Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Loboalpha Info escriba una noticia?

Los espejos de Galeano

29/04/2012 09:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El dictado misógino de Pericles gobernaba las relaciones de género: "una buena mujer es aquella de la que no se habla, ni para elogiarla"

por José Guillermo Mártir Hidalgo

"Espejos: una historia casi universal" presenta casi seiscientos relatos históricos con un fino humor, propio de su autor. En más de trescientas páginas Galeano toca diversos temas, los que van desde la prehistoria a la historia contemporánea. Personalmente, percibo cinco grandes ejes temáticos. La misoginia esta presenta en muchos de ellos. Otro tema recurrente en la obra es el racismo. Y el imperialismo, clasismo y ecocidio también tienen sus narraciones.

MISOGINIA

En el artículo "Breve historia de la misoginia", Marisa Avigliano nos dice que las mujeres, históricamente, han sido objeto de odio de parte de esposos, padres, vecinos y gobernantes. Jack Holland, citado por Avigliano, rastreo dicho termino hasta la Grecia del siglo octavo antes de Cristo. En esa época, declinaba la influencia de las dinastías basadas en familia. En la esfera antropológica, la mujer era el principio pasivo de la naturaleza. Pero también, era la sirena o lamia, ser monstruoso que encanta, divierte y aleja de la evolución. El dictado misógino de Pericles gobernaba las relaciones de género: "una buena mujer es aquella de la que no se habla, ni para elogiarla". Las mujeres griegas caían en el olvido. Eran mujeres sin nombre. Los romanos, dice Holland, heredaron la preocupación griega por la virtud femenina. En los antiguos, había temor de lo que podrían ser las mujeres, si fueran libres. Los cristianos, pasaron rápido de mártires a inquisidores. Toda brujería, decían, nacía de la lujuria carnal. Y la mujer era insaciable, porque la boca del útero nunca lograba satisfacerse.

Holland dice que la palabra misoginia, apareció en el Oxford English Dictionary, en mil seis cientos cincuenta y seis. Significa odio o desprecio hacia las mujeres. Los cristianos concebían, que el sufrimiento es un castigo impuesto sobre todas las mujeres, debido al pecado de Eva. Históricamente hay una indestructibilidad de la misoginia. Ésta es generalizada, persistente, perniciosa y cambiante. Religiones, filosofías y psicoanálisis, han proyectado un desprecio por las mujeres. Para los misóginos, las mujeres son el "otro", el "no tú". La letra de una balada de rap, ilustra bien lo antes dicho: "las mujeres son todas putas o estúpidas, pero tan bellas, que dan ganas de violarlas".

Tres narraciones ejemplifican la presencia de la misógina en "Espejos: una historia casi universal". Hatsheput era la hija mayor del faraón Tutmosis. Ocupo el trono e hizo llamarse rey. Le dio a Egipto veinte años de prosperidad y gloria. Pero, un sobrino criado por ella mato su memoria, esto, por usurpadora del poder masculino. Hatsheput fue borrada de la lista de faraones. Su nombre y su imagen fueron suprimidos.

Otro relato, Hipatía enseñaba a dudar y a preguntar. Hablaba en contra de la fe ciega, en una ciudad de machos cristianos. Por eso le llamaban bruja, hechicera y la amenazaban a muerte. En el año cuatrocientos quince, el gentío se le echó encima. Fue arrancada de su carruaje, desnudada y arrastrada por las calles. Golpeada y acuchillada, la hoguera se llevo lo que quedaba.

La Revolución Francesa proclamo la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Olimpia de Gouges propuso la Declaración de la Mujer y de la Ciudadana, el tribunal revolucionario la sentencio a la guillotina. El parlamento revolucionario había clausurado las asociaciones políticas femeninas. Las compañeras de lucha de Olimpia de Gouges fueron encarceladas en un manicomio. Manon Roland, esposa del Ministro del Interior, fue condenada por haber traicionado su naturaleza femenina: cuidar el hogar y parir hijos.

