Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Loboalpha Info escriba una noticia?

Marines con licencia para matear

11/06/2012 02:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image La costa uruguaya es hoy un teatro de operaciones de la fuerza militar más letal de los Estados Unidos: los temibles marines Seals. El comando que asesinó a Osama Bin Laden entrena al Cuerpo de Fusileros Navales uruguayos. El Consejo de Defensa regional no fue consultado al respecto.

por Emiliano Guido / Miradas al Sur

La costa uruguaya, un punto estratégico de la Cuenca del Plata, hoy es un teatro de operaciones de la fuerza militar más letal y despiadada de los Estados Unidos: los temibles marines Seals. En concreto, quince militares de este grupo de elite del Pentágono, encargado de liquidar en cuarenta minutos al ex número uno de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, y que tuvo una participación central en la invasión a Panamá de 1989, está entrenando desde el último 15 de mayo, y por un mes de duración, al Cuerpo de Fusileros Navales de la Armada uruguaya en "intervención de embarcaciones ilícitas".

El hecho cobra relevancia por varios motivos. En principio, el ejercicio de cooperación en defensa suscripto por el ejército uruguayo con una potencia militar extrarregional no fue informado al Consejo de Defensa Sudamericano (CDS), como acordaron hacer los ministros del área en la Cumbre de Quito de 2010 en un intento de armonizar las relaciones entre las Fuerzas Armadas vecinas. Pero, además, el acuerdo entre Montevideo y el Pentágono va a contramano de todo lo que avanzó el proceso de integración regional en materia de seguridad y defensa. Es decir, durante los últimos años, en Sudamérica perdió influencia la Doctrina de Seguridad Nacional, se cerró la Escuela de las Américas y se creó un Centro de Estudios en Defensa dentro del CDS. En este contexto, entonces, resulta ilógico pensar que un comando integrado por marines al estilo rambo esté operando en la apacible ribera oriental, un lugar que parece estar más a tono con la alta temporada veraniega que en ser un foco más del terrorismo global islámico.

Igualmente, una alta fuente parlamentaria del Frente Amplio –quién pidió no dar su identidad– justificó a Miradas al Sur la decisión del gobierno uruguayo por el hecho de que: "Nuestro ejército quiere entrenarse con los mejores. También tenemos un acuerdo de cooperación con las fuerzas armadas venezolanas. Por ser un país con una extensa frontera marítima tenemos obligaciones para frenar la pesca ilegal o el narcotráfico. Igualmente, el próximo lunes (por mañana), el tema será discutido en la mesa política del partido, donde la presidenta de la Comisión de Defensa (que pertenece a la corriente interna que lidera el presidente José Mujica) del Parlamento dará un amplio informe a los compañeros".

Sin embargo, el líder sindical Juan Castillo –candidato a presidir el Frente Amplio en los últimos comicios internos– mostró un criterio contrapuesto cuando hablo con Miradas al Sur sobre esta polémica: "El ingreso de los marines norteamericanos a nuestro país nunca fue discutido en las filas del Frente Amplio ni tampoco se hizo público en la agenda legislativa.

Más sobre

Lamentablemente, un tema tan sensible se aprobó sobre tablas en el Congreso sin previo paso por ninguna comisión parlamentaria. Hay más información en el exterior que en el propio Uruguay sobre la estadía en nuestro país de los soldados de elite estadounidenses".

Una vez que este semanario se anotició, según Castillo, del cepo informativo sobre los marines norteamericanos, intentamos hablar con el Ministerio de Defensa oriental. En la cartera dirigida por el ex guerrillero tupamaro Eleuterio "El Ñato" Fernández Huidobro, pudimos hablar vía telefónica con el asesor ministerial Roberto Caballero, quien se limitó a decir: "De este tema no hablamos. Es un asunto de la Armada". Pero, en dicho cuerpo, el capitán de navío Sergio Bique –jefe de Relaciones Públicas de la Armada– ya aclaró que: "Este curso forma parte de los adiestramientos para prepararse en las contingencias ilícitas de buques por piratería o por terrorismo". Por último, alguien que es parte de la mesa chica regional cada vez que hay una cumbre de defensa explica este desajuste entre el poder político y el militar de forma contundente: "El caso de los Seals es un ejemplo del bajo nivel de conducción política que ejercen algunos ministerios de Defensa y los gobiernos nacionales sobre las FF.AA. Estos cuerpos castrenses se siguen manejando en sus relaciones externas, en particular con los EE.UU., en base a un esquema viejo, perimido, propio de las últimas dictaduras".

Por otro lado, según la periodista de Visión Siete Internacional Telma Luzzani –quien en pocos meses publicará un libro titulado "Las bases militares norteamericanas y la IV Flota en Sudamérica–, la decisión del gobierno uruguayo sigue siendo difícil de justificar. "Es llamativo por dos situaciones. Primero, Uruguay no avisó al Consejo de Defensa Sudamericano, donde ya se acordó intercambiar información en presupuestos militares y ejercicios de cooperación. Además, Unasur casi se quiebra dos años atrás cuando el ejército colombiano, con el auxilio del Comando Sur, violó la soberanía de Ecuador y quedó al desnudo la presencia militar extra-continental en Sudamérica.

Por último, si la excusa es que se trata de un acuerdo existente previo, tampoco es valedero como razón. Por caso, el gobierno argentino acaba de revocar, políticamente, el convenio que la provincia de Chaco había hecho con el Pentágono", advierte Luzzani, y acto seguido aclara que "el problema no es el ejercicio en sí, sino que le abrís las puertas a una fuerza extranjera y que le das la posibilidad de reconocer tu territorio, de generar lazos entre los ejércitos; le regalas, en definitiva, inteligencia e información". Por último, Juan Castillo reconoce que "es un profundo error del gobierno pactar un contrato militar con la armada norteamericana porque lesiona la histórica posición latinoamericanista del Frente. Esto, claro, evidencia las contradicciones de nuestra fuerza política". Desajustes y diferencias de criterio internas que estuvieron al rojo vivo cuando el ex presidente Tabaré Vásque para defender la papelera Botnia con el auxilio del Comando Sur norteamericano.


Sobre esta noticia

Autor:
Loboalpha Info (361 noticias)
Fuente:
blogger.loboalpha.com.ar
Visitas:
280
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.