Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sajara escriba una noticia?

Mentiras reconocidas de la guerra a las drogas

05/04/2016 21:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es imprescindible leer esta nota...

Se cumplen 45 años del inicio de la una de las 'Política de Estado' más nefastas de la historia iniciadas por USA en los últimos tiempos, la llamada GUERRA A LAS DROGAS 'War on Drugs'. Global Research lo recuerda publicando las declaraciones de uno de sus diseñadores, El ex alto consejero de la Administración Nixon, JOHN EHRLICHMANN. En varias entrevistas reconoció que se basaron en información falsa conseguir su objetivo político, que no era otro que continuar con la guerra de Vietnam. Para ello se tenían que deshacer de la oposición real, los movimientos sociales. Fue una operación en tres fases. Primero se criminalizaron las drogas, después usaron las drogas como vínculo criminalizador con los movimientos sociales. Finalmente se realizó la purga, y la atención se centró sobre el escarnio mediático. Los belicistas pudieron así continuar con sus planes con las manos libres; hasta el escándalo Watergate. NINGUNO DE SUS OBJETIVO DECLARADOS, como la protección de la Salud Pública, eran objetivos reales o a v alados por la evidencia. Tampoco el combatir la criminalidad, ni si quiera el sucio dinero. Los informes sanitarios presentados fueron tergiversados o promocionados, pura pseudociencia. El sistema se fue degenerando. Las distintas agencias se volvían permisivas mientras el estado incrementaba sus actividades represivas contra la disidencia. Finalmente fueron las propias agencias las que controlaban la introducción de droga hasta conformar la industria que vemos hoy en día a su alrededor. A pesar de que sus ideólogos reconocieron la autoría y fines, y que la doctrina acumula evidencias científicas y reputados detractores en contra, no se ha consiguido convencer al público de que fue un complot en toda regla.

ESTE HECHO Y OTROS DE SIMILAR CALIBRE (Guantánamo y otras cárceles secretas, armas de destrucción masiva de Irak, escondite de Bin Laden en Afganistan...) nos dan pie a cuestionarnos la veracidad del resto de 'Políticas de Estado', desde las grandes políticas contra el terrorismo, tráfico armas, tráfico de blancas o migrantes... o la política nuclear o la actual económica basada en la Teoría Monetaria Moderna. Simples mentiras de despacho, mentiras encadenadas, mentiras convenientes, mentiras reconocidas.

ANTECEDENTES CRIMINALES . La introducción de drogas para acabar con movimientos políticos no era nueva. Los ingleses la usaron en la famosa "GUERRA DEL OPIO" contra China a mediados del siglo XIX afianzando su control sobre la región por más de 100 años. LA POLÍTICA REPRESIVA tampoco era nueva, lo que sí era nuevo fue la escala, la intensidad y el despliegue mediático. Antes de la doctrina de 'Guerra a las drogas' eran muy poco imaginativos, se buscaban Traidores. En un principio el BOI de Hoover, Boureau of investigation, antecesor del FBI, y después este, cargaron contra la clase trabajadora entre los años 10-30. La caza se saldó con 12.000 detenidos reconocidos, entre ellos Emma Goldman, la destrucción de los grandes sindicatos y la mayor parte del movimiento obrero organizado.

LE SIGUIÓ LA PURGA ROJA DEL COMUNISMO contra las clases medias-altas y su búsqueda de pervertidos en los años 40-50, acabando tanto con los partidos socialista como comunista del país, y afianzando el bipartidismo y el neoliberalismo. La llamada Caza de Brujas del Macartismo llegó a Hollywood, llevándose a C. Chaplin, A. Bessie, el guionista D. Trumbo o al director E. Dmytryk por delante.

Disipado el "Terror Rojo" los movimientos antirracista y antibélico amalgamaron a la sociedad americana de los 60, oponiéndose a la POLÍTICA DE ESTADO. En 1971 Nixon, representante del Profundo neoconservador, imperialista, supremacista y colonialista, hace público ante la ONU un sistema perfecto de control de masas, que a demás permitía la intervención militar en otros países. Había nacido la Guerra a las Drogas, expandida por el resto de países del mundo en un tiempo record. Esta vez los líderes negros Martin Luther King y Malcom X fueron directamente asesinados.

Por 20 años más USA compitió con la URSS mediante su política imperialista tradicional de intervenciones militares. Tras la caída de la URSS en 1991 no había ningún país o coalición capaz de hacer frente al país que ostenta la mitad del gasto mundial en Defensa. En 2001 las élites de USA dan un paso adelante, Perpetran el autoatentado de las TORRES GEMELAS y manteniendo la misma doctrina de "Tolerancia cero", GW Bush declara el WAR ON TERROR. Con ella consigue su patente de corso de intervención a gran escala y la militarización del país.