RACISMO

El Racismo, es una ideología basada en la superioridad de una raza o etnia sobre otras, que da derecho a dominar o eliminar a las consideradas inferiores y a hacer juicios de valor basados en esa superioridad. Las culturas antiguas, manifestaban rechazo y desprecio hacia otros pueblos y hacía los extranjeros. Pero, sus primeras manifestaciones se dieron en Europa y en las colonias españolas en América. La ideología "limpieza de sangre", apareció en la España del siglo quince. Justifico la expulsión y muerte de cualquier judío. Los "estatutos de limpieza de sangre", permitían una investigación genealógica para determinar si tenía sangre judía, mora o hereje. En las colonias españolas, los españoles eran superiores sobre indígenas, esclavos africanos y mestizos.

Los racistas utilizaron la ciencia para justificar la superioridad europea y estadounidense, frente a las demás razas y que estas fueran gobernadas por ellos. El racismo fue utilizado por los europeos para justificar la dominación colonial y el genocidio. La colonización de gran parte del mundo, por parte de Europa y Estados Unidos, fue acompañada de intensa propaganda racista. En América, el racismo jugó un importante papel para legitimar las "guerras contra el indio".

En Alemania, el pico máximo de la ideología racista se dio con el nazismo. El prejuicio de los blancos anglosajones y estadounidenses contra los negros, traídos como esclavos de África, condujo a que la "segregación" fuera legal en Estados Unidos por muchos años. En Sudáfrica, el Apartheid estableció, legalmente, zonas segregadas hasta la década de los noventa.

El descubrimiento del ADN reafirmó que todos los hombres y mujeres somos iguales. El racismo esta casi "muerto", su ilegalización ocurrió en mil novecientos sesenta y nueve, con la Convención Internacional Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, por parte de las Naciones Unidas. Pero, los prejuicios raciales siguen vigentes.

Galeano cuenta que en mil setecientos setenta y cinco, Johann Friedrich Blumenbach asevero que la raza caucásica ocupaba la cúspide de las jerarquías humanas. Del Cáucaso, decía, provenía la inteligencia y la belleza. El Cáucaso era la cuna de la humanidad. Esto les dio derecho a los europeos a humillar a los demás. Los blancos, son la pureza original, contrario a las razas de piel sucia: nativos australianos, indios americanos, asiáticos amarillos y negros africanos. Estos últimos, son deformes por fuera y por dentro. En mil ocho cientos sesenta y tres, la Sociedad Antropológica de Londres, afirmo que los negros eran intelectualmente inferiores a los blancos. En el dos mil siete, James Watson, premio nobel de medicina, afirmo que los negros siguen siendo menos inteligentes que los blancos.

En otro relato, Galeano dice que Europa aporto, a partir del renacimiento, algunas novedades a la esclavitud heredada de Grecia y Roma. La esclavitud estaba determinada por el color de la piel. Durante los siglos diecisiete y dieciocho, África vendía esclavos y compraba fusiles, es decir, cambiaba brazos por violencia. Durante los siglos diecinueve y veinte, África entregaba oro, diamantes, marfil, caucho y café y recibía biblias. Cambiaba riquezas de la tierra por promesas del cielo.

En Haití, los esclavos negros propinaron tremenda paliza al ejército de Napoleón. En mil ocho ciento cuatro, nació la independencia y murió la esclavitud. Ésta fue una humillación imperdonable para los blancos, dueños del mundo. Haití nació condenada al bloqueo y a la soledad, todavía es la leprosa de las Américas. Haití fue obligada a pagar a Francia una indemnización gigantesca durante siglo y medio. Éste fue el precio que Francia le impuso por su reconocimiento diplomático. Simón Bolívar, se negó a invitar a Haití al congreso de las nuevas naciones americanas. Thomas Jefferson dijo, que había que confinar la peste en esa isla. En referencia a la desobediencia, caos y violencia.

IMPERIALISMO

Otro tema en "Espejos", es el imperialismo, éste es una doctrina política que justifica la dominación de un pueblo o Estado sobre otros. Habitualmente, mediante distinto tipos de colonización. El imperialismo europeo se inicia en la era de los descubrimientos y se prolonga, durante toda la Edad Moderna y Edad Contemporánea, hasta el proceso de descolonización tras la Segunda Guerra Mundial.

