Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Mar del Alzheimer:la Terapia de Reemplazo Hormonal previene esta enfermedad

03/09/2009 17:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Fundamentos científicos y epidemiológicos. Función neuroprotectora.Preserva capacidades cognitivas en mujeres posmenopáusicas. Evita otras enfermedades neurodegenerativas. Estrógeno. Progesterona. Estradiol. Importancia estrógenos.Preparados transdérmicos

MAL DE ALZHEIMER: LA TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL

PREVIENE ESTA ENFERMEDAD

Existen fundamentos científicos y epidemiológicos que permiten afirmar que la Terapia de Reemplazo

Hormonal (TRH) actúa como neuroprotectora del Mal de Alzheimer .

El experto estadounidense Andrew Levine informó que, de acuerdo a los últimos adelantos, la TRH

demuestra que en algunas formas sigue siendo un neuroprotector válido, que puede preservar las

capacidades cognitivas en las mujeres posmenopáusicas y evitar la enfermedad de Alzheimer y otras

enfermedades neurodegenerativas.

La enfermedad de Alzheimer (EA) es de etiología desconocida y conduce a la demencia. Se trata de la

enfermedad neurodegenerativa más frecuente y se cree que afecta a más de 4 millones de personas en

los Estados Unidos solamente. De hecho, se presenta en el 6% de la población mayor de 65 años.

En Estados Unidos se hizo un estudio sobre 7479 mujeres posmenopáusicas, que se dividieron entre las

que tenían histeroctomías y recibían estrógenos equinos conjugados (EEC) y aquellas que tenían el útero

intacto y consumían EEC más medroxiprogesterona.

Se obtuvo el siguiente resultado: arribaron a una tasa notablemente más alta de demencia las mujeres

que recibían hormonas, en relación con aquellas que eran tratadas con estrógenos y progesterona.

El deterioro cognitivo leve, también fue considerablemente elevado entre los grupos con hormonas .

Es importante destacar que los EEC no contienen estradiol, un compuesto estrógenico que se ha

demostrado repetidas veces que es neuroprotector.

Protección contra el deterioro cognitivo

Las concentraciones de estradiol caen precipitadamente en el organismo en un 90%, durante la

menopausia. Por lo tanto, la estrona (E1), el estrógeno primario de los EEC, se convierte en el estrógeno

endógeno predominante luego de la menopausia.

La progesterona es neuroprotectora cuando se utiliza sola o con estradiol.

Por lo tanto, aunque los estrógenos fueron el foco primario de la investigación de la TRH, es posible que la progesterona justifique atención adicional como agente que podría conferir protección contra la demencia y el deterioro cognitivo.

El argumento de que la TRH reduciría el riesgo de EA y mejoraría el funcionamiento cognitivo de las

mujeres posmenopáusicas sigue ganando apoyo de estudios epidemiológicos. El uso de estradiol

endógeno demostró más efectos beneficiosos, sobre todo en el procesamiento de la información, fluidez

verbal y atención, tiempo de reacción y otras capacidades cognitivas.

Un estudio de dos años de duración, mostró recientermente que las concentraciones más bajas de

estradiol endógeno se asociaban con mayor posibilidad de declinación, en una prueba de aprendizaje

verbal y memoria.

Esto llevó a los investigadores a sugerir que existe un intervalo ideal de estradiol exógeno, que puede

ayudar a prevenir la declinación cognitiva, y que las mujeres que tienen concentraciones más bajas de

estradiol endógeno podrían recibir el mínimo beneficio. Se constató que con el uso de estrógenos las

pacientes tuvieron mayor velocidad de procesamiento neural y aumento en el metabolismo cerebral.

Importancia de los estrógenos

Aunque la causa de la enfermedad de Alzheimer (EA) sigue siendo poco clara, los científicos afirman que

existe una fuerte indicación de que el amiloide beta participa en la cadena de acontecimientos que

conducen a la neuropatología de la EA. Las pruebas de que los estrógenos, en particular el estradiol,

protegen contra el daño inducido por el amiloide beta y los cambios relacionados con la proteína son

convincentes.

Otros hallazgos indican que el tratamiento previo con estradiol es eficaz para limitar la disfunción

mitocondrial, a través del mantenimiento de la homeostasis del calcio y la activación de mecanismos en la

protección de las neuronas contra la neurotoxicidad por amiloide beta.

Estos descubrimientos son congruentes con los estudios epidemiológicos que señalan que las mujeres

se benefician más de la TRH cuando la comienzan durante la menopausia, o poco después de ella.

Asimismo, se implicó la terapia de reemplazo hormonal como beneficiosa para el transporte y la

comunicación de neuronas en la enfermedad de Alzheimer. Además, se comprobó que el tratamiento

previo con estrógeno redujo el daño neuronal y disminuyó la isquemia.

Preparados transdérmicos

Los estrógenos pueden ser beneficiosos antes de los períodos de “estrés neuronal” o durante ellos. Sin

embargo, no sólo es fundamental el momento oportuno de la TRH, sino también la vía de administración.

Los preparados orales, que generalmente han consistido en estrona, están sometidos a metabolismo

hepático y a un aumento de los riesgos tromboembólicos.

Por el contrario, los preparados transdérmicos evitan estos problemas y conducen a un estado constante

de equilibrio. Se observó que los transdérmicos comunicaban efectos beneficiosos sobre la cognición,

comparados con sólo un 55% de aquellos que utilizaban preparados orales.

Por otra parte, hay que aplicar mayor atención a la mejor estrategia farmacéutica para administrar la TRH. En

Las pacientes que se encuentran en riesgo de EA, el mejor régimen de dosificación parece ser el

tratamiento previo y después la exposición continua.

El “sesgo de la célula sana” sugiere que la progesterona puede ser protectora si es introducida antes o

durante los períodos de estrés neuronal, pero puede ser nociva si se administra después de que las

células han avanzado hacia la degeneración. En consecuencia, se necesita una mayor investigación

para comprenderqué tipos de pacientes deben recibir qué tipos de estrógenos, en cuál etapa de sus

vidas y en qué estadio de la enfermedad.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
812
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.