Se puede ver una continuidad en estas dos últimas políticas, ya que los planes internos han sufrido mínimos cambios. Desde 1971 USA ha duplicado sistemáticamente cada 10 años su número de presos y hoy en día se producen unas 8.000 intervenciones de la SWAT al año, las comunidades se mantienen artificialmente separadas y el bipartidismo no se cuestiona. El afán por el suministro de drogas solo es tan rapaz como por el de petróleo, lo que ha llevado a las élites a intervenir en países tan dispares como Panamá, Colombia, Afganistán, Irak, México o Yugoslavia.

EN ESPAÑA el impacto directo de la nueva política fue la entrada masiva de droga en las áreas obreras mediada por la policía [Informe Navajas], dejando unos mal contados 40.000 muertos en 10 años y cientos de miles de drogodependientes, en lo que posteriormente se llamaría la Generación Perdida. Si en USA son las agencias las que controlan los flujos de drogas en España el Estado detenta el control por medio de los distintos cuerpos policiales, en concreto la red UDyCO.

LA CRIMINALIZACIÓN ES UNA NECESIDAD DE LOS ESTADOS, indispensable para el mantenimiento de todo régimen. Psicológicamente las personas no luchamos contra personas, nos damos lástima, empatizamos, fraternalizamos, no ayudamos. Luchamos contra monstruos, contra lo que nos da miedo. Para perpetuarse y encubrir sus maniobras el Estado necesita crear un monstruos y esto se hace por medio de la criminalizción de las personas. Ya hemos visto lo que oculta la Guerra a las Drogas o la Guerra al Terror, más drogas y terror. En un esfuerzo de lectura inversa la próxima vez que veáis titulares de los haters mediáticos oficiales como "el Estado declara la Guerra a la pobreza", "Ganamos la Guerra al radicalismo" o "nuevos esfuerzos en la Guerra a la corrupción" no os quedéis en la superficie, preguntaos qué pretenden y cual es su objetivo. Os sorprenderéis.

EL EX-ALTO ASESOR del presidente Richard Nixon admitió hace años que la llamada "guerra contra las drogas" fue hecha apropósito pensando en los negros y los activistas contra la guerra de izquierdas. "Haciendo que el público asociara los hippies con marihuana y los negros con la heroína, y luego que penalizarlas duramente, nos permitía frenar estas comunidades." -John Ehrlichmann, ex ayudante de Richard Nixon .

El su 'REPORTAJE DE APRIL' de harpes.org , una investigación realizada por el periodista Dan Baum sobre los fracasos generalizados de la prohibición de las drogas, incluye un extracto de una entrevista de 1994 entre Baum y el asesor de Nixon, John Ehrlichman, que murió en 1999. Un pasaje en particular, se difundió el martes:

"¿QUIERES SABER DE QU? IBA REALMENTE TODO ESTO?", Preguntó con la brusquedad de un hombre que, después de la vergüenza pública y de un periodo en una prisión federal, le quedaba poco que proteger. "La campaña de Nixon en 1968, y la Casa Blanca de Nixon después, tuvo dos enemigos: los antibelicistas de izquierdas y los negro. ¿Entiendes lo que estoy diciendo? Sabíamos que no podíamos hacer ilegal el que se esté contra la guerra o el ser negro, pero si conseguíamos que el público asociara a los hippies con marihuana y a los negros con la heroína, y luego las penalizabamos duramente, podríamos frenar a estas comunidades. Podríamos detener a sus líderes, atacar sus hogares, romper sus reuniones, y vilipendiarlos noche tras noche en las noticias de la noche. Que si sabíamos que estábamos mintiendo sobre las drogas? Por supuesto que sí." John Ehrlichman. La cita aparece pronto en el reportaje, apoyando la tesis central de Baum - QUE PARA GANAR LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS, DEBE TERMINAR LA PROHIBICIÓN -. Se comprueba que la legalización de la marihuana medicinal y recreativa ha alcanzado gran popularidad en todo los EEUU, y que muchos países están despenalizando hasta las drogas más duras como la cocaína y la heroína como parte de un nuevo esfuerzo, más humano para tratar la adicción y la violencia ente mafias. "El creciente coste de la guerra contra las drogas es imposible de ignorar: miles de millones de dólares desperdiciados [billones!], derramamiento de sangre en América Latina y en las calles de nuestras propias ciudades, y millones de vidas destruidas por los castigos draconianos que no terminan en el puerta de la prisión; uno de cada ocho hombres negros han sido privados de sus derechos debido a condenas por delitos grave", escribe Baum. "Ahora, por primera vez, tenemos la oportunidad de cambiar el rumbo". "Legalizar todo", escribe. El próximo mes, las Naciones Unidas dedicarán una Sesión Especial de la Asamblea General de (UNGASS) para discutir sobre la política global de drogas. En el período previo a la reunión, Human Rights Watch `[lobby] pondrá de relieve la gama de violaciones de los derechos humanos que la guerra contra las drogas ha causado.


Sobre esta noticia

Autor:
Sajara (293 noticias)
Fuente:
elrincondelosimpios.blogspot.com
Visitas:
53
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.