Desde la perspectiva marxista, el imperialismo es un mecanismo de división internacional del capital y el trabajo. Debido a lo anterior, hay países centrales y periféricos. Entre ellos hay un intercambio desigual que conduce a la explotación y al empobrecimiento. A partir de fines del siglo diecinueve, el imperialismo se caracterizo por la dominación económica de potencias sobre naciones inferiores. A fines del Siglo Veinte y comienzos del Veintiuno, la preponderancia económica de los Estados Unidos, desemboco en un predominio cultural por medio de la industria del entretenimiento. El dominio estadounidense es económico y cultural, unido por la publicidad y el consumo. El imperialismo norteamericano es un colonialismo de tipo cultural.

La política exterior de Estados Unidos, Europa Occidental y Japón es imperialista. Las naciones dominan a otras para expandir su economía, obtener materia prima, mano de obra o dar salida a los excedentes de capital. Igualmente, los Estados tienden a expandirse por ambición de poder, prestigio, seguridad y ventajas diplomáticas. Hay países impulsados a expandir sus valores políticos, culturales y religiosos. A la vez, su expansión se traduce en beneficios como paz, seguridad y prosperidad. Países con estándares religiosos, suelen expandir su influencia para propagar su religión.

En uno de los relatos históricos, Galeano nos cuenta que el Opio era prohibido en China. Pero, los mercaderes británicos metían el Opio que traían de la India. Los contrabandistas británicos estaban hartos de las autoridades Chinas. Además, el desarrollo del Mercado exigía Libertad de Comercio. Y la Libertad de Comercio exigía la guerra. William Jardine, era el narcotraficante más poderoso y dirigía la Sociedad Médica Misionera en China. En Londres, Jardine compró escritores y periodistas para que crearan un ambiente propicio para la guerra. La Guerra del Opio se dio de mil ochocientos treinta y nueve a mil ochocientos sesenta. La Royal Navy puso los guerreros de la Libertad de Comercio, acompañados por misioneros. El Imperio Británico se apodero de Hong Kong. El gobernador, John Bowring, dijo: "el comercio libre es Jesucristo. Jesucristo es el comercio libre".

En otro relato, Thomas Sankara cambio el nombre a la Colonia Francesa de Alto Volta, por Burkina Faso o Tierra de Hombres Honestos. La herencia colonial dejo campos exhaustos, ríos secos, bosques devastados y uno de cada dos nacidos no sobrevivía los tres meses. Sankara, encabezo el cambio y libero la energía comunitaria al servicio de la multiplicación de alimentos, la alfabetización, el renacimiento de los bosques nativos y la defensa del agua. La voz de Sankara era desde África hacía el mundo. Exigía el uno por ciento del dinero que se dedica al estudio de la vida en otros planetas, a la salvación de la vida en éste planeta. Denuncio que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, le negaban fondos para buscar agua a cien metros de profundidad, pero, le ofrecían cavar pozos a tres mil metros de profundidad, para buscar petróleo. Sankara expresaba: "nos negamos a elegir entre el infierno y el purgatorio". Denunciaba que el egoísmo del hombre es la causa del infortunio del prójimo y, que la destrucción de la biosfera sigue impune. En mil novecientos ochenta y siete, la Comunidad Internacional decidió deshacerse de él, a través de su mejor amigo, Blaise Campaoré.

Con respecto a la herencia colonial, Galeano dice que Bélgica dejo en el Congo tres negros en puestos de responsabilidad en la administración pública. Gran Bretaña dejo en Tanzania a dos ingenieros y doce médicos. España dejo en el Sahara Occidental un médico, un abogado y un perito mercantil. Y Portugal dejo en Mozambique noventa y nueve por ciento de analfabetos, ningún bachiller y ninguna universidad.

CLASISMO

Clasismo es, la concepción que interpreta que la sociedad está dividida en clases sociales. Una minoría se apropia del trabajo que produce la mayoría. Ésta dominación se realiza a través del Estado, las leyes y las fuerzas represivas. Un clasista asume su pertenencia a una u otra clase social, en consecuencia de sus intereses y riquezaz. El clasismo, es una actitud que defiende la discriminación por motivos de pertenencia a otra clase social. La discriminación se basa en la pertenencia a diferentes clases sociales, debido a condiciones socioeconómicas del individuo o grupo social.

