Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guardiana escriba una noticia?

Los médicos y sus drogas

29/10/2009 16:17 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dr. House ¿es una realidad exacerbada ó devela un secreto guardado bajo siete llaves?

No hay estadísticas, no hay estudios, ni siquiera investigaciones publicadas.

Tampoco las hay sobre la dipsomanía que aqueja a los jueces penales, pero esto es un secreto a voces, porque es una adicción que deja huella, que se muestra clara, incontrolable.

Desde tiempos inmemoriales, los médicos han demostrado tener un espíritu de cuerpo, envidiable. Difícil es encontrar alguno que te diga, que todos los que te atendieron antes fueron unos patanes. Siempre hay excepciones claro, pero tengo para mí que en algunos casos, esto ha obedecido a la proliferación más que a la necesidad de ser francos.

Hoy en día hay tantos galenos, que la competencia es grande y mantener la confianza de un paciente, a veces, bien vale el escrache de algunos colegas.

Es claro que si albergamos la más mínima sospecha de que el cirujano que nos extirpará el apéndice, se tragó un potente ansiolítico antes de entrar al quirófano, con bata y culo al viento, saltaríamos espantados de la camilla y a correr se ha dicho…

Bien, entonces ¡que el secreto sea guardado bajo siete llaves!, pero… como siempre digo, la realidad supera a la ficción.

Tengo en mi haber unas cuantas amistades que se dedican al noble arte de curar. Y han pasado por mi vida otras tantas, que han dejado algunas pistas que me dan cierta tranquilidad para opinar sobre este tema.

Por ejemplo, década del ‘70, departamento de un psiquiatra de cierto prestigio, hoy en día profesional exitoso y burgués adinerado, que trabajaba por ese entonces en un centro nacional de rehabilitación para drogadictos, reunión de intelectualoides de variopinta catadura. Ese es el escenario de presentación.

Hoy en día hay tantos galenos, que la competencia es grande y mantener la confianza de un paciente, a veces, bien vale el escrache de algunos colegas

Tragos y charlas, flirteos y clisés típicos de la época. De pronto comenzó a circular un porro, allí lo llamaban ‘join’, ya por entonces, mi corta edad en comparación con los que me rodeaban, no obstaba para que fuera la que ‘siempre estaba en la vereda de enfrente’, no en vano mi padre me llamaba ‘Severo la contra’.

Tenía una postura muy clara y asumida frente a las drogas que aún mantengo, sin saber siquiera que luego, la vida me depararía trabajar en la justicia y justo ante ese flagelo.

Pues bien, que cuando me tocó el turno, dije ‘paso’, pero mi cara siempre me delata y el asco estaba pintado en ella, El dueño de casa, me increpó, nada delicadamente, con la soberbia de los necios: ‘¡qué! ¿sos superior?’

Fue la mecha que encendió la bomba, le dije de todo, y cuando digo de todo es, menos que bonito, de ¡TODO!, el muy caradura hasta tenía una planta de cannabis en su casa y diariamente trataba de persuadir a jóvenes confundidos para que dejaran de drogarse, cuando él lo hacía diariamente.

Hoy en día otros y otras, que están en el mismo arte, me cuentan café de por medio, que fuman marihuana, que toman antidepresivos, que necesitan narcóticos para dormir, anfetaminas para estar más lúcidos en el quirófano… es que tienen los mismos problemas que todos nosotros, pero ellos…, no van al médico…

La presión a la que están sometidos es enorme y en ello les va la vida, tampoco pueden pedir ayuda, porque ahí lo que les va ¡es la matrícula!

¡Ellos están entrampados y nosotros… fregados!

Nota: No son todos por supuesto, sólo son excepciones, la gran mayoría ejerce su saber con dedicación y con esmero digno de admiración. A ellos mis más sinceros respetos.

Es que tienen los mismos problemas que todos nosotros, pero ellos…, no van al médico…


Sobre esta noticia

Autor:
Guardiana (117 noticias)
Visitas:
230
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Vidaloca (30/11/2009)

En la negra posguerra española,una tía abuela mía estuvo para palmarla, pq se íba a someter a una operación de anginas.Es una historia de novela negra,pero el cirujano,le segó media tráquea pq se le escapó el bisturí.Fué denunciado y juzgado,y el señorico íba de Mescalina hasta las cachas.Potentísimo alucinógeno.

0
+ -
Responder

Vidaloca (30/11/2009)

Y quién tenía acceso a semejantes sustancias ?Pues gente de dinero y cultura ! Químicos,farmaceúticos,médicos,investigadores ...El españolito de a pié, pues va a ser que no.
Hasta hace pocos años relat en España,todas las boticas mantenían en reserva opiáceos,morfinoides, y vendian Optalidones sín receta.