a su voz, que es mi voz con afán y obediencia, de esa manera evitaran Su ira y mantendrán Su amor. ¡Mira hermana al cielo y contempla como se levanta el gran Sol! El Benevolente que permite que la tierra de sus frutos, que nos manda Su luz para poder cazar y nos da el Calor para no morir de frio. Sol, Luz y Calor, un solo Benevolente. ¡Mira te digo! Y hazlo con respeto, ya que El es tu creador, Su soplo alimento no solo tu vida sino la vida de todo lo que ves y aun después de tanto tiempo, incluso sabiendo que hasta este momento le ignorábamos mantuvo la esperanza de que algún día levantáramos la cabeza y lo reconociéramos. Ya es Su tiempo, el tiempo del Benevolente, se ha levantado y no permitirá que lo olvidemos nuevamente, así tenga que castigar con fuerza y con dolor a su amada creación.
  • - Que ridículo hermano, eso no me lo creo…
  • - Tu no, pero ellos si, además para ayudarme he creado la hermosa espiritualidad inherente al ser humano.
  • - Si decides levantarte contra nuestro pueblo de esta manera, ¡decides levantarte contra mi!
  • - Que así sea, querida hermana.
  • - Entonces les mostrare algo distinto, no tan fantástico como lo tuyo, será alguien que nunca los castigara, será alguien que no vivirá clavado a lo lejos, intocable, impalpable, será alguien que vivirá entre ellos y esta presto a enseñarles, a mostrarles que solo se necesitan a ello mismos, que a nada ni a nadie tienen ni tendrán que rendirle cuentas, excepto a sus semejantes. Alguien, mas bien algo, que se fortalezca en un conocimiento fuerte de su entorno. Algo metódico, a lo que todos puedan acceder, algo realmente invariante.
  • - Tú y los que te apoyen, si es que llegan a existir, en mi nombre morirán, no sin antes ser torturados para que lo nieguen y acepten la única verdad.
  • - Es un sacrificio que tendré que hacer para salvaguardar la libertad de nuestros hermanos.
  • - Veremos quien, al final de los días terminara venciendo.
  • - La naturaleza seguramente, no vivirás para siempre, algún día la luz morirá en tus ojos y nunca mas se vera nacer.
  • - Entonces, quedare tranquilo si los nuevos nacen de mí, y para tu vergüenza, de ti.
  • - Hermano, no te atrevas a tocarme…
  • - ¡Eso de ti ya no depende!

Ese día ella contemplo como el hombre creo un dios, para que este volviese en el tiempo y creara al hombre y se fuese a descansar no sin antes designar un administrador de su poder en la tierra. Contemplo como el paraíso en el que vivían se destruía poco a poco, y ellos mismos se expulsaban. Ya nada podía hacer, dentro de sí crecía la simiente de la esclavitud humana. Solo le queda observar la naturaleza y contarle, de vez en cuando a algún hereje porque razón nacen las plantas y la luna y el sol intercambian turnos para acompañar la tierra.

Mostrarles que solo se necesitan a ello mismos, que a nada ni a nadie tienen ni tendrán que rendirle cuentas, excepto a sus semejantes

Me despierto sudando, que extraño sueño, ¿Dónde esta el? – Aquí estoy…


Sobre esta noticia

Autor:
Oscar Alonso Marin (1 noticias)
Visitas:
7584
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Lodian (28/10/2009)

Muy interesante y arriesgado, querer refutar un mito con otro. Por cierto, se te olvida que ella, la benévola, la que enseña, también descubrió la manera más eficaz de asesinar (y sigue perfeccionando su técnica), a la vez que ayuda a depredar a la Gaia.

0
+ -

Oscar Alonso Marin (28/10/2009)

Si, en parte tienes razon Lodian. La ciencia ha dado mas poder al hombre del que su caracter depredador pueda controlar. De todas maneras, la "responsabilidad" no es solo de ella. La politica tambien juega un papel importante, la disminucion de gases contaminantes, por ejemplo, realmente no le importa a las potencias. Ellos solo la aplican para industrias del tercer mundo.

0
+ -

Oscar Alonso Marin (28/10/2009)

Claro, esto quitando toda responsabilidad al ser humano, dejando toda la culpa en la politica y la ciencia por ejemplo. No se nos puede olvidar, que ambos, igual que la religion, son creacion de la humanidad. La culpa, toda la culpa solo tiene que caer en las manos de los hombres.

0
+ -
Responder

Martina (28/10/2009)

Holaaaa, muy bueno el cunto!!!!! besitosss

0
+ -
Responder

Pili (30/10/2009)

Creéme que si de algo me ha servido ver fisica en este ultimo año, es para dudar de todo lo que creia cierto..
Por eso la frase: Es mas cuerdo el que piensa o el que mira la luna...
A veces pienso en que despertemos de este sueño y que nuestra imaginacion deje de creer en orbitales, atomos y dioses para subirse a otra travesia de creencias con la esperanza de que éstas si sean verdaderas¡¡¡¡