Galeano nos cuenta que Jonathan Swift, sacerdote de alta jerarquía y deán de la Catedral de San Patricio en Irlanda, había sido denunciado por sedición. Esto lo obligaba a caminar con cuidado, por eso, "Los viajes de Gulliver" los publicó con otro título y sin autor. Su éxito hizo que firmara con su nombre las ediciones siguientes. En mil setecientos veintinueve escribió "Una modesta proposición para evitar que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga a sus padres o a su país y para que resulten de público beneficio". Y dicho panfleto político proponía enviar al matadero a los hijos de los pobres. Sostenía que los niños podrían convertirse en el más delicioso, nutritivo y completo alimento. Y su piel, serviría para fabricar guantes de señora.

En otro relato, Phoolan Devi nació pobre y mujer en una de las castas más bajas de la India. A los once años, la casaron y su marido la instruía en el sexo torturándola y violándola. Huyo y su marido la denunció. Los policías la torturaron y la violaron. Conoció a un ladrón quien se hizo su amante. Éste fue acribillado en la aldea de Behmai y ella fue arrastrada por las calles. Fue torturada y violada por los dueños de tierras. Phoolan volvió a Behmai, con una banda de forajidos y mato uno por uno a esos hombres. Tenía dieciocho años. Toda la región decía que ella era la hija de la Diosa Durga, bella y violenta.

Y en otro relato nos cuenta, que los pesticidas químicos matan a tres millones de campesinos por año. Los accidentes de trabajo, dice, matan a diez mil obreros cada día. La miseria mata a diez niños por minuto y las prisiones, son el plan de vivienda que los pobres merecen. La última cena delata a la clientela del patíbulo norteamericano, nadie elige langosta ni filet mignon, prefieren decir adiós comiendo hamburguesas y papas fritas.

ECOCIDIO

El otro tema tratado por Galeano en "Espejos" es el ecocidio. Éste hace referencia al deterioro del medio ambiente y los recursos naturales, por la acción directa o indirecta del ser humano sobre los ecosistemas. El origen de la palabra se remonta a la Guerra de Vietnam, por el uso de defoliantes y armas químicas. En la Isla de Pascua, una migración desde la polinesia propició un uso irracional e ineficiente de los recursos naturales. Esto condujo a que su civilización colapsara y prácticamente desapareciera. En la actualidad, las especies silvestres se están desapareciendo cien veces más aceleradamente. La Tierra, no puede considerarse un bien ilimitado. Los bosques cada día se reducen más, cada año dos mil tres cientos kilómetros cuadrados de tierra fértil se convierten en desierto. Y es que los habitantes de la Tierra ven como única solución, modelos de desarrollo con una sed desmedida de ganancias, sin medir las consecuencias a largo plazo. En Colombia, el ecocidio es responsabilidad de grupos irregulares y del gobierno. Por el cultivo ilícito de la coca y la amapola, para satisfacer a ciento ochenta millones de adictos de Estados Unidos y Europa, la guerrilla y los paramilitares talan sesenta mil hectáreas de bosques anuales. Los precursores químicos para producir la droga, envenenan los ríos. Y el glifosfato, utilizado en las fumigaciones aéreas por el gobierno, para destruir los cultivos ilícitos, termina afectando la salud de las personas, las siembras y contaminando los cuerpos de agua. En su obra, Galeano nos cuenta que había cada vez más bocas y menos comida. Había cada vez menos bosques y más desiertos. Los campesinos rascaban en vano las paredes desolladas de las montañas. El maíz no encontraba agua, ni tierra donde alzar sus hojas. Sin árboles que la retuvieran, la tierra teñía de rojo las aguas de los ríos. La noche cayó sobre los reinos mayas, pero los mayas sobrevivieron, en comunidades campesinas en otros parajes, sin pirámides de piedra y sin pirámides de poder, sin más rey que el sol de cada día.

