Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcepop escriba una noticia?

Lanús 0 vs O´Higgins 0 (Chile) - Copa Libertadores 2014

14/02/2014 19:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El equipo de Barros Schelotto no pudo encontrarle la vuelta al de Berizzo, que jugó sin ataduras Lanús, O'Higgins y un empate que merecía goles Hubo dos propuestas repletas de intensidad y de búsqueda, saludables, pero sin eficacia.

No le alcanzó a Lanús con su búsqueda, con sus intenciones, con su lucha. En su estreno en esta edición de la Copa Libertadores se encontró con un O'Higgins astuto, que lo complicó, que no le dejó desarrollar su mejor versión y que lo terminó condenando a un empate de esos que lastiman. El desenlace -ese cero a cero- brindó además una impresión: en este recorrido por el Grupo 3, nada será sencillo para Lanús. Y para nadie.

Los Barros Schelotto lo sabían desde bastante antes de que vieran parado al bravo O'Higgins en el campo de juego: el equipo de Eduardo Berizzo venía a complicarlo y no sólo en nombre del eufemismo de "sumar"; sino que el campeón chileno establecía como prioridad ganar. Y en función de esa idea se plantó en La Fortaleza. Primer mandato: que Lanús no tuviera ese prolijo manejo de la pelota que tan frecuentemente consigue. Para eso, presionó de manera casi individual a los tres mediocampistas de Lanús, Diego González, Leandro Somoza y Víctor Ayala. Así, consiguió incomodar el traslado y la posesión del equipo local. Segundo mandato: no resignar nunca la posibilidad de la victoria. Y para eso se animó a incluir dos extremos (Figueroa y Barriga), con la doble función del desborde y de la marca sobre los laterales con proyección que suele incluir Lanús en su formación.

Así, en ese contexto, el equipo de los Mellizos trató de ser el de siempre, pero sólo lo consiguió por momentos. Le costó mantener continuidad en ataque. Y no generó situaciones como suele hacerlo. Lo mejor, lo más peligroso, estuvo protagonizado por el dúo ofensivo de la izquierda, Ayala y Junior Benítez, el mejor de su equipo en la primera mitad. Incluso de los pies del wing izquierdo brotó el pase de la llegada más profunda del primer tiempo, esa que derivó en la aparición de Diego González, su cabezazo y la volada salvadora de Paulo Garcés.

Un rato antes, Barriga había anunciado que O'Higgins no se conformaba con el reparto de ceros. Y obligó a Goltz a evitar el gol sobre la línea. Y en simultáneo, Pablo Hernández comenzaba a demostrar que estaba en otra noche de lucidez.

De todos modos, es cierto: Lanús, más allá de las dificultades, no se apartó de su plan. Procuró ser ofensivo en todo momento ante un rival que proponía una marca asfixiante. El desarrollo estaba claro: intensidad para ir contra intensidad para marcar. Un duelo despojado de lujos, pero siempre con la sensación de que algo podía suceder. Como en el mano a mano de Calandria, como en cada centro de Lanús, como en cada réplica veloz de O'Higgins, como en esa búsqueda final del equipo argentino. Pero no hubo caso. Un partido que merecía goles, pero no derrotados, terminó en ese empate que dejó conforme a Berizzo y los suyos. Y que le brindó una certeza a Lanús: en la Libertadores, cada minuto exige una ardua tarea.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcepop (204 noticias)
Fuente:
seguielgrandt.com
Visitas:
28
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.