Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Buenavida escriba una noticia?

Meditación guiada antiestrés

27/11/2012 17:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Práctica Meditativa de Mindfulness Atención Plena está sostenida por lo que se llama “sentido profundo de coherencia”. Es una ley ética (no moral) regida por la conciencia (darse cuenta). Así, la Atención Plena es la Práctica de la Conciencia, con mayúsculas,

Meditación guiada antiestrés Por Clara Badino / Especial. Una herramienta para desarmar, gradualmente y a través de la práctica sistemática, los condicionamientos y conductas instaladas que cultivan el sufrimiento. http://www.clarin.com/buena-vida/salud/Gentileza-Dr-Carlos-Martinez-Sagasta_CLAIMA20121126_0133_17.jpg

Los cambios neurobiológicos causados por la meditación han sido científicamente comprobados.

/ Gentileza Dr. Carlos Martínez Sagasta. Audio:

Una sesión para reconocer y vaciar tensiones.

La Práctica Meditativa de Mindfulness Atención Plena está sostenida por lo que se llama “sentido profundo de coherencia”. Es una ley ética (no moral) regida por la conciencia (darse cuenta). Así, la Atención Plena es la Práctica de la Conciencia, con mayúsculas, al servicio de una vida plena que incluye todo sin excluir nada.

Desde esta perspectiva, la salud no es necesariamente la ausencia de enfermedad.

Este profundo sentido de Conciencia que se va cultivando con la práctica disciplinada no tiene objetivos ni metas: no puede haber objetivos ni metas hablando del momento presente, sino la intención de practicar para ir gradualmente desarmando los condicionamientos, conductas instaladas en la mente que cultivan el sufrimiento.

Desde la Práctica, el punto de partida (y de llegada) es la intención. Una intención puesta al servicio de la reeducación mente-cerebro-cuerpo, que actúa sólo en el momento presente, Aquí y Ahora, y que será el primer eslabón para pasar al siguiente: el compromiso de disciplinarse en la práctica para generar cambios profundos.

Esta mirada “coherente” desde el concepto suena y resuena lógica y racional, pero no deja de ser intelectual. Liberar la mente intelectualmente es muy diferente a liberarla experiencialmente.

Los cambios neurobiológicos que la medicina basada en evidencia científica comprueba (a través de las mediciones que surgen de una tecnología cada vez más refinada, impensable hace unos años) se dan en respuesta a la experiencia.

Es decir, la experiencia, y sólo la experiencia, tiene el poder de modificar por acumulación de práctica, mapas neuronales, circuitos cerebrales, patrones mentales incluso engrosando (esto se denomina del estado al rasgo, que será tema en otra columna) áreas relacionadas con un manejo acertado del sufrimiento, estrés, hacia un sistema inmune más estable.

Cuando las personas llegan con la intención de entrenarse en la Práctica Meditativa de Mindfulness Atención Plena, en la primera clase de todos los formatos de los cursos del Programa MBSR se les pregunta qué lugar ocupa en su escala de prioridades la salud mente-cuerpo.

Como antes de llegar a esta primer clase han completado un Cuestionario Inicial de casi 160 preguntas sobre salud mente-cuerpo, ya han tenido una primera toma de Conciencia: que si bien intelectualmente la salud ocupa el primer lugar, el sentido de coherencia (como ley ética interna), falla a la hora de tomar un rol activo para poner en marcha recursos internos.

Por lo tanto, si tomamos un punto de partida más cercano a lo real (real como experiencia), nos “damos cuenta” que en la escala de prioridades un sentido de No coherencia prevalece para que esta misma prioridad ocupe casi el último lugar, si aún el cuerpo no ha dado muestras evidentes (aunque sí tal vez sutiles y pequeñas) de desequilibrio.

Así, en la primera clase sugerimos a las personas que durante la duración del entrenamiento reacomoden esta escala de prioridades, y busquen en su interior un sentido de coherencia que ha quedado enterrado por los automatismos y su salud mente-cuerpo.

Que ocupe esas primeras semanas, en primer lugar, para comenzar a hacer la Práctica Formal: parar, detenerse, observar sin juicios, darse cuenta, ver con claridad, distinguir, diferenciar, y elegir qué conductas cultivar para Vivir Plenamente. Esta plenitud, no excluye la incomodidad. Esta simple práctica puede ser desoladoramente difícil.

Dos Interrogantes: intente no responderlos conceptualmente y desde la experiencia observe sin juicios y con sentido del humor (una columna importantísima que sostiene la Práctica cuando de salud mente-cuerpo se trata):

1 - ¿Qué lugar ocupa en su escala de prioridades la Salud mente-cuerpo?

2 - ¿Puede Ud. encontrar el tiempo y crear un contexto para que su mente pueda desaprender lo aprendido?

Recuerde: “No es lo que le está sucediendo en sí mismo, o lo que sucede a su alrededor… sino la manera en que la mente se relaciona con esto que está sucediendo”.nte

Asuma esta responsabilidad.

Esta semana realice la Segunda Meditación del Escaneo del Cuerpo, que ofrecemos aquí. Fuente

Clara Badino es Directora General de Visión Clara Mindfulness Argentina.


Sobre esta noticia

Autor:
Buenavida (74 noticias)
Visitas:
539
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.