De la isla de Pascua nos cuenta que, fue devorada por sus hijos. En el Siglo dieciocho, los navegantes europeos la encontraron vacía de arboles y de todo lo demás. De los tiempos antiguos, de los tiempos verdes, ya no quedaba memoria. La isla estaba habitada por quinientos gigantes de piedra que miraban al horizonte. Las estatuas pedían socorro a los dioses, ni los dioses podían escuchar sus voces mudas perdidas en medio de la mar.

James Ussher, obispo irlandés, reveló que el mundo nació en el cuatro mil cuatro antes de Cristo. Sobre la muerte del mundo, dice Galeano, no disponemos de información exacta, pero, la defunción no demorara mucho, dado el trabajo febril de sus asesinos. Las máquinas creadas para ayudarnos a vivir nos invitan a morir, las grandes ciudades prohíben respirar y caminar. Los bombardeos químicos disuelven los polos y las nieves de las cumbres de las montañas. Una agencia de California vende excursiones a Groenlandia, para decirle adiós a los hielos. El mar engulle las costas y los pescadores recogen medusas en vez de bacalaos. Los bosques naturales se convierten en bosques industriales o desiertos. La sequía ha arrojado a cien millones de campesinos a la buena de Dios. Donde no hay sequía hay diluvios, se multiplican las inundaciones, huracanes, ciclones y terremotos. Les llaman "desastres naturales", como si la naturaleza fuera su autora y no su víctima. Son desastres mata mundos o desastres mata pobres. En Guatemala, los "desastres naturales" se parecen a las películas de cowboys, porque solo mueren indios. En su obra, Galeano nos dedica dos relatos. La crisis de Wall Street volteo los precios del café y volteo el gobierno civil de El Salvador. El General Maximiliano Hernández Martínez llamo a elecciones democráticas, el pueblo voto por el Partido Comunista. El General anuló las votaciones y estalló la sublevación popular, las ametralladoras restablecieron la paz, miles murieron. Eran peones, eran pobres, eran indios. El Jefe indígena Feliciano Ama fue colgado de una rama de olivo, quedo meciéndose en el viento, para que los vieran los niños de las escuelas de todas partes del país, como clase de educación cívica.

En la primavera de mil novecientos setenta y nueve, Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de El Salvador, viajo al Vaticano y mendigo una audiencia con el Papa Juan Pablo II. En la fila de fieles, sorprendió a su Santidad e intentó entregarle un voluminoso informe, el Papa se lo devolvió. Romero le dijo que miles de salvadoreños habían sido torturados y asesinados por el poder militar. El heredero de San Pedro le ordenó entenderse con el gobierno. Diez meses después, el Arzobispo Romero cayó asesinado en una parroquia de San Salvador. El Sumo Pontífice condenó el crimen, pero se olvido de condenar a los criminales. Años después, un muro en el Parque Cuscatlán recuerda las víctimas civiles de la guerra. El nombre del Arzobispo Romero es el único gastadito por los dedos de la gente.

"Espejos" termino provocando en mí una reflexión sobre la naturaleza humana, la cual es planteada prístinamente por nuestro autor en la narración titulada "Humanitos". Galeano nos dice que Darwin nos informo que somos primos de los monos. Después supimos que veníamos de la selva de África. No hace mucho nos enteramos que nuestros genes son casi igualitos a los de los ratones. No sabemos, dice Galeano, si somos obra de Dios o chistes malos del Diablo. Los humanitos somos exterminadores de todo, cazadores del prójimo y creadores de la bomba atómica, de hidrógeno y de neutrones. Ésta última, la más saludable porque liquida personas y deja intactas las cosas. Somos los únicos que viven al servicio de las máquinas que inventan, que devoran su casa, envenenan el agua que les da de beber y la tierra que les da de comer, los únicos capaces de alquilar o venderse o alquilar o vender a sus semejantes, los únicos que matan por placer, torturan, violan, ríen, sueñan despiertos, hacen seda de la baba del gusano, convierten la basura en hermosura, los únicos que descubren colores que el arco iris no conoce, que dan nuevas músicas a las voces del mundo y crean palabras para que nos sean mudas la realidad ni su memoria.


Sobre esta noticia

Autor:
Loboalpha Info (361 noticias)
Fuente:
blogger.loboalpha.com.ar
Visitas:
328
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.