Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alberto Thirion escriba una noticia?

La Danza Guadalupana

26/02/2012 10:41

0 "Todo Mexicano es Guadalupano", esta es una frase popular que refleja el profundo amor que en este país se le profesa a la Virgen de Guadalupe

0

Voy a contarles una pequeña historia acerca de esta obra, estando en la sierra de Durango, era a principios de el mes de octubre, en un pueblo de indios, estaban ahí reunidos;Coras, Tepehuanos y Huicholes, y desde luego mestizos, ellos estaban como cada año, en los preparativos de la danza para el día, doce de diciembre, día de la virgen de

Guadalupe, santa patrona de México y América, no digo Hispanoamerica por que ya, los Estados Unidos están llenos de Mexicanos e hispanos en general.

Y el Canadá no esta muy poblado, en comparación con la América hispana, además como ellos, no son nativos ni mestizos, son extranjeros en realidad, por que, como sabemos en la llamada América anglosajona no hubo mestizaje como en la América hispana, ellos no son Americanos como nosotros, que somos Americanos en un sentido mucho mas profundo, que ellos, por que somos, indios y por que somos mestizos, quizá algunos no somos tan morenos, pero la educación, la cultura y la comida, el medio en general, nos hace nativos.

Pero no voy a hablar aquí de la corrupción del lenguaje, en nuestros días, o de quienes son los verdaderos Americanos.Esta es otra historia, no es una historia de amor tampoco, es la historia de como conocí a Candelaria, una danzante, así se dice?no creo que se diga bailarina, creo que no es el caso, por que esta es una danza religiosa y no un baile.Los preparativos para la danza de la Virgen Morena, empiezan con meses de anticipación al gran día cada año, esto lo sabemos todos los que somos de aquí, pero esto, esta escrito para todo el mundo, literalmente para todo el mundo, por que así es, el Internet.

A juzgar por las facciones de Candelaria, no era una india pura, era una mestiza muy bella!Me vio y al sonreír, se me fue el habla, me quede helado, luego recupere el aplomo, no sin cierto esfuerzo, y le dije q hubo!como te llamas?que bonita estas!

-Me llamo Candelaria, pero me dicen Cande.

-Y quien te enseño a bailar?parece que no tocas el suelo!

-Yo me llamo, Alberto

Dije al extenderle la mano, ella me dio la suya, mirándome fijo a los ojos, yo sentí que me perdía en sus negras y brillantes pupilas.Los tambores sonaron nuevamente y se fue a tomar su puesto entre los danzantes.

..."No hace falta la palabra para comunicarnos, con una mirada a los ojos sabemos lo que piensan los demás"..

Yo fui por otra cerveza, luego busque un árbol con buena sombra y buena vista, para ver bien a Candelaria bailando, la estaba contemplando danzar, así nació esta pintura, mientras la veía danzar, pensaba que era lo que más me gustaba de ella.

Finalmente me quede con su sonrisa, de blancos dientes y piel morena, era una de esas mujeres que hablan con el cuerpo mas que con las palabras.En ese pueblo de indios andaba yo buscando unas piedras preciosas llamadas ópalos, muy apreciadas entre los coleccionistas de gemas y los joyeros internacionales, en el pueblo, tenia algunos amigos mineros de confianza y yo me sentía como en mi casa, como suele pasarme en todo México, así es que no me preocupaba el tomarme algunos tragos de más, aunque por experiencia sabia que no era bueno hacerlo.

Además me confesé a mi mismo que no quería que Candelaria me viera borracho, no se por que motivos, de que me gustaba no tenia la menos duda, pero yo estaba por irme del pueblo, de un momento a otro y en cualquier día.Además pesé, si no encuentro las piedras dificilmente volveré.A veces uno busca una cosa y encuentra otra, quizá estaba encontrando algo mas valioso que las piedras preciosas;el amor!me decia y reia de mi mismo!.

Entre el sonido rítmico de los tambores y la danza de Candelaria, estaba casi feliz con esos pensamientos, ala sombra de aquel árbol, mientras fumaba un cigarro y me tomaba lentamente la cerveza.Candelaria, bailaba y bailaba, efectivamente como le dije parecía que no tocaba el suelo, con una gracia felina, femenina y salvaje.No quería pensar en las cosas que podían separarnos y en las que por el contrario podrían unirnos, pero sin embargo lo estaba haciendo.

Luego de dudarlo un buen rato, me dije terminante-mente, no!soy ya muy viejo para ella, me tomé el ultimo trago de cerveza, aventé el cigarrillo al suelo pisándolo casi con rabia con la bota, me eché el sombrero en la cara, para que no se me viera la tristeza y me largué de ahí, negandome a seguir con ese juego, para bien o para mal!.

Recuperción de arículos perdidos de Alberto Thirion

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en